DA OTRA SEMANA PARA REORGANIZAR EL MIXTO

El Congreso tumba el grupo regionalista y el de JxCAT con Errejón y pide otras fórmulas

La Mesa rechaza las dos propuestas registradas para dividir el Grupo Mixto. Abre un nuevo plazo, hasta el viernes próximo, para que se vuelva a reorganizar de acuerdo al reglamento

Foto: Los nuevos diputados de Más País, Íñigo Errejón (c) e Inés Sabanés (i) junto con el líder de Compromís, Joan Baldoví (d). (EFE)
Los nuevos diputados de Más País, Íñigo Errejón (c) e Inés Sabanés (i) junto con el líder de Compromís, Joan Baldoví (d). (EFE)

La Mesa del Congreso que preside la socialista Meritxell Batet y que cuenta con una mayoría clara de PSOE y Unidas Podemos rechaza las dos propuestas registradas para dividir el Grupo Mixto, aquel compuesto por los partidos minoritarios que no forman parte de un grupo parlamentario grande. Como publicó este diario, los letrados de la Cámara desaconsejaron en un informe las pretensiones de los regionalistas por un lado; y la de JxCat, Errejón, Baldoví y el BNG por el otro, entendiendo que las fórmulas elegidas no se ajustaban al reglamento de la Cámara.

El órgano de Gobierno del Congreso, que se pronunció este viernes tras su reunión a las 10 de la mañana, sí reconoce que debe ser atendida la petición de desahogar el Grupo Mixto (que tras el 10-N cuenta con 21 diputados) y abre un nuevo plazo (hasta el próximo viernes 20 de diciembre a las 20:00 horas) para que registren ota propuesta de reorganización que cumpla con la normativa parlamentaria y pueda ser aprobada.

Los distintos partidos que se encuentran en el Mixto (a excepción de los dos diputados de la CUP que hasta el momento reniegan de formar parte de un acuerdo) llevaban días inmersos en negociaciones para dar con la tecla y poder dividir el grupo. El objetivo está claro: un grupo de 21 personas "de su padre y de su padre" en palabras del diputado canario Pedro Quevedo (Nueva Canarias) hacían por completo inmanejable el funcionamiento parlamentario para el grupo.

Y no solo eso. Tener grupo propio en la Cámara permite a sus miembros estar representados en la junta de portavoces (que ordena los plenos y la actividad parlamentaria), concede más protagonismo, un mayor tiempo en las intervenciones y más recursos económicos y de personal. De ahí, que todos los integrantes estuvieran de acuerdo en la primera premisa: había que dividir como fuera el Grupo.

La cuestión es que los acuerdos alcanzados no se ajustaban al artículo 23 del reglamento, [aquí en PDF], que establece cuáles son los requisitos para formar grupo propio. La forma más sencilla es que se junten 15 diputados o más. Pero hay otras dos posibilidades —aunque más complejas—para los casos en los que no se cumpla ese mínimo. La primera: podrán constituirse también en grupo propio los diputados de una o varias fuerzas políticas que sumen al menos cinco escaños y que, al mismo tiempo, hayan alcanzado el 15% de los votos en las circunscripciones donde hubieran presentado candidatura. Y segunda: podrán hacerlo también, con un mínimo de cinco diputados, aquellos que sumen el 5% de los sufragios emitidos en toda España.

La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas. (EFE)
La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas. (EFE)

Ahora bien, la Cámara Baja incluye una norma más: no podrán formar grupo parlamentario separado los diputados que, en el momento de las elecciones, "pertenecieran a formaciones políticas que no se hayan enfrentado ante el electorado". Esta cuestión ha sido fundamental para tomar la decisión en el caso de los partidos regionalistas encabezados por la canaria Ana Oramas. Registraron su propuesta llamada 'España Plural' con cinco diputados que sí habían obtenido el 15% del voto en sus respectivas circunscripciones. A saber, Oramas (de Coalición Canaria), Tomás Guitarte (Teruel Existe), José María Mazón (Partido Regionalista de Cantabria) y los dos diputados de Unión del Pueblo Navarro (Sergio Sayas y Carlos García Adanero). ¿El problema? Que UPN acudió a las elecciones bajo la marca Navarra Suma en coalición con el PP y Ciudadanos. Por eso, la norma en este caso es crucial: la Mesa entiende que UPN no puede tener un grupo separado al de populares y naranjas porque no se enfrentó a ellos ante el electorado.

En cuanto a la otra propuesta, la que más sorprendió por los distintos actores unidos bajo el nombre de 'Grupo Parlamentario Múltiple' (los 8 diputados de JxCAT; los dos de Más País, Íñigo Errejón e Inés Sabanés; el de Compromís, Joan Baldoví; y el de BNG, Néstor Rego) tampoco ha contado con el visto bueno de la mesa porque, a pesar de ser más de cinco diputados, no alcanzan el 5% del voto nacional.

En su escrito, los letrados ya advirtieron que, conforme a los datos remitidos por la Junta Electoral Central, obtuvieron respectivamente, un total de 530.225, 353.541, 176.287 y 120.456 votos, lo que representa el 4,88% de los sufragios emitidos. Aunque se queda cerca, no llega al 5%. Los partidos que formaban este grupo sumaron también las papeletas cosechadas por la formación de Errejón en otras circunscripciones, pero se obtuvieron con otra denominación (Más País a secas, Más País-CHA-Equo), y por tanto no pueden ser computados.

Por tanto, la Mesa volverá a analizar las propuestas que se presenten hasta el próximo viernes. La propia Batet explicó al término de la reunión que los grupos no podían darse por constituidos tras los informes de los letrados. "Antes de que me pregunten por ello, les comento también que el reparto de los escaños y despachos no se consumará hasta que todos los grupos se constituyan", explicó la presidenta. Hasta ahora los grupos constituidos y que ya contaron con el visto bueno de la Mesa son el Socialista, Popular, Vox, Unidas Podemos, Republicano (ERC), Ciudadanos, Vasco (EAJ-PNV) y EH Bildu.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios