un estudio apunta a esta dirección

¿Por qué el votante de Vox es el más trumpista de la "derecha populista" europea?

¿Quiénes son los europeos más trumpistas dentro de los partidos "populistas de derechas"? Los votantes de la formación de Santiago Abascal; así lo señala un estudio de Pew Research

Foto: Imagen de un manifestante español con una gorra de 'Make Spain Great Again'. (Reuters)
Imagen de un manifestante español con una gorra de 'Make Spain Great Again'. (Reuters)

'Make Spain Great Again' es uno de los eslóganes que puede leerse habitualmente en el 'merchandising' de algunos seguidores de Vox. La conjura es calcada a las palabras que escogió Donald Trump para llegar a la Casa Blanca en 2016. Más allá de este y otros guiños que parecen ser comunes, esta semana Pew Research desvelaba una curiosidad más con relación a los de Santiago Abascal: sus votantes son los más 'trumpistas' entre los partidos de "derecha populista" de Europa.

De acuerdo al sondeo, los seguidores del partido español son quienes más confianza tienen en cómo Trump pueda gestionar aspectos de asuntos exteriores. Concretamente, un 45% de quienes apoyan a Abascal confían en el mandatario estadounidense, mientras que el respaldo que recibe por parte de los nacionales que no votan a Vox apenas es del 7%. El siguiente partido europeo de este espectro cuyos seguidores muestra un mayor apoyo a Trump es el Partido por la Libertad neerlandés.

La diferencia de apoyo al presidente republicano entre quienes siguen y quienes no siguen a Vox también es la mayor a nivel europeo, con un margen de 38 puntos entre unos y otros, muy por encima de los 29 de Alemania. Precisamente, Alternativa por Alemania (AfD) es otro de los partidos analizados en una lista que completan los Demócratas Suecos, el también neerlandés Foro por la Democracia (FvD), la Agrupación Nacional de Le Pen, los italianos Liga y Forza Italia, el Interés Flamenco (VB), el Brexit Party y el Partido Popular Danés.

En el estudio de Pew, otra de las visiones que se constatan es que los votantes de Vox son también quienes mejor ven la gestión de la pandemia por parte del magnate. Un 36% de los seguidores de Abascal considera que Trump ha hecho un "buen trabajo" lidiando con el coronavirus, mientras que esta idea solo la apoya un 14% del resto de españoles. La diferencia entre ambos es de nuevo la más amplia entre los partidarios consultados por la encuesta, en la que Pew ha realizado entrevistas a un total de 13.273 adultos entre el 10 de junio y el 3 de agosto en Canadá, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, España, Suecia, Reino Unido, Australia, Japón y Corea del Sur.

El politólogo Pablo Simón apunta a varios factores como determinantes para la mejor percepción de Trump entre los seguidores de Abascal. El experto cree que desde la formación se ha buscado trazar paralelismos entre las propuestas del estadounidense y las suyas sin ningún disimulo. Proponer la construcción de un muro fronterizo en Ceuta y Melilla, utilizar como eslogan 'Hacer España Grande Otra Vez' o el enfatizar constantemente que son políticos "sin complejos".

"Los líderes de Vox han manifestado de manera indisimulada su admiración por Trump y han mimetizado muchos de sus discursos", argumenta el experto, que apunta al "carácter peculiar" que tienen los votantes de Vox respecto a los de otras formaciones del espectro. "La base de Vox es conservadora y poco obrerista, conservadora en lo cultural, y esto se parece al Partido Republicano más tradicional", comenta Simón citando los posicionamientos en temas como el aborto o el matrimonio homosexual.

"Vox se parece más a los partidos de Europa central y del este por su componente conservador que a estos partidos que aparecen en la comparativa". Esta hipótesis del politólogo entronca con uno de los elementos que pueden condicionar las conclusiones de Pew sobre Vox y Trump: las notables ausencias en la selección de partidos europeos, entre las que se encuentran los casos de Austria, Hungría o Polonia.

Los casos húngaros y polaco responden a dos países donde gobiernan partidos ultraconservadores como el Fidesz de Viktor Orbán, que ha tenido fuertes tensiones dentro del PP Europeo por su deriva conservadurista en los últimos años, y el Ley y Justicia (PiS) de los Conservadores y Reformistas Europeos, el grupo comunitario al que Vox pertenece. Abascal ha mantenido una estrecha relación con ambos en los dos últimos años. "Igual si estos estuvieran [en la lista] estaría más igualado".

Andrés Santana, politólogo que ha analizado los perfiles de los votantes de Vox en los últimos años, enfatiza como determinante su carácter conservador. "Están mucho más a la derecha que la mayoría de formaciones populistas europeas", señala. En un estudio realizado por el doctor de la Pompeu Fabra, en el que compara al partido con la AFD, Le Pen y el FPÖ austríaco, identifica la oferta de Vox como más a la derecha tanto a nivel económico como cultural. Una impresión parecida tiene la experta en Ciencia Política Berta Barbet, que apunta a que su base "está muy escorada a la extrema derecha porque no han hecho un proceso de apertura a otros sectores [de la sociedad]".

"Entendemos que les parezcan adecuadas algunas políticas de Trump como las destinadas a Latinoamérica contra las narcodictaduras"

Fuentes de la propia formación afirman a El Confidencial que entienden que buena parte de sus simpatizantes también vean con buenos ojos al líder de EEUU y admiten que "pueden compartir ideas" con Trump. En concreto, creen que las políticas del mandatario en Latinoamérica pueden ser percibidas muy positivamente por su electorado: "Entendemos que les parezcan adecuadas algunas políticas de Trump como las destinadas a Latinoamérica para garantizar la democracia y luchar contra las narcodictaduras como la de Venezuela", señalan estas fuentes, que también remarcan el discurso de Trump en materia migratoria, "contra la inmigración ilegal".

Los intentos por acercarse a la derecha alternativa, la 'Alt Right' estadounidense son algunos de los aspectos clave que resalta Guillermo Fernández Vázquez, investigador de la Universidad Complutense. Ya en 2018 Vox mantuvo una colaboración con Steve Bannon, el exasesor de Trump caído posteriormente en desgracia. A comienzos de este curso el propio Abascal viajó con Iván Espinosa de los Monteros a la gran convención de los republicanos, CPAC, si bien no llegaron a estar entre los conferenciantes.

Vox ha hecho un intento constante por identificarse con la forma de hacer campaña del 'trumpismo': "Han hecho más hincapié que otras derechas radicales en el enfrentamiento contra lo 'pijo-progre'. El apoyo a Trump forma parte de ese combate constante", explica Fernández Vázquez. Tras la llegada de Trump al poder, republicanos como Ted Cruz, que fue su rival en las primarias, han enfatizado esta lucha contra los 'progres' llegando a asegurar incluso que los demócratas querían forzarles a que se comiera tofu.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios