DESPUÉS DE DOS HORAS DE VIAJE

El vuelo de Iberia que voló de Madrid a Vigo y tuvo que aterrizar en Barajas

Las condiciones climatológicas de los cuatro aeropuertos del eje atlántico-norte no permitieron el aterrizaje de la aeronave, que tuvo que dar la vuelta

Foto: El avión de Iberia no pudo aterrizar en el aeropuerto de Peinador y dio la vuelta hacia Barajas (Reuters/Benoit Tessier)
El avión de Iberia no pudo aterrizar en el aeropuerto de Peinador y dio la vuelta hacia Barajas (Reuters/Benoit Tessier)

Cuando alguien coge un avión para viajar de un punto a otro del mapa lo hace con la intención de llegar a su destino lo antes posible sano y salvo. Sin embargo, hay ocasiones en las que problemas con el vuelo, inclemencias meteorológicas u otras situaciones inesperadas impiden que el transporte se pueda realizar tal y como estaba previsto.

Eso es lo que les ha pasado a los pasajeros que este martes por la noche tenían que tomar un vuelo de Iberia a las 10 de la noche para viajar desde Madrid hasta Vigo. El avión, con 139 pasajeros a bordo, despegaba de Barajas alrededor de las 22:30 con la intención de aterrizar en el aeropuerto de Peinador una hora después… pero no fue así.

Tal y como publica El Faro de Vigo, cuando el avión se aproximó a la ciudad gallega se encontró con unas condiciones climatológicas muy adversas, con rachas de viento superiores a 70 kilómetros por hora, lo que imposibilitaba que la aeronave pudiera aterrizar con seguridad. La torre de control de Peinador buscó varias alternativas, pero no las encontró.

Cuatro aeropuertos imposibles

Había tres alternativas: el aeropuerto de Lavacolla, en Santiago, a 100 kilómetros de Vigo; el aeropuerto de A Coruña, a 155 kilómetros; y el aeropuerto de Oporto, a 140 kilómetros. Sin embargo, las condiciones climatológicas de los tres posibles destinos eran tan adversas como en el caso de Vigo, por lo que el avión no pudo aterrizar en ninguno de ellos.

Los 139 pasajeros volaron de Madrid a Vigo, pero tuvieron que volver a su lugar de origen al no haber posibilidad de aterrizar

A las 23:30, el avión sobrevolaba la ciudad olívica y ponía rumbo de nuevo a Barajas, el mismo lugar desde el que había salido una hora antes. Después de dos horas largas de vuelo, sobre las 00:40, aterrizaba de nuevo en Madrid, y los 139 pasajeros se quedaban sin poder llegar a su destino. Iberia buscó hotel a todos ellos y les reubicó en vuelos para el día siguiente.

No fue el único problema derivado de este vuelo frustrado: ese avión que debía aterrizar en Vigo poco antes de la medianoche era el mismo que tenía que salir rumbo a la capital de España con otros 139 pasajeros a las 6:30 de la mañana del día siguiente, pero lógicamente, también ese vuelo tuvo que ser cancelado. La compañía cambió el primer avión de la mañana con destino a Vigo para que tuviera más capacidad y poder llevar así a todos los pasajeros pendientes, al mismo tiempo que traía de vuelta a quienes no habían podido viajar a primera hora.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios