presupuesto de 65 millones

Endesa y Gas Natural no iluminarán a Barcelona por discrepancias con Ada Colau

Ambas compañías han recurrido el concurso por considerar "discriminatoria" la cláusula que las obliga a luchar contra la pobreza energética

Foto: Ada Colau (EFE)
Ada Colau (EFE)

El Ayuntamiento de Barcelona, Endesa y Gas Natural son los tres nudos de un problema de difícil solución en la ciudad condal. Las dos grandes empresas energéticas, que hasta ahora se repartían el suministro de la capital, han renunciado a presentarse al contrato municipal para los próximos dos años. Tanto una como otra se oponen a la cláusula con la que el consistorio liderado por Ada Colau obligaba a las compañías ganadoras del contrato a firmar, en un plazo de seis meses, un convenio de pobreza energética, por lo que han decidido recurrir el concurso ante el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público.

Según recoge la ley catalana 24/2015, las eléctricas deben acatar una serie de obligaciones para luchar contra la pobreza energética. Entre ellas, solicitar un informe a los Servicios Sociales antes de cortar la luz por impago a un particular. Endesa y Gas Natural han argumentado a su favor que esta cláusula es discriminatoria para ellas, ya que su volumen de clientes es tal que aceptar estas medidas supondría grandes costes para ambas. De hecho, fuentes de ambas empresas han asegurado a Efe que no se han presentado porque para ellos supondría suscribir un compromiso "a ciegas".

El presupuesto de la licitación, de 65 millones de euros, se lo repartirán en esta ocasión pequeñas y medianas empresas del sector, quienes contra todo pronóstico presentaron sus ofertas dentro del plazo. Según 'El Periódico', en juego están los tres lotes, dos de baja tensión y uno de media tensión, que ha creado el Ayuntamiento para abastecer todos los edificios municipales de la ciudad, así como la red de alumbrado de las calles.

El órdago de Endesa y Gas Natural abre ahora un futuro incierto, ya que sería la primera vez que las dos grandes no se reparten el pastel energético. Además, el Ayuntamiento de Barcelona espera tener en marcha antes de dos años su propia empresa comercializadora de electricidad, gracias a sus fuentes de producción propias, como la incineradora de Besòs. El consistorio espera poder iluminar la ciudad y los edificios públicos, e incluso tener un excedente para dar servicio a unos 20.000 hogares.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios