apertura de juicio oral

Guerrero (exdirector de los ERE) y el chófer de la cocaína, a juicio por cinco delitos

Deberán pagar entre los dos una fianza de tres millones de euros

Foto:  Francisco Javier Guerrero, ex director general de Trabajo de la Junta. (EFE)
Francisco Javier Guerrero, ex director general de Trabajo de la Junta. (EFE)

Francisco Javier Guerrero, exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía, y el conductor Juan Francisco Trujillo, más conocido como el chófer de la cocaína, serán juzgado por cinco delitos tras la el acuerdo de apertura de juicio oral contra ellos decretado por la juez titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla.

Guerrero como Trujillo, que serán juzgados por presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, tráfico de influencias, falsedad en documento oficial y asociación ilícita, deberán pagar entre los dos una fianza de tres millones de euros. El exdirector de Vitalia, Antonio Albarracín, e Isidoro Ruiz Espigares, el hombre que presuntamente actúo como "tapadera" de las ayudas concedidas, también irán a juicio.

El ex director general de Trabajo es uno de los principales imputados en el caso ERE y fue quien hace seis años y medio (en diciembre de 2010) declaró ante la Policía Judicial que la Junta de Andalucía disponía de “un fondo de reptiles para crisis que tenían que afrontar con empresas que necesitaban respirar”. De ahí tiró del hilo la juez Mercedes Alaya, ya retirada del caso que instruyó, convertido en uno de los mayores escándalos de corrupción de la democracia.

Juan Francisco Trujillo (d), el chófer de la Junta de Andalucía que compró cocaína. (EFE)
Juan Francisco Trujillo (d), el chófer de la Junta de Andalucía que compró cocaína. (EFE)

¿Cuál era la conexión entre Guerrero y Trujillo? Todo ocurría en El Caramelo, un bar ubicado en el barrio de Nervión de Sevilla. Allí, donde se reunían para tomar copas Francisco Javier Guerrero, exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía, y Juan Francisco Trujillo, su chófer, el ministro, como le denominan en Llanos del Sotillo (Andújar), recibía Trujillo la cocaína que le suministraba Gregorio (Goyo) Martínez.

En su declaración ante la Guardia Civil de Sevilla del 20 de marzo de 2013, el empresario Antonio Diéguez confirmó que Goyo era “íntimo amigo” de Guerrero. Diéguez admite que recibió una ayuda directa del exdirector general por importe de 300.000 euros para un proyecto de casa rural. “Gregorio Martínez era la persona que le pasaba cocaína a Francisco Javier Guerrero”, escribe el informe del Instituto Armado, que aparece en el sumario de los ERE falsos al que ha tenido acceso El Confidencial.

En noviembre de 2016 ya se decretó apertura de juicio oral contra los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán por el caso de los ERE. Los delitos los tendrá que juzgar la Audiencia Provincial de Sevilla, que pondrá fecha al juicio. La Fiscalía Anticorrupción ya pidió seis años de cárcel para Griñán y 10 de inhabilitación por un presunto delito de prevaricación para Chaves. El Ministerio Público consideró a Griñán autor de los delitos continuados de malversación de caudales públicos y prevaricación.

En el escrito judicial se dejó claro que los fondos públicos se gestionaron “a su libre arbitrio sin procedimiento alguno, vedando a la generalidad de potenciales beneficiarios el acceso a las mismas por falta de publicidad". Hasta el ejercicio 2002, los acusados movilizaron supuestamente los fondos públicos al IFA mediante modificaciones presupuestarias aprobadas por la Junta o por el titular de la Consejería de Economía y Hacienda.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios