LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO CIFRA EN 45.000 LOS ASISTENTES

Miles de personas en Colón exigen el fin de la negociación con los independentistas

Banderas españolas y europeas llegaron de la mano de miles de ciudadanos a Madrid este mediodía. Los principales lemas: “elecciones ya” y gritos continuos de “viva España”

Foto: Concentración en la Plaza de Colón de Madrid. (EFE)
Concentración en la Plaza de Colón de Madrid. (EFE)

Miles y miles de personas salieron a la calle este domingo convocados por PP y Ciudadanos para exigir el fin de la negociación del Gobierno con los independentistas y pidiendo convocar elecciones cuanto antes. “España no necesita relatores”. Fue el primer mensaje del ‘speaker’ de la concentración en Madrid, encaramado a un escenario en la plaza Colón, provocando los gritos de aceptación de todos los asistentes, que comenzaron a ondear banderas. La mayoría españolas, pero también europeas. Muchos de los que acudieron llegaban con sombreros, bufandas y todo el ‘atrezzo’ posible adornado con la rojigualda. El ambiente fue festivo, con música —de ahora y de antes— y el grito más repetido fue “elecciones, elecciones”.

Miles de personas en Colón exigen el fin de la negociación con los independentistas

“Con la soberanía nacional no se mercadea”, continuaba el encargado de amenizar la jornada a la espera de que llegaran los principales dirigentes políticos y los periodistas que leyeron el manifiesto. Sin duda, el lema que más entusiasmo despertaba era el de “viva España” y “hay que defender la Constitución”.

Las riadas de gente por el Paseo de Recoletos, la calle Serrano y el resto de vías aledañas que desembocaban en Colón fue continua desde las 11 de la mañana. Las estaciones de tren y metro fueron expulsando a familias enteras, mayores, jóvenes… Casi todos con, al menos, una bandera en la mano.

Hasta siete fuerzas políticas compartieron espacio, a PP y Ciudadanos se unieron Vox, Unión del Pueblo Navarro (UPN), Foro Asturias, Partido Aragonés y UPYD. El presidente popular, Pablo Casado, compareció ante los medios celebrando “la unión” de estas formaciones para pedir “el fin de las negociaciones y del diálogo del Partido Socialista con los secesionistas”, asegurando que “lo único que ha quedado claro” es que el Gobierno “quiere perpetuarse en el poder aunque eso dependa de la soberanía nacional”.

Casado aseguró que “no cabe más rendición por parte del PSOE” y aseguró que la única salida son las elecciones “El PP cree que la España de los balcones, la que está hoy en las plazas, tiene que ir a las urnas para hacer una moción de censura y decir basta el 26 de mayo”, en referencia a las elecciones municipales y autonomías convocadas, a las que podrían sumarse unas generales.

Concentración convocada por PP y Ciudadanos este domingo. (EFE)
Concentración convocada por PP y Ciudadanos este domingo. (EFE)

Justo antes llegaba el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, celebrando que miles de personas estuvieran ya “reventando” la plaza de Colón, y afirmando que la concentración de este domingo “va a ser un antes y un después” porque a Sánchez “se le acaba la escapada”. El líder naranja aseguró que el acto de hoy demuestra que “la mayoría de españoles dicen no a Sánchez y sí a la Constitución y a España”, e insistió en que “lo único que queremos es votar”. Rivera reiteró, como hizo antes el presidente del PP, que Sánchez “tendrá que escuchar a los españoles en la calle aunque no haya querido hacerlo en las instituciones”.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, fue uno de los primeros en llegar a Colón. Compareció también ante los medios dando su apoyo a la concentración “por la traición de un gobierno mentiroso e ilegítimo sostenidos por los enemigos de España” y mostrándose partidario de que el “el golpe de estado sea sofocado hasta las últimas consecuencias” en referencia a la aplicación del artículo 155 (la suspensión de la autonomía) y “el encarcelamiento de los golpistas”. El líder de UPYD, Cristiano Brown, aseguró que “ser profundamente progresista es compatible con defender la unidad de España”, criticando el posicionamiento del Ejecutivo. Y también la presidenta de UPN aseguró que su presencia se sumaba para “defender la Constitución” y frenar “el continuo chantaje de los independentistas”.

Al final de la concentración tres periodistas -Albert Castillón, María Claver y Carlos Cuesta- leyeron un comunicado suscrito por los convocantes, ocho partidos constitucionalistas, en el que se proclamó “el hartazgo” ante las cesiones de Pedro Sánchez a los secesionistas catalanes, el respaldo a los jueces y la petición de elecciones generales para que los españoles puedan pronunciarse. Con el prólogo de que “nos une un sola bandera, la de España”, el breve manifiesto es una denuncia del empeño negociador del inquilino de la Moncloa con Quim Torra sobre “la soberanía nacional” y a costa del marco constitucional y la unidad de España.

Constantemente interrumpidos con gritos de “viva España” y frente a un mar de banderas nacionales, los oradores detallaron la escalada de cesiones de Sánchez a los independentistas, de la recepción en la sede del Gobierno con lazos amarillos incluidos, a la relación de “bilateralidad” lograda, la rectificación de la Fiscalía, los 21 puntos de Torra, la figura del relator en una “mesa de partidos” o el intento de trueque de Presupuestos por más cesiones, todavía en el aire.

El presidente de VOX, Santiago Abascal (2i), el líder del PP, Pablo Casado (4i), y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera (d). (EFE)
El presidente de VOX, Santiago Abascal (2i), el líder del PP, Pablo Casado (4i), y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera (d). (EFE)

Los convocantes acusan a Sánchez de haber “traicionado a España” y de humillar a los españoles con una negociación “a espaldas de la ley”. “Sólo el pueblo es dueño de su destino” y “la soberanía nacional no se negocia”, recuerda la declaración ante los planes del dirigente socialista con sus socios independentistas. También se recuerda que su obligación como presidente del Gobierno es “guardar y hacer guardar la Constitución”, que solo dentro de la Constitución y por sus cauces reglamentarios tienen cabida las negociaciones políticas.

La plaza Colón de Madrid se llenó de ciudadanos venidos de distintos municipios de Madrid, pero también de Andalucía, Murcia, País Vasco, Extremadura y Cataluña, entre otros. PP y Ciudadanos pusieron autobuses desde distintos puntos de España para ayudar a quienes quisieran acudir a la concentración este domingo. El acto, tras el manifiesto, finalizó con el himno nacional, arrancando los aplausos finales. En cuanto a la asistencia, se produjo la habitual guerra de cifras. Los organizadores aseguran que 250.000 personas llenaron Colón y las principales calles cercanas, mientras que la Delegación del Gobierno asegura que solo hubo 45.000 asistentes.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
106 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios