Cs asume las líneas generales de los Presupuestos y negociará con el Gobierno
  1. España
IMPUESTOS Y EDUCACIÓN CONCERTADA, CLAVES

Cs asume las líneas generales de los Presupuestos y negociará con el Gobierno

El partido de Arrimadas entiende que por ahora el Ejecutivo cumple con sus planteamientos: subida de IRPF a las rentas más altas, no habrá subida de IVA a la sanidad privada y se protege la concertada

placeholder Foto: La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (EFE)
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (EFE)

Ciudadanos se sentará a negociar con el Gobierno los Presupuestos Generales del Estado. Según explica el partido que dirige Arrimadas, sus principales exigencias están contempladas en el documento general que han analizado y que entienden como una enmienda al acuerdo firmado entre PSOE y Unidas Podemos el año pasado. La formación naranja criticó entonces las "subidas ideológicas de impuestos" y celebran que sólo se vaya a producir un incremento en el IRPF para aquellas rentas más altas (300.000 euros).

El impuesto al diésel, que sí aparece en el borrador del Ejecutivo, era otra línea roja. Fuentes del partido aseguran haber conseguido "el compromiso" de que se eliminará. El PNV también mostró su malestar por la misma cuestión, advirtiendo que el Gobierno estaba incumpliendo compromisos previos.

Ciudadanos también pone el foco en la supresión de la subida del 15% en el Impuesto de Sociedades, que también se había acordado en 2019 por los dos socios de Gobierno y que el partido naranja rechazaba de plano.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta Nadia Calviño. (EFE)

Con respecto a la educación concertada, otro asunto importante para los de Arrimadas que siempre han insistido en protegerla, consideran un buen paso que no haya subidas de IVA y el modelo se mantenga. Algo similar ocurre con la sanidad privada, al no apreciarse subidas de impuestos "ni se perjudicará a sus usuarios en plena pandemia". También el partido naranja subraya la necesidad de reforzar recursos en sanidad. Otra de las cosas que destacan en el partido naranja es el plan de lucha contra el fraude, una insistencia de la formación desde que irrumpió en las Cortes Generales como mecanismo clave para la recaudación.

El partido de Arrimadas pone así sus cartas boca arriba y deja clara su intención de entrar en la negociacióin presupuestaria. Por eso, Ciudadanos apoyará la tramitación y no presentará una enmienda a la totalidad. Fuentes naranhas aseguran que "continuarán trabajando discretamente para mejorar unas cuentas con las que todavía mantenemos muchas diferencias", y estarán "vigilantes" con las reformas estructurales pendientes y que exige Bruselas.

Lo que está por ver es cómo se producen las conversaciones. El portavoz parlamentario naranja, Edmundo Bal, reconoció que próximamente se celebrará una reunión con el Gobierno para iniciar la negociación. Pero también dejó claro que su vía es incompatible con la de ERC y que, por tanto, el Gobierno "deberá elegir". Hasta el momento, el Ejecutivo ha ido lanzando el mensaje optimista de que considera que contará con los apoyos suficientes para sacar adelante las cuentas, mirando siempre al bloque de la investidura. La irrupción de los naranjas en el panorama es una pieza que todavía hace falta encajar.

Inés Arrimadas