SE ENFRENTA A LA INHABILITACIÓN

El juicio contra Torra por los lazos se celebrará a partir del 25 de septiembre

La Fiscalía solicita, en concreto, un año y ocho meses de inhabilitación y una multa de 30.000 euros por los hechos sucedidos durante las elecciones municipales del 26 de mayo

Foto: Quim Torra. (EFE)
Quim Torra. (EFE)

El juicio contra el presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, por un delito de desobediencia por el incumplimiento a las resoluciones de la Junta Electoral Central respecto a la polémica suscitada por los lazos amarillos mostrados en campaña en edificios de la Generalitat, se celebrará a partir del próximo 25 de septiembre. El 'president' se enfrenta a la inhabilitación.

La Fiscalía solicita, en concreto, un año y ocho meses de inhabilitación y una multa de 30.000 euros por los hechos sucedidos durante las elecciones municipales del 26 de mayo. Precisó en su escrito que la inhabilitación que reclama debe extenderse al ejercicio de cargos públicos electivos, ya sean de ámbito local, autonómico, estatal o europeo, así como para el ejercicio de funciones de gobierno. "La inhabilitación conlleva la privación definitiva de estos empleos o cargos públicos y los honores que le sean anejos", indicaba. Se han señalado dos jornadas para el juicio: 25 y 26 de este mes.

Así, una condena supondría una retirada temporal del escenario político del actual 'president' de la Generalitat. El escrito describe los hechos y asegura que pese "a la claridad de la orden" que dio la Junta Electoral para que el Govern retirara la simbología política del Palau y otros puntos, "este decidió desatenderla" a sabiendas de que era firme en vía administrativa y que debía proceder "sin excusa ni pretexto a su estricto cumplimiento".

La Fiscalía señala que Torra se agarró a la excusa de un supuesta imposibilidad de cumplimiento de la instrucción, dada la multitud de edificios que exhibían lazos y pancartas de apoyo a los presos del 'procés', y se escudó en un informe reclamado al Síndic de Greuges cuya opinión "resultaba de todo punto intrascendente, aunque no inane". Incide en que, además, el informe en cuestión obraba en poder del 'president' desde días antes.

El procedimiento se abrió en marzo a instancias de la Fiscalía General del Estado, que ya apuntaba en su querella a delitos similares. Las partes disponen ahora de un plazo para que informen. Acabado el trámite, la presumible decisión de continuar adelante coloca la celebración de la vista a finales de septiembre o principios de octubre. En plenos fastos del aniversario del 1-O y en la horquilla en la que también se espera la sentencia del 'procés'. Solo otro de los juicios pendientes, el que debe celebrarse contra la Mesa del Parlament por el 'procés', puede alterar este calendario. El abogado del 'president', Gonzalo Boye, ha solicitado ya la recusación del instructor.

La sentencia, avisan las fuentes consultadas, no se hará esperar. El procedimiento no es complejo y solo se acusa a una persona, por lo que el juicio se espera rápido y la resolución también. A finales de año, Torra podría llevar sobre los hombros una prohibición de ejercer cargo público. En caso de resultar condenado, le quedaría la carta de acudir en amparo al Tribunal Supremo.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios