Los sindicatos toman el relevo del 19J: “Estamos muy cabreados”
  1. España
  2. Cataluña
JORNADA EUROPEA CONTRA LOS RECORTES SOCIALES

Los sindicatos toman el relevo del 19J: “Estamos muy cabreados”

Los trabajadores de empresas en crisis, donde se puede incluir la Administración, toman el relevo de los ciudadanos indignados que este fin de semana salieron a la

placeholder Foto: Los sindicatos toman el relevo del 19J: “Estamos muy cabreados”
Los sindicatos toman el relevo del 19J: “Estamos muy cabreados”

Los trabajadores de empresas en crisis, donde se puede incluir la Administración, toman el relevo de los ciudadanos indignados que este fin de semana salieron a la calle en Barcelona. “Es que estamos muy cabreados. La palabra ya no es indignados, sino cabreados, por toda la situación”, señala a El Confidencial Encarna Fernández, secretaria general de la federación de Servicios Públicos de la UGT. Los grandes sindicatos se sumaron este domingo a las manifestaciones de los indignados y convocaron por correo electrónico y por mensajes de móvil a sus afiliados para asistir a la gran manifestación de Barcelona, a la que dotaron de contenido laboral. Pero ahora les queda su propia protesta, que tiene como objetivo frenar los recortes previstos por la Administración.

En Cataluña, además, la situación se complica, ya que en estos momentos se están discutiendo en el Parlamento autonómico los presupuestos para este año (no se pudieron aprobar en el último trimestre del 2010 debido a que el Parlamento había sido disuelto como consecuencia de la convocatoria de elecciones autonómicas). “El Gobierno de CiU, aunque es nuevo, nos hace un recorte histórico en sanidad, educación y servicios sociales. Y hemos de decir algo. Somos una de las comunidades en la que más recortes sociales se están haciendo”, añade la dirigente de la UGT.

Por ello, aprovechado una jornada de protesta a nivel comunitario, los sindicatos más representativos realizarán hoy una asamblea de delegados en la plaza del Rei [cercana a la plaza de Sant Jaume, sede de la Generalitat] para después realizar una concentración frente a Fomento del Trabajo (la CEOE catalana), con la carga ideológica que tiene el gesto, y terminar la manifestación ante el Parlamento de Cataluña, otro gesto simbólico, a última hora de la tarde.

“Los mercados financieros son los que están marcando la pauta. La política económica que se está dictando desde Europa no es la correcta. Además, en Cataluña tenemos un proyecto de presupuestos que nos recorta el gasto social. Ahora es la Administración la que aplica los recortes. Y después del 19-J, en que han salido a la calle miles de ciudadanos, tenemos que seguir luchando, porque estamos pagando la crisis todos los ciudadanos. Nuestra reivindicación es continuación del mensaje del 19-J”, dice a El Confidencial Roser Font, secretaria general de Enseñanza de la UGT.

“Se desmantela el estado del bienestar”

No es baladí su mensaje. Asociaciones de vecinos, sindicatos de estudiantes, colectivos de trabajadores sanitarios, de justicia o de servicios sociales se han adherido a la jornada de protesta de hoy. “Nuestros objetivos son comunes”, subraya Roser Font.

Ésta es una lucha por el estado del bienestar. Con los recortes que pretende la Generalitat, se está desmantelando este estado del bienestar. Hemos de mantener las prestaciones sociales. En sanidad, por ejemplo, con la Ley Ómnibus que pretende aprobar la Generalitat [esta ley supondrá la derogación, en un solo texto, de casi un centenar de leyes, decretos y normativas que habían aprobado los gobiernos del Tripartito] no nos queda ni espacio público. Al Instituto Catalán de la Salud, le quitan todas las competencias, por lo que su tarea la han de asumir mutuas privadas o los concesionarios que dicte el Gobierno. Y las listas de espera se doblarán. A partir de ahora, el que quiera una operación urgente, que se la pague”, dice a este diario Carme Navarro, secretaria general de Sanidad de Comisiones Obreras.

Aprovechando, pues, una jornada de protesta europea, los sindicatos españoles se suman a las protestas. Y, especialmente, los catalanes. “Los recortes ya se están aplicando desde hace semanas. Se están cerrando plantas de hospitales y quirófanos. Y esto provoca que haya gente que se empiece a apuntar a la sanidad privada, porque ven que la pública no les puede atender. En definitiva, se trata de una privatización encubierta. Y lo peor es que se está derribando un sistema que hemos pagado entre todos”, añade Navarro.

Curiosamente, la gran ofensiva sindical comienza el día en que Barcelona reúne a la cúpula del socialismo europeo, en una jornada convocada por la eurodiputada Maria Badia y que reúne, entre otros, al ex presidente Felipe González, o al presidente de la Alianza Progresista de Socialistas de Demócratas en el Parlamento europeo, Martin Schulz. Y fue precisamente éste quien, en su alocución de ayer por la tarde, criticó que la crisis a nivel internacional se solucione sólo con recortes presupuestarios en vez de centrarse en la redistribución de la riqueza. Y, especialmente, hizo hincapié en que la democracia de este siglo no puede seguir utilizando “las mismas estructuras” que la del siglo XX. Y, en la línea de los indignados, pidió una tasa que grave las transacciones económicas, ya que las pérdidas que han generado las crisis no la han de pagar solamente los contribuyentes, sino también el sector financiero, que tiene el grifo abierto para obtener créditos de los Gobiernos, mientras él cierra el grifo para dar créditos a los ciudadanos y a las empresas.

Indignados Dirección de empresas Sindicatos