El Gobierno incluirá la prohibición de los cortes de suministros en el escudo social
  1. España
AMPLIACIÓN DEL ESCUDO SOCIAL

El Gobierno incluirá la prohibición de los cortes de suministros en el escudo social

El Gobierno prevé presentar en un máximo de dos semanas la medida para frenar los desahucios. Se estudia si incluir el corte de suministros en el mismo decreto o en uno nuevo

placeholder Foto: La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa ofrecida tras la reunión del Consejo de Ministros, este martes en La Moncloa. (EFE)
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa ofrecida tras la reunión del Consejo de Ministros, este martes en La Moncloa. (EFE)

El Gobierno prohibirá el corte de todos los suministros básicos a las personas en situación de vulnerabilidad. Esta medida se incluirá en la ampliación del escudo social decretado durante el estado de alarma, que se prolongará hasta el mes de mayo, al igual que la paralización de los desahucios sin alternativa para el realojo. Así lo ha avanzado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, aunque sin precisar si la paralización de los desahucios y los cortes de suministros se incluirán en el mismo decreto o en dos diferentes.

Esta misma mañana, los tres grupos firmantes de la enmienda a los Presupuestos relativa a la paralización de los desahucios retiraron sus firmas del texto, por lo que no se votará en el pleno. Lo hacían, según argumentaban, para "facilitar" las negociaciones en el seno del Ejecutivo entre los socios de la coalición. PSOE y Unidas Podemos llegaron a un acuerdo para desarrollar esta medida a través de un decreto para ampliar el denominado escudo social, paralizando los desahucios sin alternativa para el realojo de todas las personas vulnerables, al menos hasta que finalice el estado de alarma el próximo mes de mayo.

En dicho acuerdo no se incluía la prohibición de los cortes de agua, luz y gas. Sin embargo, se trata de una exigencia que los morados volvieron a poner sobre la mesa y así plantearon en las negociaciones que están liderando la vicepresidencia segunda, por un lado, y el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana por el otro. "No tiene sentido pedirle a la gente que se lave las manos permanentemente y que se estén produciendo cortes de suministros. Para que una vivienda se pueda considerar digna, los suministros tienen que estar garantizados", explicaban fuentes de la formación cuando intentaron sin éxito ampliar el escudo social en el seno del Ejecutivo. Ahora entienden que esta medida es innegociable, apoyándose en la llegada del invierno y el nuevo estado de alarma de seis meses.

El Gobierno prevé presentar en un máximo de dos semanas la medida para frenar los desahucios. Así lo avanzó ya el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, durante una comparecencia en el Congreso el pasado jueves, en el seno de la Comisión Mixta para la Coordinación y Seguimiento de la Estrategia Española para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Según explicó Iglesias, las negociaciones entre su departamento y el de Transportes, con competencias en materia de vivienda, que dirige José Luis Ábalos, continúan con el objetivo de sacar adelante esta medida "en los próximos días, no más de dos semanas". "Estamos trabajando para tenerla lista cuanto antes", abundó.

Acuerdo con el PP

La ministra portavoz ha hecho hincapié en que existe ya un acuerdo con el PP para renovar el CGPJ, que cumple dos años en funciones. Desde el PP han negado que el acuerdo esté cerca, pues siguen exigiendo que Unidas Podemos no forme parte del reparto. "Hay un acuerdo con el PP", recalcó Montero para atribuir a los populares que "cuando están próximos a anunciarlo se desdicen".

Desde Unidas Podemos, sin embargo, entienden que la reforma propuesta por los dos grupos que sostienen al Ejecutivo debe ponerse en marcha una vez que se tramiten los Presupuestos. La tramitación de esta iniciativa de reforma, que propiciaría que se pudiese renovar el CGPJ por mayoría simple en segunda votación, sin necesitar así un acuerdo con el principal partido de la oposición, quedó congelada precisamente para facilitar las negociaciones con los populares. "El plazo dado al PP creemos que ha terminado. Una vez tengamos Presupuestos, la prioridad del Gobierno debe ser impulsar la reforma para afrontar la renovación del órgano de gobierno de los jueces", defendía el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, minutos antes de la intervención de la ministra portavoz. En Moncloa confían en cambio en propiciar este acuerdo con el PP "a la mayor brevedad posible" dejando suspendida la reforma propuesta.

Desahucios