PROSTITUCIÓN DE NIÑAS TUTELADAS EN BALEARES

La diputada que avisó del escándalo de los menores en Mallorca y la tacharon de loca

Xelo Huertas, expresidenta del Parlamento balear, fue acusada de demagoga, exagerada y alarmista por denunciar en 2017 las negligencias y falta de recursos en los servicios sociales

Foto: A la izquierda, el adulto detenido por la violación grupal a una menor tutelada. A la derecha, Xelo Huertas. (EFE)
A la izquierda, el adulto detenido por la violación grupal a una menor tutelada. A la derecha, Xelo Huertas. (EFE)
Adelantado en

A Xelo Huertas, exdiputada y expresidenta del Parlamento balear, le acusaron de demagoga, exagerada y alarmista durante más de un año. Le repetían que no entendía nada, que vivía en una especie de fantasía por insinuar que el IMAS [Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales] necesitaba ser auditado y que se estaban cometiendo irregularidades muy graves, tanto en el diagnóstico de algunas retiradas de tutela de menores a los padres como luego en el cuidado de esos niños en los distintos centros y pisos tutelados. "Recuerdo esos meses como una verdadera pesadilla. Trataron de ridiculizarme, de humillarme incluso. Esperaban que me debilitara y me marchara", cuenta Huertas.

En 2017 se le ocurrió hurgar en una herida que muchos profesionales conocían y que algunos incluso denunciaban en privado: la falta de recursos y las negligencias de la institución. Presentó una Propuesta No de Ley (PNL) para remodelar el IMAS y encargar una auditoría externa de los últimos diez años. Ahí comenzó su calvario.

El Parlamento balear tardó un año en llevar su propuesta al pleno. "Durante meses me pidieron que la retirase, que iba a generar alarma si la llevaba al pleno, que ya existían mecanismos legales y que funcionaban correctamente. Pero me negué", recuerda la exdiputada. Finalmente, el 13 de marzo de 2018, el Parlamento debatió la propuesta y el tripartito en el gobierno (PSIB y Més per Mallorca con el apoyo de Podemos) se lanzó a degüello.

"Usted pone en cuestión todo un sistema y genera desconfianza", acusó el gobierno balear a Huertas en 2018 por pedir reformas en el IMAS

"Está acusando al IMAS de no actuar correctamente. Dice que los técnicos se sienten menospreciados en sus actuaciones. Usted no hace un diagnóstico sino que pone en cuestión todo un sistema y genera desconfianza sobre los profesionales y expertos en la materia", le afeó el Partido Socialista de las Islas Balares (PSIB), líder de la alianza de gobierno, por boca de la diputada Conxa Obrador. "Estamos convencidos de que el bienestar de los menores no se asegura ni mediatizando ni haciendo espectáculo de un tema tan delicado, sino con prevención", le criticó David Abril, de Més per Mallorca, que la tildó de irresponsable e ironizó con que Huertas se creía que vivía en una película de Hollywood.

En la misma línea la acusó Marta Maicas, de Podemos, quien pidió sacar del foco mediático a los menores vulnerables y exigió a la prensa autocensura en sus informacioness. La PNL se votó con el rechazo abrumador de la cámara. Solo Ciudadanos apoyó a Huertas.

Xelo Huertas fue presidenta del Parlamento balear entre 2015 y 2017. (EFE)
Xelo Huertas fue presidenta del Parlamento balear entre 2015 y 2017. (EFE)

Tuteladas y prostituidas en cadena

El rechazo frontal de los responsables políticos a la sola insinuación de que el IMAS estaba enfermo resulta hoy perturbador, una vez desvelado que al menos 16 menores tuteladas por la administración (los expertos aseguran que ha habido y hay muchas más) se prostituían de manera regular en bares, pisos ocupados y hoteles de alto nivel a cambio de dinero, drogas o teléfonos móviles. En algunos centros tutelados, la práctica totalidad de las niñas, de edades entre los 13 y los 16 años, se escapaba de las instalaciones para prostituirse y drogarse, tal como ha revelado sus propios cuidadores a 'Diario de Mallorca'.

Actualmente, hay 359 menores tutelados en Baleares en 30 centros públicos o concertados, todos víctimas potenciales de las redes de captación de menores vulnerables en las cuales participaban adultos y otros adolescentes tutelados a modo de gancho. Se trata de uno de los mayores escándalos en materia social de la historia reciente de España. La Fiscalía de Menores ha comenzado a investigar los distintos sucesos. Ningún responsable político ha dimitido ni, según ha confirmado el Govern, tiene intención de hacerlo.

"Mi sentimiento al recordar la actitud del gobierno balear es dolor y tristeza; pienso que es probable que hubiéramos podido salvar algún caso"

"Mi sentimiento al recordar la actitud del gobierno balear es de dolor y tristeza; pienso que probablemente hubiéramos podido salvar algún caso [de prostitución de menores] si hubieran considerado mi propuesta de dotarse de más recursos y mejores mecanismos. La gente me pregunta hoy por la calle si me sorprende cómo han reaccionado el Govern y les digo que para nada. No esperaba otra cosa. Conociéndolos cómo son, que su única motivación es su interés particular, no me sorprende absolutamente nada. Aquí no va a dimitir ni dios. Que la presidenta del gobierno [Francina Armengol] esté callada y no pida responsabilidades, o que las asuma ella misma, los retrata como gobernantes y como personas".

