MONTECARLO, SAN FRANCISCO, MEDELLÍN O LIMA

Las patronales de las apuestas pagaron diez viajes a congresos al director del Juego

Las conferencias del sector se suelen celebrar en hoteles de cinco estrellas y en paralelo se desarrollan actividades de ocio como tours turísticos, catas de vinos o campeonatos de golf

Foto: Juan Espinosa (jersey marrón, a la izquierda) durante un paseo turístico en Medellín (Colombia) en el marco de la Cumbre Iberoamericana del Juego de 2018.
Juan Espinosa (jersey marrón, a la izquierda) durante un paseo turístico en Medellín (Colombia) en el marco de la Cumbre Iberoamericana del Juego de 2018.

El director general de Ordenación del Juego, Juan Espinosa, realizó diez viajes en los dos últimos años financiados total o parcialmente por asociaciones que aglutinan a empresas de apuestas, sector que debe controlar. Desde que asumiera el cargo en diciembre de 2016, la agenda oficial de Espinosa incluye asistencias a eventos en Montecarlo, Cartagena de Indias y Medellín (Colombia), Lima (Perú) y San Francisco (Estados Unidos) con gastos de transporte y alojamiento pagados íntegramente por los organizadores de estas conferencias, generalmente patronales internacionales, nacionales o autonómicas del sector. En algunos casos, como en las cumbres iberoamericanas del juego, el alto cargo de Hacienda permaneció cuatro días en Colombia para intervenir en una ponencia de 30 minutos. Estos datos proceden de la respuesta de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) a una solicitud de acceso a la información pública realizada por El Confidencial en virtud de la Ley de Transparencia.

Como complemento a las invitaciones al director general para participar en ponencias o debates, los organizadores de estos eventos –que se suelen celebrar en hoteles de cinco estrellas como el Swissötel (Lima), el Hyatt Regency (Cartagena de Indias), el Monte-Carlo Bay & Resort (Mónaco) o el Ritz-Carlton (San Francisco)– organizan otras actividades de ocio. En la Cumbre Iberoamericana del Juego de 2018 en Medellín, por ejemplo, Espinosa participó de un paseo de cortesía ofrecido por los anfitriones. Subido en un bus turístico, recorrió distintas zonas de la ciudad colombiana como Pueblito Paisa y su mirador, una atracción muy visitada en esa región.

La agenda oficial de la Cumbre de la Asociación Internacional de Asesores del Juego, celebrada en junio de este año en San Francisco, dejaba hueco para, además de las sesiones ordinarias, un campeonato de golf, una cena con cata de vinos y una ceremonia de apertura que se promocionaba así: “Únase a nosotros el lunes por la noche en el jardín del Ritz-Carlton, donde podrá relajarse con sus colegas de todo el mundo a su gusto mientras degusta las delicias culinarias del área de Half Moon Bay. Tendremos cócteles y comidas ligeras disponibles mientras te pones al día con viejos y nuevos amigos agrupados alrededor de las fogatas”.

Esta cumbre fue patrocinada, entre otros, por Gaming Laboratories International, una empresa que tiene licencia de la DGOJ para homologar sistemas técnicos de marcas que operan en España. Es habitual que entre los patrocinadores de estos encuentros haya casas de apuestas y asociaciones empresariales que están bajo la supervisión de Espinosa, ya que su oficina se encarga de la “regulación, autorización, control y sanción de las actividades de juego de ámbito estatal”, según la página web de la DGOJ.

"Relaciones institucionales"

Para la DGOJ aceptar este tipo de invitaciones se enmarca en las “relaciones institucionales” que debe desempeñar el director general, según la respuesta enviada por el organismo para este reportaje. Si bien reconoce que sus delegaciones participan de tours o cenas ofrecidas por la organización de los eventos, el organismo asegura que tienen un carácter “esencialmente subsidiario al evento” y alega que no son exclusivas para la dirección. “Corresponder protocolariamente al organizador asistiendo a las mismas difícilmente puede conducir a generar conflicto alguno de interés”, se justifica el organismo en la respuesta ya mencionada.

Corresponder protocolariamente al organizador asistiendo a estas actividades difícilmente puede generar conflicto de interés

Sin embargo, Manuel Villoria, catedrático de Ciencia Política y Administración Pública de la Universidad Rey Juan Carlos e integrante del Comité Directivo de Transparencia Internacional España, considera que este tipo de invitaciones “buscan generar un cierto agradecimiento”. Y sentenció: “En el momento en que hay la más mínima duda de que eso puede significar una influencia en la toma de decisiones o que puede generar un conflicto de interés, evidentemente no se pueden aceptar”.

Las leyes de Transparencia y del Alto Cargo de la Administración General del Estado, normativas que regulan este tipo de situaciones, dan lugar a varias interpretaciones. Sin embargo, la primera establece que estos funcionarios no deben aceptar para sí “regalos que superen los usos habituales sociales o de cortesía ni favores o servicios en condiciones ventajosas que puedan condicionar el desarrollo de sus funciones”. De todas formas, no define qué sería un regalo que supere los “usos habituales”.

Juan Espinosa, en un bus turístico en Medellín (Colombia) durante la Cumbre Iberoamericana del Juego.
Juan Espinosa, en un bus turístico en Medellín (Colombia) durante la Cumbre Iberoamericana del Juego.

Respecto a los congresos en el país caribeño, la DGOJ alega que existe una invitación formal del gobierno colombiano a pesar de que la organización estuvo a cargo de la empresa JAK Comunicación y que entre sus patrocinadores estaban casas de apuestas deportivas como Sportium y Luckia. En estas instancias, Espinosa normalmente coincide con reguladores de otros países, pero también con empresarios españoles.

En las visitas a Colombia, Espinosa participó como ponente en dos ediciones de la Cumbre Iberoamericana del Juego. En ambas ocasiones, viajó junto con el subdirector general de Gestión y Relaciones Institucionales, José Antonio García, y la subdirectora general de Inspección, Cecilia Pastor Pons. El director empleó cuatro y cinco días para participar en cada una de las cumbres en Colombia y sus intervenciones se limitaron a sendas ponencias de 30 minutos.

Las empresas, en tanto, aseguran que la "elección de los ponentes" coresponde a los organizadores y no a los patrocinadores de los eventos, según un comunicado firmado por Luckia, Codere, Cirsa, Recreativos Franco y Grupos Orenes y remitido a El Confidencial. "Nuestro patrocinio responde a la necesidad de que haya foros y eventos en los que se aborden temas que son de interés", dice y agrega que se trata de una "realidad" que acompaña a todos los sectores económicos y empresariales.

También el exdirector de Madrid

Juan Espinosa no es el único alto cargo que ha aceptado invitaciones a conferencias organizadas por el sector. El hasta hace dos semanas director del Área de Ordenación y Control del Juego de la Comunidad de Madrid, Fernando Prats, también viajó a eventos financiado por asociaciones empresariales del sector. El 19 de septiembre de 2018, Prats acudió al VII Expo Congreso Andaluz sobre el Juego, en Torremolinos (Málaga). Tanto el transporte como el alojamiento de una noche en la ciudad fueron pagados por la organización del evento. Para ese mismo día, había sido citado en la Asamblea de Madrid por el Grupo Parlamentario Podemos para responder preguntas sobre el auge de los salones de juego y locales de apuestas deportivas, pero nunca llegó a la cita que tenía en la Asamblea. Exactamente la misma situación había sucedido en 2016. Finalmente, a la tercera convocatoria, el 10 de octubre de 2018, se presentó ante la Comisión de Presupuestos, Economía, Empleo y Hacienda.

“Ha demostrado un absoluto desprecio por la institución de la que cobra, se ha comportado más como un CEO (director ejecutivo) de una empresa del juego que como responsable de su área en la Comunidad”, criticó el diputado de Más Madrid Emilio Delgado, autor de las preguntas. Organizado por asociaciones empresariales del juego presencial de Andalucía, el congreso de Torremolinos estuvo patrocinado por siete grandes grupos del sector: Orenes, Recreativos Franco, Unidesa, Zitro, Merkur, Novomatic y GiGames.

Con el nuevo gobierno de la popular Isabel Díaz Ayuso en Madrid, las competencias del Juego pasaron a manos de la Consejería de Justicia y el departamento que Prats encabezada fue suprimido. Pero en el último año antes de ser cesado Prats realizó, al menos, tres viajes más financiados por la organización de estos congresos, que contaron con el patrocinio de empresas como Luckia, Sportium y Vive la Suerte, que tienen salones de apuestas en la capital que estaban bajo la supervisión de la oficina del ahora exdirector, según una respuesta a una solicitud presentada por El Confidencial. Prats fue galardonado el pasado año con el Premio Especial del Jurado de la revista del sector 'Azar Plus'.

España no ha adoptado las recomendaciones de la UE

El Gobierno español aún no ha adoptado cinco de las seis recomendaciones que la Unión Europea realizó en 2014 sobre la publicidad de este sector. La ley que regula el juego online, aprobada en 2011, ya preveía la necesidad de regular las promociones del área, pero hasta ahora las empresas se publicitan con escaso control. De las seis recomendaciones del organismo comunitario para los anuncios, España solo cumple con "la identificación clara del operador" cuando se publicita, establecida en el artículo 15 de la ley 13/2011.

Sin embargo, la UE aconseja que no se utilice a famosos para promocionar el juego, que se incluyan mensajes del riesgo del juego para la salud y que no se hagan manifestaciones infundadas que generen falsas expectativas, que no se traslade la idea de que apostar puede ser una solución a problemas financieros y que no se sugiera que la destreza pueda afectar al resultado cuando sea falso.

La Dirección General de Ordenación del Juego trabaja desde hace cinco años en un proyecto de decreto, que recoge estas recomendaciones, pero no ha logrado sacarla adelante. Para el organismo la demora de la regulación, que se discute desde 2014 en el Consejo Asesor, está vinculada a la “no aprobación de los Presupuestos Generales del Estado del último Gobierno y a la posterior convocatoria electoral”, según respondió por escrito para este reportaje.

---

Este trabajo es fruto de la investigación desarrollada durante el Máster de Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos y Unidad Editorial. La investigación ha tenido el apoyo de CaixaBank y la Comisión Europea en España. La tutorización del Trabajo Fin de Máster (TFM) corrió a cargo de Tomás Ocaña, director de la productora The Facto y profesor del máster. El trabajo completo se puede leer en este enlace.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios