violencia sexual

El auge de las 'manadas': más de cien violaciones grupales en España desde 2016

En España se han registrado un total de 104 agresiones sexuales múltiples desde 2016, 14 en lo que llevamos de 2019, de las cuales, el 62,5% fueron violaciones consumadas

Foto: Ya son 14 las violaciones grupales registradas en España en 2019, y 104 en total desde 2016. (Efe)
Ya son 14 las violaciones grupales registradas en España en 2019, y 104 en total desde 2016. (Efe)

La víctima de la violación múltiple de Manresa (Barcelona), que tenía 14 años cuando siete jóvenes abusaron sexualmente de ella en una fábrica y que declara este lunes en la Audiencia Provincial de Barcelona, es uno de los más de cien casos de agresiones sexuales grupales denunciados en España desde 2016.

El proyecto 'Geoviolencia sexual', impulsado por Feminicidio.net para documentar estos casos de violencia sexual sobre los que no hay estadísticas oficiales, cifra en 104 las agresiones múltiples perpetradas desde 2016 hasta marzo de 2019: 17 en 2016, 14 en 2017, 59 en 2018 y 14 en los tres primeros meses de 2019.

Sin embargo, desde entonces han trascendido varios casos más: una violación de tres hombres a una mujer en Pamplona en abril, una agresión sexual de cinco hombres en una playa nudista de Cullera (Valencia), otra de cuatro turistas alemanes a una compatriota en Mallorca la semana pasada y, este fin de semana, un chico irlandés de 19 años fue violado por dos hombres en Magaluf (Mallorca).

Se trata de una forma de violencia sexual que la violación de los integrantes de la autodenominada 'Manada' en los Sanfermines de 2016 puso en el centro de la agenda feminista y mediática.

COncetración en Madrid tras conocer la sentencia contra miembros de la Manada por abuso sexual. (Reuters)
COncetración en Madrid tras conocer la sentencia contra miembros de la Manada por abuso sexual. (Reuters)

Según las estadísticas de 'Geoviolencia sexual' relativas a los 104 casos que han registrado, 356 agresores participaron en los 104 casos de agresiones sexuales múltiples, si bien en cinco de ellas se desconoce el número de hombres que las perpetraron.

El 62,5 % de las agresiones fueron violaciones consumadas. Uno de cada cuatro agresores era menor de edad cuando integró la violación grupal, mientras que una de cada tres víctimas eran menores. Además, los agresores tomaron imágenes o vídeos de la víctima mientras era vejada en el 13,5 % de estos casos.

Por comunidades autónomas, gran parte de las "manadas" actuaron en Andalucía, donde se perpetraron una de cada cuatro violaciones grupales; la Comunidad Valenciana (17,3 %) y Cataluña (14,4 %). Mientras que las provincias en las que se han perpetrado un mayor número de agresiones sexuales múltiples son Barcelona (con 13 casos), Valencia (con 12 casos) Málaga (con diez casos) y Alicante (con nueve casos).

Con motivo de la declaración de la víctima de Manresa, se han convocado decenas de concentraciones de apoyo de la menor y repulsa de los agresores este lunes a las 18:00 horas frente a los ayuntamientos de las ciudades españolas bajo el lema "Únete contra la jauría".

Manifestación en Córdoba en protesta por la puesta en libertad bajo fianza de los cinco miembros de la Manada. (Efe)
Manifestación en Córdoba en protesta por la puesta en libertad bajo fianza de los cinco miembros de la Manada. (Efe)

Abuso sexual o violación: la eterna duda

El pasado viernes, el Tribunal Supremo hizo pública la sentencia con la que condenaba a los miembros de la Manada de los Sanfermines a 15 años de cárcel por un delito continuado de agresión sexual. El texto fijaba doctrina y establecía que este caso se trataba de una violación y no de un abuso sexual al producirse intimidación ambiental sobre la víctima.

"En estos casos el efecto intimidatorio puede producirse por la simple presencia o concurrencia de varias personas, distintas del que consuma materialmente la violación, ya que la existencia del grupo puede producir en la persona agredida un estado de intimidación ambiental", estimó el alto tribunal.

La vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Altamira Gonzalo, espera que la doctrina del Supremo "tenga efectos disuasorios" para que no haya nuevos casos de violaciones grupales.

"La importancia de la sentencia del Tribunal Supremo radica en que aprecia la existencia de intimidación ambiental y por tanto se trata de una violación y no de abusos sexuales", ha destacado en declaraciones a Efe.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios