Más mujeres y menos efectivos en total: así ha evolucionado la Policía en la última década
  1. España
evolución desde 2011

Más mujeres y menos efectivos en total: así ha evolucionado la Policía en la última década

La presencia de la mujer ha aumentado un 25% desde 2011. Durante ese periodo, los efectivos totales del cuerpo han bajado un 4,5%

placeholder Foto: La Policía Nacional, durante un control en la estación de Atocha, en Madrid. (EFE)
La Policía Nacional, durante un control en la estación de Atocha, en Madrid. (EFE)

El 30 de junio de 1979, se incorporaron por primera vez 42 inspectoras al cuerpo de Policía Nacional. Un total de 41 años después, el número supera las 10.000 y representa el 15% del total. Aunque la distribución queda lejos de ser paritaria, los últimos 10 años han visto un incremento sostenido. Si a cierre de 2011 eran 8.328 mujeres, en junio de este año eran 10.416, un 25% más. Es ese mismo periodo, el número de efectivos totales ha descendido un 4,4%.

Los datos, facilitados por el Gobierno a raíz de una pregunta formulada por el diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, muestran que, a excepción del País Vasco, todas las regiones han visto esta evolución en el número de mujeres, aunque en algunos casos el cambio ha sido mayor. En Melilla, las policías nacionales son ahora un 80% más que hace 10 años. En proporción, el número ha crecido más también en Ceuta (un 60%), Cataluña (46,6%) y La Rioja (42,8%).

Pero estos incrementos en la última década no indican que la presencia de mujeres sea superior en esas zonas. En relación con el número total de integrantes, sin contar alumnos, la mayor proporción de mujeres se encuentra en los servicios centrales. En el ámbito de autonomías, Cataluña, Cantabria, Madrid, Aragón y La Rioja superan la tasa media española, situada en el 15,4%.

El problema de la conciliación

A pesar de ese aumento, "las expectativas, evidentemente, no se cumplen", dice Marisa Estévez, secretaria general de la Federación de Igualdad y Conciliación del Sindicato Unificado de Policía (SUP). "Aspiramos a que haya igualdad entre hombres y mujeres dentro del cuerpo", añade. La bajada de la altura mínima de 1,65 metros a 1,60 ha beneficiado su entrada, apunta Estévez.

Casi toda la presencia de la mujer se concentra en las escalas básicas. "En las superiores, hay un desnivel desproporcionado", dice la policía. De los 129 comisarios principales, 12 son mujeres. De los 271 comisarios que hay en total, 28 son mujeres. "Son puestos de confianza. Y como la mayoría son hombres, les cuesta que esa confianza recaiga en una mujer".

"Conforme vamos escalando, la proporción se reduce. Y esto es debido al tema de la conciliación, un caballo de batalla que tenemos pendiente. Intentamos que las medidas de conciliación se adapten a todo tipo de familias, pero el peso familiar todavía lo está llevando la mujer. El acceso a las escalas superiores es complicado porque muchas anteponen la estabilidad familiar a la vocación. Las mujeres eligen sobre todo destinos regulares", explica. La conciliación afecta al tiempo disponible para estudiar y puede frenar la movilidad geográfica, aspectos que van de la mano de los ascensos.

Un 4,4% menos de policías que en 2011

España ha perdido policías en la última década, tanto en términos absolutos como relativos. Sin contar a los alumnos, incluidos en los datos proporcionados por el Ministerio del Interior, en 2011, había 70.467 efectivos, y a junio de 2020, la Policía contaba con 67.452, un 4,5% menos. "Las capacidades del cuerpo para atender todas las demandas en materia de seguridad ciudadana e investigación se ven resentidas por la acumulación de años en que la oferta de empleo público ha sido muy reducida y el número de jubilaciones muy elevado", denuncia el SUP.

La comunidad que más policías ha perdido es el País Vasco, con un 19,5%, seguida de Navarra (12,7%) y Cantabria (10,9%). La única región que tiene ahora más Policía Nacional en su territorio que hace 10 años es Cataluña: un 1,9% más. Si se tiene en cuenta la población, la presencia de policías se ha mantenido estable en esta autonomía. En la región, donde la principal fuerza policial son los Mossos d'Esquadra, hay en la actualidad 4,5 policías por cada 10.000 habitantes. En el País Vasco, que cuenta con el otro gran cuerpo autonómico del país (la Ertzaintza), la tasa es de 5,6 policías.

En ambos casos, y en menor medida en Navarra, es normal que el número de efectivos sea más pequeño por la preponderancia de los cuerpos autonómicos. En otras comunidades no los hay, o tienen pocos efectivos, pero la presencia de la Policía Nacional está lejos de la media del país, alrededor de los 14 policías por cada 10.000 habitantes. Es el caso de Castilla-La Mancha (7,3), Cantabria (8,1), Murcia (9,8) y La Rioja (9,1). En el extremo opuesto están Ceuta y Melilla, con más de 60 policías nacionales por cada 10.000 habitantes, un número desproporcionado en comparación con resto del país. Les siguen Madrid (19,3) y Canarias (17,6).

El 30 de junio de 1979, se incorporaron por primera vez 42 inspectoras al cuerpo de Policía Nacional. Un total de 41 años después, el número supera las 10.000 y representa el 15% del total. Aunque la distribución queda lejos de ser paritaria, los últimos 10 años han visto un incremento sostenido. Si a cierre de 2011 eran 8.328 mujeres, en junio de este año eran 10.416, un 25% más. Es ese mismo periodo, el número de efectivos totales ha descendido un 4,4%.

Policía Nacional Conciliación
El redactor recomienda