Los sondeos apuntan a un triple empate entre ERC, JxCat y PSC y a la debacle de Cs
  1. España
ENCUESTA PARA tve Y TV3

Los sondeos apuntan a un triple empate entre ERC, JxCat y PSC y a la debacle de Cs

El sondeo de GAD3 pronostica una victoria de los republicanos, que podrían sumar con el bloque independentista mayoría absoluta, mientras que PSC remonta a la segunda posición

placeholder Foto: Los componentes de una mesa electoral con el EPI (equipos de protección individual) durante las votaciones para las elecciones al Parlament de Cataluña. (EFE)
Los componentes de una mesa electoral con el EPI (equipos de protección individual) durante las votaciones para las elecciones al Parlament de Cataluña. (EFE)

ERC ganaría las elecciones en Cataluña con entre 36 y 38 escaños, seguido de PSC (34-36) y JxCat (30-33), según los sondeos de GAD3 para TVE y TV3. La CUP obtendría siete escaños, escalando hasta la cuarta posición, por delante de Ciudadanos, Vox y En Comú Podem, que empatarían en la quinta posición con entre seis y siete escaños cada una de estas fuerzas. El PP se quedaría con 4-5 diputados, mientras que el PDeCAT se podría quedar sin representación y lucharía por entrar en el Parlament con hasta dos representantes. El bloque independentista sumaría mayoría absoluta, mientras que el denominado constitucionalista se quedaría lejos de llegar a los 68 diputados necesarios para la mayoría absoluta.

Las variaciones respecto a los resultados electorales de 2017 son considerables, primero porque ERC conseguiría la victoria en las catalanas, algo que no ha ocurrido nunca, y además porque el PSC, catapultado por su candidato, Salvador Illa, se colocaría segundo en escaños, pero primero en votos. Esquerra fue tercera en los pasados comicios y los socialistas, cuartos. Los posconvergentes pierden su hegemonía en el bloque independentista, en favor de los republicanos. De llevarse a cabo el compromiso firmado por escrito de los partidos independentistas, de no pactar con el PSC, se podría formar un Govern liderado por ERC, que según la horquilla alta no necesitaría el concurso de la CUP. A pesar de ello, como indican los sondeos, cabría un Govern de ERC y Comuns con el apoyo externo del PSC.

El batacazo en los partidos del llamado constitucionalismo es sonoro. Cs perdería hasta 30 escaños, en tanto que el PP no mejoraría, acaso obtendría uno más. Vox da el sorpaso y entraría en el Parlament con entre 6-7 diputados.

Otras encuestas difieren en estos pronósticos, como la de GESOP para El Periódico y BTV, que sitúa en empate técnico a ERC, PSC y Junts, con entre 31 y 33 diputados. La candidatura más votada sería, también según este sondeo, la de Salvador Illa. Los socialistas lograrían el 22,7% de los votos, ERC el 20,4% y JxCat el 20%. Tras este triple empate en escaños se situarían Vox, en cuarta posición, con entre diez y once escaños. Los comuns serían la quinta fuerza más votada, con entre ocho y nueve diputados. La CUP obtendría entre siete y ocho, mientras que Ciudadanos y PP se quedarían con entre seis y siete diputados. El PDeCat, con el 2,9% de las papeletas, podría entrar en el Parlament con 0-2 escaños.

Con el 100% de las mesas constituidas, el segundo avance de participación muestra que el 45,72% de los electores catalanes ha acudido ya a las urnas, frente al 68,46% de los que lo habían hecho en 2017; unos datos que recuerdan a los de 2006, a esta hora habían votado más o menos la misma proporción de electores —y con los colegios cerrados, los votos contados y definitivos, la participación total se quedó en el 59,2%—. Aunque a algo de distancia, también recuerdan a los de 2010, cuando la participación definitiva tampoco llegó a alcanzar el 60%.

El gráfico interactivo permite jugar con las posibles sumas posibles para conseguir la mayoría parlamentaria según los datos de GAD3. Debido a que el sondeo ofrece horquillas de escaños, el simulador de pactos muestra el valor medio para cada formación. Se ha restado un 0,5% al PP para que la suma total fuera de 135.

El 'conseller' Bernat Solé ha insistido en que el descenso de participación responde al contexto de la pandemia y también al voto por correo, que se añadirá una vez cerrados los colegios electorales y que puede suponer un 5%. "Recuerden que estamos comparando estos datos con los de las elecciones de 2017, las que más participación han tenido en la historia", ha subrayado, indicando que si la comparación se hiciera, por ejemplo, con las de 2010, la diferencia es solo de un 3%. Solé ha querido volver a insistir en la seguridad en las mesas para animar al electorado a participar en el proceso que, no obstante, ha definido como enmarcado "en un contexto excepcional". "No podemos bajar la guardia y hasta el último momento, hasta el final del recuento, tenemos que extremar las medidas de seguridad".

Durante el último debate electoral, el candidato de Esquerra, Pere Aragonès, encabezó el 'todos contra Illa', que quiso marcar distancias desde el primer momento, tratando de acallar las voces tanto dentro del bloque independentista (de la CUP a JxCAT) como del autodenominado bloque constitucionalista, que quisieron situarlo liderando un 'tripartit', junto a 'comuns' y socialistas, tras el 14-F en la Generalitat. El candidato republicano no solo aseguró que no daría su apoyo a Illa y que no pactaría con él tras las elecciones para formar Govern, sino que avanzó: "Nosotros tampoco aceptaremos su abstención [para facilitar su investidura], porque queremos un Govern comprometido con la autodeterminación y la amnistía".

Elecciones Cataluña 2021