EL CONGRESO TUMBARÁ LA INVESTIDURA

Casado y Rivera afean "el espectáculo" y la "incapacidad" de Sánchez e Iglesias

El bloque de la derecha acudió a la tribuna con ganas de recordarle al candidato los días "de escenas" y "espectáculos" que los ciudadanos han tenido que vivir para no llegar a un pacto

Foto: Segunda votación de investidura
Segunda votación de investidura

Pablo Casado y Albert Rivera llegaron a la tribuna este jueves con ansias de recordarle al candidato, Pedro Sánchez, y a su socio preferente, Pablo Iglesias, el “espectáculo” vivido en estos días. La negociación en directo, la pelea por los ministerios. El "bochorno", como lo han calificado muchos medios, reflejado en las últimas horas y que Unidas Podemos confirmaba a escasos minutos de entrar en la sesión plenaria: sus diputados se abstendrán y la investidura fracasará. El líder del PP aseguró en su turno de palabra que habían pasado “de un Gobierno Frankenstein a una parodia”, en la que han demostrado “ser incapaces” de llegar a un acuerdo.

Minutos más tardes el dirigente de Ciudadanos tomaba la palabra en la misma línea: “¿Cómo van a poder gestionar la economía en España o cómo van a sumar fuerzas en Europa si no se aclaran entre ustedes? Son ustedes una banda y el espectáculo, me temo, seguirá como un culebrón de verano”. Rivera volvió a acuñar el término estrella de su comparecencia del lunes, “banda”, para asegurar que “la han liado” mucho y que lo que han hecho estos días ha sido “repartirse España como un botín”. “Y no es un botín, es nuestra nación”.

En el escaso tiempo del que disponían ambos líderes, quisieron insistir en la “incapacidad” de los socios preferentes para llegar a un acuerdo. Les separa el ego, que no les cabe en la silla”, zanjaba Rivera.

Casado, por su parte, también quiso señalar a los “socios” del candidato, “los que ha buscado siempre” y con los que teje complicidades desde hace 15 años, aseguró, “cuando pusieron un cordón sanitario al PP”. “Usted solo pacta con los que quieren abolir la monarquía parlamentaria, los que ven la Constitución como un candado o con quienes quieren limitar la propiedad privada”.

Y a continuación retomó el tono de ‘hombre de Estado’ para recordar a Sánchez que frente la elección de esos socios, “nosotros le hemos tendido la mano desde hace meses para dar estabilidad con once pactos de Estado que seguimos manteniendo”. Desde el principio, aseguró, “no hemos engañado a nadie”. “Hemos acudido cuando nos han convocado y hemos dicho cuál era nuestra posición. Exigía un cheque en blanco y eso nosotros no lo podíamos aceptar”, aseguró.

Después no escondió los puntos comunes que les unen a ambos. “Tenemos que ensanchar el espacio de la moderación y que los dos podamos ganar en él, y reencontrarnos el PP y el PSOE”. Un guiño al deseo de la vuelta del bipartidismo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios