el bloqueo continúa

Sánchez se enroca en gobernar en solitario: "La desconfianza con Podemos es recíproca"

100 días después de las elecciones generales, Sánchez sigue enrocado en gobernar en solitario y no "tirar la toalla" para intentar presentarse a una segunda investidura en la que convertirse en presidente

Foto: Pedro Sanchez y Felipe VI. (EFE)
Pedro Sanchez y Felipe VI. (EFE)

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, sigue sin fiarse de Pablo Iglesias y Unidas Podemos. Han pasado 100 días desde que se celebraron las elecciones generales y la desconfianza entre el PSOE y Unidas Podemos sigue siendo mutua y "recíproca", ha señalado el líder socialista.

Tras un encuentro de poco más de una hora con el monarca en el Palacio de Marivent en Palma que ha calificado de "reunión cordial", Sánchez ha explicado ante los medios que él y Felipe VI han tratado "la situación de bloqueo desde el punto de vista político" y el contexto económico del país.

La sombra de una repetición electoral es alargada, y por eso Sánchez ha recordado que el 25 de julio se presentó a una investidura fallida pero que el día siguiente el PSOE dejó claro que había decidido "no tirar la toalla" y "empezar de cero". "No pierdo la esperanza, no tiro la toalla, creo que los españoles no se merecen volver a las elecciones", ha subrayado tras el tradicional despacho veraniego con el Rey.

El líder socialista, en un tono más distendido que el que ha utilizado en los últimos días, ha animado a buscar fórmulas nuevas que ayuden a materializar "ese Gobierno progresista", que es el objetivo principal que persigue el PSOE porque consideran que esa es la lectura que se extrae de las urnas.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el Palacio de Marivent. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el Palacio de Marivent. (EFE)

De hecho, el resultado de las últimas elecciones generales, ha señalado Sánchez, "interpela a Unidas Podemos, pero también al Partido Popular y a Ciudadanos", formaciones a las que les ha pedido no seguir bloqueando la situación y asumir su responsabilidad para permitir que se forme un Gobierno liderado por el PSOE en solitario.

Tras destacar el "acierto" del monarca en el mensaje que lanzó el pasado domingo en el que animó a los partidos a buscar una salida que evite convocar unos nuevos comicios, el líder socialista ha reiterado que su objetivo es formar un gobierno progresista que no dependa de las fuerzas independentistas.

A pesar de que en la agenda no haya ninguna fecha cerrada para que Sánchez se reúna con Iglesias ni con los demás líderes de los partidos políticos - el presidente en funciones se ha reunido en estos días solo con Compromís y el otro único encuentro confirmado es con el PNV -, el líder socialista ha prometido que hablará con todos, incluido con Pablo Iglesias, Pablo Casado y Albert Rivera.

Sánchez no ha querido dejar la ocasión de repetir que "no hay alternativa" a un Gobierno progresista liderado por el PSOE y aquellas formaciones políticas que planteen otras opciones incurren, en su opinión, en una "gran irresponsabilidad" porque lo que están haciendo es abocar al país a una repetición electoral en noviembre.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios