NO HAY UN SOLO DEPÓSITO JUDICIAL EN CÁDIZ

Las narcolanchas incautadas colapsan Algeciras y nadie sabe qué hacer con ellas

Las instalaciones de Policía y Guardia Civil en el Campo de Gibraltar están atestadas de 'gomas' del narcotráfico, que fueron prohibidas en 2018 sin prever cómo deshacerse de ellas

Foto: Narcolanchas amontonadas en el puerto de Algeciras.
Narcolanchas amontonadas en el puerto de Algeciras.

Una montaña de embarcaciones neumáticas se apila en un rincón del muelle del servicio marítimo de la Guardia Civil en Algeciras. Son narcolanchas destinadas al tráfico de hachís entre Marruecos y España que han sido requisadas y ahora nadie sabe qué hacer con ellas. Lo normal es que sean almacenadas en un depósito judicial, pero en el Campo de Gibraltar, el lugar donde se incauta el mayor número de coches robados y barcos procedentes del crimen organizado, no existe ni un solo depósito donde guardar todo ese material. Poco a poco, las dependencias policiales se están inundando de 'gomas' en una imagen propia de un país en vías de desarrollo.

El problema comenzó el pasado 27 de octubre. Ese día, el BOE publicó el real decreto que declaraba ilegales este tipo de embarcaciones utilizadas para el trasiego de droga en el estrecho de Gibraltar. Desde entonces, Guardia Civil y Policía deben requisar cualquiera de estos barcos que encuentren bien en alta mar o sobre un tráiler en la carretera, esté o no cargado de hachís. Lo que el Ministerio del Interior no previó es qué hacer luego con ellas. Tan es así que los mandos policiales llevan ya meses pidiendo a sus agentes que no incauten más narcolanchas, puesto que no saben dónde meterlas y les genera un problema.

Varias 'gomas' estacionadas en un rincón en dependencias policiales de Algeciras.
Varias 'gomas' estacionadas en un rincón en dependencias policiales de Algeciras.

"Estamos desbordados, no hay espacio físico para todos esos barcos. El muelle del servicio marítimo de la Guardia Civil de Algeciras es intransitable ya", afirma José Encinas, portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en el Campo de Gibraltar. "El real decreto fue una buena decisión, nosotros llevábamos tiempo pidiendo la prohibición de las narcolanchas. Pero lo que no puede ser es esto. Tenemos 40 amontonadas en el servicio marítimo y en Policía y Vigilancia Aduanera tienen las suyas también. Es un peligro, porque los materiales son inflamables y están cargadas de combustible, y también son muy contaminantes por los plásticos y la fibra de vidrio que utilizan. No nos parece serio estar así".

Ninguna empresa quiere gestionar un depósito judicial porque dicen que la Junta de Andalucía no paga el servicio y les lleva a la ruina

El motivo por el que no existe un solo depósito judicial en Cádiz ayuda a completar este cuadro grotesco: ninguna empresa se presenta a los concursos para gestionar un depósito porque, argumentan, la Junta de Andalucía luego no paga el servicio y les manda a la quiebra. Van ya varias empresas que han tenido que cerrar depósitos judiciales porque el negocio es deficitario. Los dos últimos concursos públicos han quedado desiertos.

Varias narcolanchas llevan meses incautadas en el Campo de Gibraltar.
Varias narcolanchas llevan meses incautadas en el Campo de Gibraltar.

El último depósito que operó en el Campo de Gibraltar cerró hace más de un año. Lo gestionaba Grúas Sur Europa, que reclama seis millones de euros al Gobierno andaluz. Cuando cerró, en mayo de 2018, dejó sin custodia unos 3.500 coches y 1.000 embarcaciones incautadas al crimen organizado. Las instalaciones han sido objeto de docenas de robos y la Junta se lava las manos. De hecho, antes del cierre informó a la empresa de que sus instalaciones no constan como depósito judicial, y por lo tanto se desentiende de cualquier pago.

"Cuando cerraron el último depósito en San Roque, ahí se quedó todo lo incautado al narcotráfico tirado por el suelo y sin vigilancia. Claro, en poco tiempo ya estaban los narcotraficantes entrando al depósito a recuperar los motores de las lanchas, que cuestan un dinero. También algún volante ha desaparecido. Es una escena bastante kafkiana", se queja Paco Mena, portavoz de la plataforma Por tu Seguridad, Por la Seguridad de Todos.

Narcolancha tirada en un depósito en el Campo de Gibraltar. (EFE)
Narcolancha tirada en un depósito en el Campo de Gibraltar. (EFE)

Desde hace un año, los coches de alta gama, las motos del contrabando de tabaco y ahora las enormes 'gomas' se amontonan en los cuarteles y las comisarías gaditanas a la espera de que poco a poco vayan saliendo en subastas judiciales o regresen a manos de sus legítimos propietarios.

En realidad, el único depósito judicial en toda Andalucía occidental se encuentra en Sevilla, a 180 kilómetros de distancia de Algeciras. "Cuesta más dinero montar un operativo para llevar una narcolancha desde Algeciras a Sevilla que lo que luego se podría sacar por vender lo que es la goma. Aparte del uso de recursos policiales que precisa ese transporte", protesta Encinas.

Por su parte, Mena advierte: "Un traslado de este tipo es peligroso. Una embarcación de estas, si conserva los motores, puede costar entre 200.000 y 400.000 euros y el convoy se arriesga a una emboscada. El pasado verano, en Conil de la Frontera, robaron la grúa que estaba transportando una narcolancha y puede volver a ocurrir fácilmente".

Imposibles de vender

La plataforma ciudadana y los sindicatos policiales exigen a la Junta de Andalucía sacar ya el concurso público para poder reabrir al menos un depósito judicial en el Campo de Gibraltar, donde históricamente operaban dos. "Es un problema que viene del anterior Gobierno andaluz, pero se lo hemos exigido a la nueva Consejería de Justicia", subraya Mena. "Luego habrá que decidir qué hacemos con todas estas embarcaciones. Un coche o una moto es más fácil sacarlos a subasta, pero estas lanchas no tienen salida".

Las 'gomas' pueden alcanzar un valor de 400.000 euros debido a sus costosos motores.
Las 'gomas' pueden alcanzar un valor de 400.000 euros debido a sus costosos motores.

Una opción sería desguazar y revender por partes las lanchas, en especial los motores, que cuestan decenas de miles de euros. "El dinero que se obtiene en las subastas se reparte al 50% entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Plan Nacional sobre Drogas. Eso hace aún más importante resolver este problema. No podemos tener material de tanto valor pudriéndose en las comisarías o dejándolo tirado en cualquier sitio para que los narcotraficantes lo vuelvan a robar", protesta Mena.

La sorprendente falta de recursos para luchar contra el narcotráfico se completa con el sistema para incinerar la droga incautada en el estrecho de Gibraltar. Puesto que no existe ninguna incineradora que cumpla los requisitos en toda Andalucía, los camiones, con hasta 40.000 kilos de droga en sus remolques, son enviados a una incineradora en Avilés (Asturias), a 1.000 kilómetros de distancia de Algeciras.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios