golpe al narcotráfico

La Policía busca a ‘El Yeyo’, el narco de la Fórmula 1 del mar que desapareció volando

El Gobierno informa de una macroperación policial contra la mayor red de narcotráfico de hachís de la Península y piden ayudar en Twitter para dar con su cabecilla

Foto:  Foto: EFE.
Foto: EFE.

Su foto está por primera vez en la cuenta de Twitter de la Policía Nacional. Un chico joven, moreno, “un empresario onubense conocido como Yeyo”, cabecilla de una de las principales redes de narcotráfico de la Península y que ha logrado huir. Su fuga ensombrece una gran operación policial que ha concluido con 14 detenidos, cinco toneladas de hachís aprehendidas, seis embarcaciones, motos de agua, armas de fuego retenidas y un helicóptero, una avioneta y un ultraligero interceptados en la operación, lo que da cuenta de la magnitud de la banda caída.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, se felicitó este jueves por una operación que ha tenido la colaboración de todos los cuerpos policiales y de la Agencia Tributaria. Habló de la caída de “una de las organizaciones criminales más importantes de la Península”. La espinita, por lo que aún queda abierta, es la fuga de su cabecilla.

Yeyo es un viejo conocido en el mundo del narcotráfico. Fue condenado por primera vez en 2009 a un total de once años prisión en dos sentencias distintas. Ahí se truncó su carrera deportiva. Sergio Jesús Mora Carrasco era Mora en el ámbito deportivo, patrocinado por importantes marcas, y Yeyo en el mundo del hachís. Despuntó en la competición conocida como Fórmula 1 del mar como piloto de Powerboat Class 3. Su hazaña en el ámbito deportivo protagonizó titulares de prensa. Fue justo cuando se disponía a dar un salto a una categoría aún más rápida, la Class 1, convirtiéndose en el primer piloto español de la historia en el máximo nivel, cuando fue detenido. La sorpresa no era tal para las fuerzas de seguridad, que lo seguían desde hacía mucho. Él llegó a pedir su indulto por sus hazañas deportivas.

30 millones de patrimonio

La Policía lleva muchos años vigilándolo muy de cerca. Según los cálculos difundidos por la Agencia Tributaria llegó a contar con un patrimonio de 30 millones de euros a nombre de terceras personas. Sus antecedentes policiales se remontan a cuando era menor de edad: robo de vehículos, estafa, falsedad documental...

Yeyo acabó el cárcel por estar detrás de dos alijos de hachís aprehendidos en 2002 y 2006. Fue condenado en 2007 a cuatro años y seis meses de cárcel. En febrero de 2009 esa sentencia se hizo firme y entró en la cárcel. En ese momento ya tenía una segunda condena a siete años de cárcel por otro alijo de hachís, que también recurrió. Esos once años de prisión no se han cumplido. Fue un preso discreto y colaborador. En eso también tuvo habilidad, dicen quienes conocen de cerca el caso. De él alaban su capacidad para las relaciones públicas y que es uno de los pocos 'narcos' que no prueba la droga que vende. Salió de la cárcel en 2015. Sus negocios habían crecido. Su emporio de la droga seguía viento en popa y extendiéndose al Algarve, en el sur de Portugal.

Cuando salió de la cárcel en 2015 su emporio de la droga había crecido pese a la presión policial y se extendía de Marruecos al Sur de Portugal

Se convirtió en el jefe de la ruta del hachís al lograr meterse en bolsillo a los grandes narcos de Marruecos. También con importantes sobornos que no dejaron atrás a agentes de la Policía y Guardia Civil. Su zona es Huelva donde suma lujosas propiedades en varios municipios, con fincas en El Rocío o la Marina del Rompido.

Huida en octubre

Mora logró huir de la Policía en un helicóptero en una fuga de película desde una hacienda de Huelva, conocida como lujoso lugar de celebraciones y reuniones. El periódico 'ABC' dio cuenta de esa huida, que se produjo en octubre, el pasado 2 de noviembre. Ahora lo admiten las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que entonces prefirieron callar porque la operación estaba en marcha y bajo un estricto secreto, explican a El Confidencial.

La investigación ha sido dirigida por la Fiscalía Antidroga y la Audiencia Nacional. Comenzó hace casi dos años y vigilaba importantes entradas de hachís por el río Piedras de Cartaya (Huelva) con un sofisticado sistema de transporte, teléfonos encriptados y seguridad paralimitar, supuestamente dirigida por mafias rusas. La banda del Yeyo estaba a punto de dar un salto cualitativo en su actividad delictiva. Iban a inaugurar, informa la Policía, un narco aeroclub, lo que les permitiría introducir cocaína a través de hidroaviones.

La banda caída estaba a punto de inaugurar un 'narco aeroclub' para entrar cocaína por hidroaviones

La última condena firme sobre este narcotraficante se remonta a 2015, cuando la sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva lo condenó a tres años y dos meses de cárcel y una multa de cinco millones de euros por adquirir con dinero del narcotráfico una larga lista de bienes que no estaban a su nombre. 15 coches, una motocicleta, cuatro barcos, ocho viviendas, garajes y trasteros en Marbella; dos chalets en El Rompido y Trigueros; nueve pisos en Huelva y una vivienda en Lepe; cuatro locales comerciales (dos en Huelva y dos en Punta); y tres naves (dos en Mazagón y una en Huelva)... formaban parte de aquella sentencia, que reveló un perfeccionado sistema de ingeniera financiera, a través de varias empresas, para blanquear dinero.

Fuentes próximas a la operación admiten que estuvieron muy cerca de detener al capo onubense de la droga y alegan que dispone de un complicado sistema de protección y seguridad que lo mantiene alerta cada minuto. Su seguridad, dicen, es su obsesión. Esta vez se marchó en helicóptero. Él hizo de la velocidad y la droga su forma de vida.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios