La Audiencia Nacional autoriza el homenaje al etarra Henri Parot en Mondragón
  1. España
Terrorismo

La Audiencia Nacional autoriza el homenaje al etarra Henri Parot en Mondragón

El juez Calama asume la tesis de la Fiscalía que aprecia un enunciado genérico en la convocatoria sin alusión o menosprecio a las víctimas

Foto: Henri Parot (I), uno de los presos trasladados.
Henri Parot (I), uno de los presos trasladados.

El juez de la Audiencia Nacional, José Luis Calama, ha autorizado la celebración este sábado de una marcha homenaje al etarra preso Henri Parot, condenado por 39 asesinatos. El magistrado no ve motivos para prohibir este acto como habían pedido las víctimas de la organización terrorista.

“No ha lugar a prohibir la marcha convocada para el próximo día 18 de septiembre de 2021, a las 12 horas, a favor del preso de la organización terrorista ETA, Unai Henri Parot, en la Plaza Biteri, de Arrasate - Mondragón”, dice la resolución. Calama considera que a la jurisdicción penal corresponde únicamente la persecución de hechos ilícitos una vez que se hayan producido, pues carece de competencias preventivas. "Es decir, no puede actuarse el Derecho penal con carácter preventivo pues tal proceder implica asociar consecuencias jurídicas limitativas de derechos o imponer directa o indirectamente sanciones sobre la base de meras hipótesis sobre la futura e incierta comisión de delitos", añade.

En el escrito, Calama recoge la doctrina sobre el contenido de los límites del derecho de reunión, así como la vinculación de la libertad de expresión con la de reunión. De esta forma, señala que "es a la autoridad gubernativa a quien corresponde velar por el cumplimiento de los requisitos constitucionales en el ejercicio del derecho de reunión y de manifestación". Esto es porque es a la autoridad gubernativa "a quien está encomendado el mantenimiento de la seguridad ciudadana y la prevención de la comisión de actos delictivos y sus decisiones sobre el particular son recurribles ante la jurisdicción contencioso-administrativa".

El juez asume así el criterio de la Fiscalía de la Audiencia Nacional que tampoco halló razones para prohibirlo. “No queda acreditada la comisión del delito de humillación de víctimas que daría lugar a la adopción de la medida cautelar en cuestión”, decía la Fiscalía.

El ministerio público, como viene siendo habitual en este tipo de iniciativas, fija esta posición sin perjuicio, que la Ertzaintza, la Policía o la Guardia Civil “se proceda al pertinente control y seguimiento de los actos convocados, adoptando las medidas necesarias para evitar que en el curso del mismo se realicen actos que pudieran ser constitutivos de delito de enaltecimiento o justificación de delitos terroristas o de quienes hayan participado en su ejecución, o de descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas o sus familiares”.

En caso de que eso se produjera, la Fiscalía pide que se proceda a la identificación de sus autores, con instrucción de las correspondientes diligencias. El acto, convocado por la red de apoyo a presos de ETA, Sare, tendrá lugar en la Plaza Biteri de la localidad guipuzcoana luego de una "marcha solidaria” de 31 kilómetros convocada según sus impulsores “para lograr la convivencia, la paz y la reconciliación".

“No debe olvidarse que nos hallamos ante la mera convocatoria de una marcha”, dice el escrito. Sostiene el ministerio público que “su enunciado es genérico y sin alusión concreta y objetiva y, menos aún vejatoria, a ninguna de las víctimas de dicho penado, entre ellas, el padre del denunciante. Es más, su finalidad, según refieren, es la consecución de la paz, la concordia y la reconciliación”. El responsable de la asociación Dignidad y Justicia, Daniel Portero, había pedido que se prohibiera. Es el hijo del fiscal asesinado por ETA Luis Portero.

Audiencia Nacional Terrorista Terrorismo Guardia Civil Presos etarras