LOS ASISTENTES HUYERON A HABITACIONES

Coca, alcohol y música a todo volumen: así fue la fiesta detectada ayer por la Policía

Decenas de jóvenes se congregaron ilegalmente en la discoteca de un complejo hotelero de Leganés; el dueño y otros tres asistentes fueron sancionados por los agentes

Foto: Agentes de la Policía Nacional detectaron ayer una fiesta ilegal en Leganés. (EFE)
Agentes de la Policía Nacional detectaron ayer una fiesta ilegal en Leganés. (EFE)

Agentes de la Policía Nacional sancionaron ayer a cuatro personas por organizar y participar en una fiesta ilegal en la discoteca de un complejo hotelero de la localidad madrileña de Leganés. Los funcionarios accedieron al 'guateque' tras ser alertados por un vecino. La llamada provocó que la Jefatura Superior de Policía de Madrid activara uno de los helicópteros del cuerpo, que sobrevolaba ya la zona y que al acercarse al lugar más concreto detectó una aglomeración de personas en torno a la mencionada instalación.

Tras el aviso de los denominados medios aéreos del instituto armado, varios coches patrulla se presentaron en el lugar para confirmar lo que habían avistado sus compañeros del helicóptero. Cuando hicieron acto de presencia con las sirenas y los distintivos visuales, los jóvenes que habían acudido a la fiesta se dispersaron a toda velocidad. Los policías apenas pudieron retener a cuatro personas antes de que huyeran.

Entre estas se encontraba el propietario de la instalación, que fue sancionado por los agentes junto a los otros tres interceptados por incumplir las órdenes del decreto gubernamental que declara el estado de alarma y que prohíbe expresamente las aglomeraciones y las salidas a la calle que no sean para trabajar o realizar servicios esenciales, como hacer la compra o acudir a la farmacia.

Helicóptero de la policía contra los infractores de la cuarentena

Los policías registraron todo el complejo cuando llegaron, pero todos los que habían asistido a la fiesta se diluyeron en cuanto fueron conscientes de la presencia de los coches patrulla. Los agentes encontraron restos de comida caliente, numerosas bebidas con hielos e incluso sustancias estupefacientes como cocaína dispersa por todos lados. Las luces estaban encendidas y también había música, lo que hizo pensar a los funcionarios que el evento había congregado a decenas de personas.

La fiesta se desarrolló en tres salas diferentes del complejo hotelero. Cuando llegaron los agentes, los asistentes se dispersaron y se refugiaron, según entienden desde la Policía, en diferentes habitaciones del propio establecimiento. Los funcionarios tan solo pudieron identificar a las cuatro personas mencionadas, tres de ellas de origen chino. Las nacionalidades del resto de asistentes a la fiesta las desconocen los agentes, ya que la rapidez de la dispersión fue considerable, según explican fuentes de la investigación.

Esta no es la primera congregación masiva a la que pone fin la Policía gracias a sus medios aéreos, que desde el cielo, como recuerdan desde el propio instituto armado, "prestan un apoyo esencial para que los vehículos radiopatrullas detecten aquellas actividades que no cumplan con las restricciones". Los pasados días, otro helicóptero del cuerpo localizó a varias personas que se habían reunido en una playa de Valencia sin respetar las limitaciones impuestas por el real decreto que declaró el estado de alarma.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios