La Junta detecta un aumento de la violencia filio-parental entre las chicas
  1. España
  2. Andalucía
DATOS DE 2019

La Junta detecta un aumento de la violencia filio-parental entre las chicas

Los datos del Gobierno autonómico indican que el 65% del total de chicas ingresadas en centros de internamiento ha cometido violencia filio-parental; en los varones este porcentaje es del 31%

Foto: Francisco Ontiveros, director general de Justicia Juvenil de la Junta de Andalucía.
Francisco Ontiveros, director general de Justicia Juvenil de la Junta de Andalucía.

La Junta de Andalucía ha detectado un repunte de los delitos filio-parentales en las menores andaluzas. Según datos facilitados a este diario por Francisco Ontiveros, director general de Justicia Juvenil y Cooperación del Gobierno autonómico, el 65% del total de chicas menores ingresadas en centros de internamiento han cometido delitos asociados a la violencia filio-parental. En los varones este porcentaje es del 31%.

De acuerdo con los datos de este departamento, hay en los centros andaluces un total de 1.475 menores internos. Están sujetos a dos regímenes, el ordinario y el terapéutico. Por el primero han ingresado 151 chicas y, de estas, 89 han sido por delitos de violencia contra sus padres, lo que supone más del 89 por ciento. Hay más chicos en esta situación, en concreto 236 sobre un total de 1.017, es decir, algo más de un 23 por ciento.

Por su parte, dentro del régimen terapéutico los números varían, aunque la incidencia es mayor en el caso de las menores. Porque, mientras el 61 por ciento de los chicos sujetos a esta disciplina lo están por violencia filio-parental, el porcentaje de las chicas es del 80 (44 de un total de 55). Los menores (ambos géneros) internos por este tipo de delitos representan un 35 por ciento de ese global de 1.475 menores.

Foto: Comisaría de Policía Nacional en Marbella (Málaga) - CNP

Los delitos contra el patrimonio continúan motivando el mayor número de internamientos, si bien sigue su descenso tanto en cifras absolutas como en valores porcentuales. En el último año, eso sí, ha descendido en tres puntos el porcentaje sobre el total de delitos, situándose en el 29% del total. El 33% de los menores ingresados, cuando ya han cumplido la mayoría de edad, han cometido delitos contra el patrimonio, el 18% son delitos de lesiones y el 10% se trata de delitos de torturas y contra la integridad moral, así como otro 10% de delitos contra la administración de justicia.

En Málaga, la provincia andaluza junto a Granada con mayor número de delitos y menor número de plazas, tendrá un nuevo centro en 2022 que podrá acoger un nuevo tipo de menores infractores, como son los terapéuticos (aquellos con problemas de salud mental o drogadicción) y las menores. Estos dos últimos perfiles no han podido recibir tratamiento en Málaga.

Un nuevo modelo de gestión

La Junta de Andalucía está cambiando la gestión de estos centros. El de Málaga ha sido el último que gestionaba de una manera directa la Administración autonómica y se ha unificado el modelo de gestión que se aplicará de manera indirecta con contrato administrativo a través de una entidad especializada. Los sindicatos tachan la medida de "privatización" y de la inquietud entre los empleados. La Junta niega que sea una privatización y dice que todos serán reubicados.

“Se trata de un modelo que presta un mejor servicio en las necesidades socio-educativas con los menores que el que teníamos antes. La gestión que heredamos era del Estado y la Justicia juvenil ha evolucionado mucho desde la década de los 80”, destacó Ontiveros.

Desde hace un año, y coincidiendo con la pandemia, se ha producido un importante descenso en la ocupación de plazas. De un total de 766 plazas disponibles en toda Andalucía, 200 están desocupadas. Estas plazas se pagan al 80% cuando no están ocupadas. Aun así, la propuesta de la Junta es mantener las plazas; no mermarlas, sino distribuirlas.

Las provincias de Almería y Cádiz tienen una sobredotación de plazas y Málaga y Granada están infradotadas, pese a que estos dos territorios cuentan con la población infractora menor de toda Andalucía. “En esta realidad, son importantes también las decisiones judiciales y en Málaga y Granada apuestan más por medidas de internamiento. En la Junta, facilitamos el cumplimiento de las medidas de los menores infractores”, señala Ontiveros.

Los juzgados de la provincia de Málaga han impuesto el 27% del total de las medidas iniciadas en Andalucía en 2019. En términos porcentuales, en relación con el total de medidas impuestas en Andalucía, han disminuido en dos puntos las medidas impuestas por los juzgados de Cádiz y en un punto las de Granada, Jaén y Huelva. Además del aumento de dos puntos en las medidas en Málaga, han aumentado en un punto las medidas en Sevilla.

placeholder Francisco Ontiveros.
Francisco Ontiveros.

En Málaga, hay 15 plazas para varones menores. El nuevo centro que abrirá el año que viene tendría 50 plazas para chicos, chicas y terapéuticas. En Granada, se van a ofertar 32 plazas más, hasta llegar a 46. Mientras que en el resto de provincias la mayoría de los menores cumplen sus medidas en sus territorios, en el caso de Málaga y Granada, están fuera de la provincia de origen.

Intervención mediadora

Esta circunstancia supone un perjuicio de los programas educativos que pretenden la reinserción del menor, porque hay que trabajar con la familia. Y si esta familia tiene problemas económicos y tiene que hacer un desplazamiento, “se hace muy difícil la intervención mediadora de la Junta, sobre todo en determinado tipo de delitos como los filio-parentales”, indica el director general de la Junta.

Noticias de Andalucía
El redactor recomienda