También recuerda cómo pidió a Serafín Carballo, Defensor del Menor balear, que intercediera en esta causa en el transcurso de una mesa sobre infancia en 2017. "Él sabía lo que estaba ocurriendo. Le insistí en el mal funcionamiento, en la desprotección y la poca transparencia que había. Pero me respondió que todo estaba bien e hizo como el que oye llover. Ahora en todo este escándalo ni se le ha visto ni se le espera".

El adulto detenido por la violación grupal a una menor tutelada sale del juzgado. (EFE)
El adulto detenido por la violación grupal a una menor tutelada sale del juzgado. (EFE)

Según las fuentes consultadas por 'Diario de Mallorca', la corrupción de menores tutelados por el IMAS era un secreto a voces entre los profesionales sociales y agentes policiales. "A mí comenzaron a llegarme informes entre 2014 y 2015, que fue cuando pasé del activismo social a la política. Me venían a contar que no tenían recursos personales ni económicos y el mal funcionamiento interno de la institución. Eso me llevó a plantear una auditoría a cargo de una comisión parlamentaria, con la participación de profesionales de prestigio de fuera de las islas para que no se taparan unos a otros", apunta Huertas.

Víctima de 'mobbing'

La primera persona en dar voz a esta tragedia fue miembro de Podemos hasta 2017, años en que fue expulsada del partido por desavenencias internas. Eso la llevó a abandonar la presidencia del Parlament e incorporarse al grupo mixto como diputada. Tenía muy claro cuál iba a ser su primera batalla, la reforma y auditoría urgente del IMAS, aunque no esperaba que le costara el repudio y las críticas de sus compañeros ("fui víctima de 'mobbing'", asegura).

"Hacía años que familias y trabajadores sociales me contaban lo mal que estaba todo. He sido activista toda mi vida y conozco a varios profesionales. Ellos habían hecho denuncias internas pero no podían alzar la voz porque se jugaban el sueldo, mientras los políticos lo que hacían era meter esos informes internos en un cajón. Entonces no me hablaron de casos de prostitución, al menos a mí nunca me lo dijeron tal cual, pero sí se sabía que las chicas se escapaban frecuentemente de los centros y de los pisos. Me lo contaban así de claro. Y que llamaban a la policía y les decían 'se nos ha escapado un niño', y la policía les respondía 'bueno, muy bien, lo vamos a buscar y os lo traeremos y luego se os volverá a escapar'. Aquello era un viva la virgen".

Se sabía que las chicas se escapaban de los centros y de los pisos. Aquello era un 'viva la virgen'

Y prosigue indignada: "Lo grave es que a estos niños se los quitaron a sus familias por temas menores. Algunos porque se escapaban de casa, y ahora resulta que el IMAS los tutela y se les escapan para prostituirse. Las chicas dicen 'voy a dar una vuelta' y no regresan. No es culpa de los profesionales. Si tú destinas a un educador a controlar un piso con ocho menores, es muy complicado que puedas atenderlos como merecen".

Reunión de responsables de seguridad por el escándalo de las menores tuteladas víctimas de abuso. (EFE)
Reunión de responsables de seguridad por el escándalo de las menores tuteladas víctimas de abuso. (EFE)

El rechazo del Parlamento balear a esta voz de alarma en 2017 y 2018 fue taxativo. En el primer punto de su propuesta no de ley, la exdiputada pedía algo tan básico como esto: "El Parlamento de las Islas Baleares insta al Gobierno balear (mediante la oficina de defensa de los derechos del menor) a acometer las reformas normativas necesarias para mejorar e impulsar mejoras en los Servicios de Menores y Familia de nuestra comunidad, de acuerdo con los Consejos Insulares, dotándolos de recursos suficientes para hacerlo". Pero el punto fue rechazado de plano por el tripartito, que argumentó que ya existen mecanismos, como la propia Ley del Menor que estaba entonces en proyecto y fue aprobada en febrero de 2019. Los siguientes puntos de la PNL, que entre otros pedía una auditoría de los últimos diez años que habría levantado las alfombras de la gestión de los servicios sociales tanto de PSIB como de PP, fue rechazado por todo el arco parlamentario a excepción de Ciudadanos.

Al inicio de su intervención en el pleno de marzo de 2018, Huertas protestó, harta de haber aguantado el acoso parlamentario durante un año: "Es inadmisible que la administración responda sintiéndose ofendida, más cuando afecta a menores de familias desestructuradas con pocos recursos. Lo que no haré es cerrar los ojos y hacerme la sorda ante el grito angustiante de familias, madres y padres, que pierden sus hijos con razón o sin, pero que ven con angustia el alejamiento de quienes más quieren". Para su desgracia, su premonitora batalla cayó en saco roto.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios