LA JUSTICIA ASÍ LO HA DECIDIDO

El hombre que ayudó a morir a su mujer no será juzgado por violencia de género

Aseguran, en línea con la Fiscalía, que el caso es una excepción a la ley y que encaja más en el tipo delictivo de auxilio al suicidio, que no compete a los tribunales de violencia de género

Foto: Ángel Hernández, el hombre que ayudó a morir a su mujer dignamente. (EFE)
Ángel Hernández, el hombre que ayudó a morir a su mujer dignamente. (EFE)

El Juzgado número 5 de Violencia sobre la Mujer de Madrid rechazó este miércoles investigar a Ángel Hernández, el hombre que ayudó a morir a su mujer, María José Carrasco, suministrándole una sustancia que acabó con su vida. El juzgado especializado, en concreto, rehusó la inhibición que había acordado el Juzgado de Instrucción 25 y le devolvió el procedimiento al entender que la fallecida pidió expresamente a su marido que acabara con su vida, lo que convierte la historia en una "excepción" de los supuestos recogidos por la ley integral de violencia sobre la mujer y, por lo tanto, en otro tipo de ilícito penal.

Si no hubiera existido esta solicitud expresa, seria e inequívoca de que la ayuden a morir, sostiene el Juzgado de Violencia en línea con el argumento que previamente había esgrimido la Fiscalía, "hablaríamos de lo contrario". "Desde una perspectiva criminológica, este auxilio al suicidio de la persona enferma grave que lo solicita expresamente no es la manifestación de ningún tipo de violencia física, psíquica o limitación de la libertad", arguye el auto con el que el juzgado rechazó la inhibición.

"La inclusión en el ámbito de competencia de los Juzgados de Violencia Sobre la Mujer supone una interpretación literal incompatible con el objeto y la finalidad de estos Juzgados", añade el escrito. "Por ello, también desde una interpretación social y teológica de la ley se deduce que el auxilio al suicidio previsto en el artículo 143.4 del Código Penal no puede formar parte de las competencias de los Juzgados de Violencia de Mujer", insiste.

La decisión la toma el Juzgado 5 de Violencia sobre la Mujer un día después de que la Fiscalía Provincial de Madrid esgrimiera que este no es competente para investigar a Hernández. El ministerio público emitió un informe después de que el juzgado le pidiera que se posicionara sobre la competencia. Los hechos fueron "cometidos por petición expresa" de Carrasco "y dada la enfermedad que padecía”, esgrimió la Fiscalía, que consideró que Violencia sobre la Mujer carece de competencia porque las diligencias abiertas a raíz del fallecimiento tienen por objeto la comisión de un delito de cooperación al suicidio y no de agresión machista. El ministerio público explicó que "desde el primer momento existía la constancia de que Carrasco, aquejada de una grave, dolorosa e incurable enfermedad que le hacía totalmente dependiente, manifestó repetidamente su deseo de morir de una forma libre, pública y consciente".

"No existe ni puede razonablemente sostenerse la existencia de ese contexto de dominación y de relaciones de asimetría y de poder sobre la mujer que perfila y define la violencia de género", agregó el ministerio público. "De lo acreditado hasta el momento" se desprende que Hernández accedió a la decisión de su mujer, "algo totalmente ajeno a la idea de dominación y relaciones asimétricas", con lo que quedarían acreditadas desde el inicio del procedimiento "esas coordenadas radicalmente diferentes a las que hace referencia la jurisprudencia y que le alejan del ámbito y del espíritu de la violencia de género y de la competencia de los juzgados de violencia sobre la mujer".

La causa, por lo tanto, volverá ahora al Juzgado de Instrucción 25, que inició las pesquisas. Este último tendrá que decidir si acepta los argumentos del Juzgado de Violencia sobre la Mujer y se queda finalmente con el procedimiento o si eleva la duda jurídica a la Audiencia Provincial de Madrid con el fin de que sea este alto tribunal el que decida sobre la competencia de la investigación.

Hernández ayudó a morir a su mujer después de que esta llevara años padeciendo una enfermedad que la mantenía en estado casi vegetal y de que la propia señora le pidiera expresamente a su marido que acabara con su vida a través de los medios de comunicación.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios