En Zaragoza

Prisión provisional para los detenidos por el ataque con ácido a un menor en Caspe

La Policía Local ha detenido a dos miembros de una misma familia en relación a un joven de 17 años; días después detuvo a otro de los encapuchados que lo atacó el día 3 de mayo

Foto: Agente de la Policía Local de Zaragoza (Policía de Zaragoza)
Agente de la Policía Local de Zaragoza (Policía de Zaragoza)
Autor
Tiempo de lectura2 min

La Guardia Civil ha detenido a dos miembros de una misma familia -tío y sobrina- en relación a la agresión con ácido que sufrió el pasado 3 de mayo un joven de 17 años de la localidad zaragozana de Caspe. El pasado 21 de mayo ya fue detenido un varón, que se encuentra en la actualidad en la prisión de Zuera (Zaragoza).

El titular del Juzgado de Instrucción de Caspe ha decretado prisión provisional y sin fianza para ambos parientes como presuntos inductores de la tentativa de asesinato.

Los detenidos son la cuñada del menor, Sara G.C., y su tío, José G.C., que habrían encargado la agresión a una tercera persona por un posible ajuste de cuentas relacionado con una deuda del hermano mayor del menor con el tío de la detenida, conocido en Caspe con el sobrenombre de 'Recortao', según recoge Efe.

Al parecer, el presunto autor material tiene antecedentes policiales por tráfico de drogas. Fue este quien causó presuntamente quemaduras al herido en el 70% de su cuerpo y fue arrestado en la capital aragonesa días después.

El joven, de origen marroquí, fue agredido el 3 de mayo, cuando regresaba a su casa desde el IES 'Mar de Aragón', en Caspe, atacándole un hombre encapuchado, que roció ácido sobre su cara, lo que causó al joven lesiones graves, de las que fue atendido en la UCI del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

El suceso ha tenido su origen en la ruptura sentimental de una mujer española de Caspe y su pareja, siendo el varón hermano del menor agredido con el ácido. Esta persona se trasladó a vivir a Alemania y, desde entonces, su expareja y un tío de esta intentaron por todos los medios que regresara a Caspe, llegando a trasladarse a aquel país para intentar localizarlo.

Al no conseguirlo, tío y sobrina dieron un ultimátum a la familia de su expareja para que volviese, amenazando -presuntamente- con causar un daño físico a alguno de los familiares en caso contrario.

Al pasar los días y no regresar la expareja, estas dos personas contrataron a un tercero para que llevase a cabo la agresión con ácido al menor, facilitándole el desplazamiento a Caspe y el ácido para cometer el hecho a cambio de dinero y estupefacientes.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios