Sander Loones

Borrell dice que el apoyo del ministro belga a independentistas tendrá respuesta

"Encerrados por más de un año. Sin ser juzgados", comentaba Loones sobre Jordi Sànchez y Jordi Turull, que iniciaron el pasado sábado una huelga de hambre para presionar al TC

Foto: Josep Borrell. Foto: EFE
Josep Borrell. Foto: EFE

El ministro español de Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, afirmó hoy que los últimos comentarios del ministro belga de Defensa, Sander Loones, sobre la situación de los políticos independentistas catalanes en prisión, serán objeto de una "comunicación diplomática". "Naturalmente será objeto de una comunicación diplomática para expresar nuestro desagrado por esta clase de manifestaciones", indicó Borrell en una rueda de prensa al término de una reunión de dos días de ministros de Exteriores de la OTAN.

El ministro especificó que sus servicios "estudian" actualmente esa respuesta en el Ministerio en Madrid y aclaró que, en todo caso, la respuesta de España "no pasará de una comunicación diplomática normal y corriente". "No he tenido tiempo ni siquiera de comentarlo con mi colega y amigo el ministro de Asuntos Exteriores" belga, Didier Reynders, señaló sobre el asunto, en referencia a que coincidió con él en la reunión de la Alianza Atlántica. Loones, perteneciente al partido soberanista flamenco N-VA, se había pronunciado sobre los políticos presos el pasado 1 de diciembre a través de su cuenta de Twitter.



"Encerrados por más de un año. Sin ser juzgados", comentaba Loones sobre Jordi Sànchez y Jordi Turull, que iniciaron el pasado sábado una huelga de hambre para presionar al Tribunal Constitucional y denunciar que bloquea sus recursos y les impide acceder a la Justicia europea. El ministro belga añadía que "el juez español ni siquiera se ocupa de su demanda. Para evitar que el Tribunal de Derechos Humanos pueda pronunciarse".

"Ahora se ven obligados a hacer huelga de hambre. Ningún demócrata puede guardar silencio sobre esto", concluía. Este martes, Borrell tachó de "inaceptables" esas declaraciones y afirmó que tendrían una repuesta por parte de España. España ha mostrado su malestar con comentarios de políticos belgas sobre la situación en Cataluña en varias ocasiones.


En octubre, España retiró el estatus diplomático al delegado de la región de Flandes en Madrid, André Hebbelinck, en protesta por las declaraciones "inaceptables e impropias de un país amigo y aliado" del presidente del Parlamento flamenco, Jan Peumans, sobre Cataluña y el proceso independentista. Borrell convocó entonces al embajador belga en Madrid, Marc Calcoen, para trasladarle personalmente el malestar de España por esas declaraciones.

Fue la tercera vez en menos de un mes que el embajador belga fue convocado por el Ministerio de Exteriores español como protesta por las palabras de Peumans, que había considerado "inadmisible" que los líderes independentistas catalanes siguieran en prisión y sostuvo que "encerrar a políticos es un acto de violencia". Había reiterado, además, que el Gobierno español era "incapaz de cumplir las condiciones para formar parte de una Europa democrática".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios