Juan de Dios Segura, candidato en Vélez-Málaga

Ciudadanos echa de las listas a Juan de Dios Segura, condenado por la Audiencia Nacional

Juan de Dios Segura, candidato de C’s en Vélez-Málaga, fue suspendido en 2011 durante seis meses por ejercer “actividades privadas incompatibles” con su función de subinspector de Empleo

Foto: Juan de Dios. (Facebook Axarquía)
Juan de Dios. (Facebook Axarquía)

Ciudadanos ha expulsado de las listas a las municipales a Juan de Dios Segura, candidato de Vélez Málaga, condenado por la Audiencia Nacional en 2011, como acaba de confirmar a este diario Fran Hervías, secretario de Organización de este partido. El Confidencial ha adelantado hoy la sanción de suspensión de funciones durante seis meses a Segura por comisión de “una falta grave, por el ejercicio de actividades privadas incompatibles con el ejercicio de sus funciones”, como recoge la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la sección cuarta de la Audiencia Nacional de mayo de 2011, a la que ha tenido acceso El Confidencial.

Segura desobedeció las indicaciones de Rafael Alfonso Bozzo, funcionario con destino en la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, durante el periodo de tiempo en que este ejerció la jefatura en Málaga. El político, de 65 años, le pidió a su jefe que quería hacer “de hombre bueno” en Transportes Pitana. “Yo le dije que no podía autorizarle porque como subinspector de empleo no tenía competencia para actuar en labores de mediación en conflictos”, contestó Bozzo, como figura en el escrito judicial. Este alto funcionario falleció en octubre de 2013 y contaba con alto prestigio entre sus compañeros de profesión.

“Esta sentencia lógicamente es incompatible con los estatutos de Ciudadanos y los valores del partido. Él mismo ha retirado su candidatura y nos ha dicho que desconocía que en los estatutos se deja muy claro que cualquier personas condenada no podrá estar en una lista”, explicó Hervías en declaraciones a este diario.

Segura no había comunicado la sanción disciplinaria impuesta contra él. Y, según Ciudadanos, estaba obligado a decírselo, “como establece el partido”. “Decepción”, relató, “no sería la palabra”. “No representa lo que un candidato debería de ser, máxime cuando todos nuestros candidatos hacen una declaración jurada de no estar imputados y muchos menos condenados. Estamos pendientes de verificar si ha hecho una declaración jurada”. El subinspector de Empleo también ha sido expulsado del partido. “Hay una total desconfianza en él”, señaló Hervías.

Javier Nart, Juan Marín, Irene Rivera y Juan de Dios Segura. (Efe)
Javier Nart, Juan Marín, Irene Rivera y Juan de Dios Segura. (Efe)

La sentencia aparece en la versión disponible en internet, de acceso común, con el nombre de José María, sin apellidos, en vez de su identificación real, “por protección de datos”, según fuentes del sector. De esta manera, Segura logró evitar el conocimiento público de las medidas disciplinarias contra él. Este diario consiguió por vía oficial la sentencia tras conocer los datos exactos de la fecha y resolución contra el subinspector de Empleo, que lleva 39 años trabajando en la Administración Pública estatal, según detalló en una reciente entrevista concedida a Radio Miramar.

“Carecía de autorización de compatibilidad”

La Audiencia Nacional dejó claro que Segura “carecía de autorización de compatibilidad, y que había sido advertido de la imposibilidad legal de llevar a cabo actividades de mediación no autorizadas”. Segura admitió que había realizado una labor de premediación que justificó como actividad de “hombre bueno, sin ánimo de lucro; y que la actividad se realizó a petición de la sociedad con la aceptación de los trabajadores”.

En las pruebas aportadas por las partes, como certifica la sentencia cuya ponente fue la magistrada Ana María Sangüesa, se especifica que el conflicto en el que mediaba el hombre de confianza de Rivera “venía referido a las horas extraordinarias, y que con ocasión del mismo a la empresa le fue levantada acta por infracción de las normas referentes a la jornada laboral y horas extraordinarias”. Transportes Pitana solicitó concurso voluntario de acreedores el 25 de abril de 2011, como figura en el Boletín Oficial del 9 de mayo de ese año.

En la resolución también se desprende que se han valorado “de forma adecuada los hechos que habían sido reconocidos, junto al resto de las actuaciones, para llegar a concluir que las actividades desarrolladas por el interesado no podían realizarse, por no encontrarse exceptuadas del régimen general de incompatibilidades (artículo 19 y 1.3 Ley 53/1984, de 26 de diciembre, de Incompatibilidades), siendo por consiguiente sancionables, en los términos que expresa la sentencia, haciéndose eco de la resolución administrativa combatida”.

Albert Rivera. (Efe)
Albert Rivera. (Efe)

‘Número dos’ del PP de Málaga en los noventa

“No tuve ningún problema judicial con Transportes Pitana”, declaró Segura en conversación telefónica con El Confidencial, tras reconocer que había sido “hombre bueno” de esta empresa y que fue “autorizado” por la autoridad laboral (la dirección provincial de Trabajo) para ejercer esta función. La sentencia de la Audiencia Nacional deja claro que no contó con el permiso de sus jefes. El subinspector de Empleo asegura a este diario que sus funciones fueron asumidas “en varios conflictos a instancias de los sindicatos más representativos”. “Para hablar de las cosas de la política siempre estoy dispuesto, con quien sea; pero no me gusta hacerlo de algo que ocurrió hace 15, 10 u 8 años”, precisó a El Confidencial.

Juan de Dios Segura, que ha publicado libros de poesía y está preparando una tesis doctoral, milita en Ciudadanos desde el pasado mes de febrero. Entre diciembre de 1991 y junio de 1993 fue secretario general de la gestora provincial del PP de Málaga dirigida por Federico Souviron, exdiputado en el Congreso de los Diputados y actual gerente del Parque Cementerio de Málaga. “En 1994 dejé toda mi actividad política. Estuve en el PP por compromiso para ayudar a unos amigos, en concreto a Souviron”, relata. Ni antes ni después de ese periodo volvió a tener responsabilidad en el partido. La gestora que Segura subpilotaba fue disuelta por la dirección nacional del PP.

El candidato de Ciudadanos tiene intención de continuar como subinspector de Empleo hasta cumplir los 70 años. Ahora ha pedido vacaciones y “permisos reglamentarios” para volcarse en la precampaña y campaña local. “Voy a ver lo que pasa con las elecciones. En función de lo que ocurra me tendré que volcar en el ayuntamiento u optaré por jubilarme. Depende del devenir de las urnas”, argumentó a este diario.

Recibió una sanción de suspensión de funciones por comisión de 'por el ejercicio de actividades privadas incompatibles con el ejercicio de sus funciones'

Habla el condenado

Este funcionario, que lleva trabajando desde los 20 años, y fue técnico de gestión de Empleo del INEM, promete una “regeneración de la política y las instituciones”. “Vamos a invitar a que se vayan de la política a aquellos que hayan podido caer en la corrupción y por supuesto aplicando el principio constitucional de presunción de inocencia. En nuestras listas no puede ir absolutamente nadie que pueda ser imputado por un supuesto delito”, admite Segura a El Confidencial.

Fuentes cercanas al Partido Popular subrayan como hipótesis postelectoral que el subinspector habría planeado un pacto de Gobierno con el alcalde veleño, Francisco Delgado Bonilla, para que este conservara la mayoría absoluta en el municipio. Delgado Bonilla pertenece al mismo gremio que Segura: es inspector de Empleo por oposición libre desde 1984. “Podría haber apoyos de gobernabilidad, pero en principio no vamos a pactar con nadie, luego ya vendría si vemos necesidad y si lo aprueban los órganos correspondientes”, precisa el dirigente del PP de Málaga de la década de los noventa, partidario de no volver a poner en marcha el tranvía de Vélez, en dique seco tras 40 millones de euros despilfarrados en subvenciones europeas.

“Conozco bien la problemática social y no tengo vinculación ni hipotecas con nadie. No necesito meter a mi sobrino o cuñado en el ayuntamiento. Queremos evitar el amiguismo”, añade Segura. “Somos más limpios y más transparentes que ningún otro partido. Ciudadanos no tiene nada que ver con la corrupción ni con las luchas intestinas”. El partido de Albert Rivera no ha presentado candidatura en Marbella tras divisiones internas. Tampoco se presentan en Antequera y Estepona. En Málaga, la Plataforma por las Garantías Ciudadanas criticó el “oscurantismo” del partido.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios