Es noticia
Menú
El padre de Nadia asegura que la niña corre aún "riesgo inminente de muerte"
  1. España
acusados de quedarse 1,1M en donativos

El padre de Nadia asegura que la niña corre aún "riesgo inminente de muerte"

La Fiscalía pide 6 años de cárcel por la presunta estafa que habrían cometido a través de una sociedad en la que pedían dinero para curar a su hija pero después lo usaban para otros fines

Foto: Vista de un monitor de la sala de prensa de la Audiencia de Lleida, durante el juicio que ha comenzado hoy por un delito de estafa a Fernando Blanco y Margarita Garau. (EFE)
Vista de un monitor de la sala de prensa de la Audiencia de Lleida, durante el juicio que ha comenzado hoy por un delito de estafa a Fernando Blanco y Margarita Garau. (EFE)

Fernando Blanco, acusado junto a su mujer, Margarita Garau, de quedarse 1,1 millón de euros en donativos para tratar a su hija Nadia de una enfermedad rara ha asegurado hoy en la primera sesión del juicio celebrado en la Audiencia de Lleida que la niña corre aún un "riesgo inminente de muerte".

Blanco ha afirmado igualmente que antes de crear la fundación con la que supuestamente cometieron el fraude, él mismo había sufragado diversos tratamientos y operaciones, a los que Nadia habría sido sometida en hospitales tanto nacionales como internacionales, para tratar de mejorar su calidad de vida y, en la medida de lo posible, alargársela. No obstante, Blanco ha insistido en que Nadia corre todavía un "riesgo inminente de muerte" pese a todos los tratamientos a los que supuestamente ha sido sometida.

El padre de Nadia ha dicho no recordar el importe que se llegó a recaudar con la asociación, pese a que el fiscal lo ha cuantificado en más de un millón

Blanco ha explicado en este sentido que antes de fundar la asociación pudieron ir pagando los gastos de los tratamientos de Nadia, que ha asegurado que llegaron a ascender a 660.000 euros, porque él "tenía dinero ahorrado". En cuanto a cómo había logrado estos ahorros, ha afirmado que se dedicaba profesionalmente a una tienda de vinos que regentaba en Fígols i Alinyà (Lleida) y que, además, impartía conferencias de motivación por las que llegaba ha cobrar "hasta 8.000 euros".

Finalmente, decidieron crear la Asociación Nadia Nerea para la Tricotiodistrofia y Enfermedades Raras de Baleares para que Nadia pudiera ser tratada y operada por "otros médicos", ya que en su opinión en la sanidad pública desconocían cómo abordar la enfermedad rara de la niña. A partir de entonces, Blanco ha reconocido haber llevado a cabo campañas de recaudación de fondos y entrevistas en medios de comunicación para dar a conocer el caso de su hija.

El padre de Nadia ha dicho no recordar el importe total que se llegó a recaudar con la asociación, pese a que el fiscal lo ha cuantificado en más de un millón de euros.

No ha sabido responder al ministerio fiscal si con los 50.000 euros recaudados para la operación de Houston se compró un coche valorado en 20.000 €

Se ha referido después a uno de los supuestos tratamientos que recibió Nadia en París y ha explicado que a través de una punción en la nuca de "los especialistas le extraían genes, los mutaban y los volvían a introducir al cabo de un mes". Gracias a esta práctica, ha remarcado, se pudo alargar la esperanza de vida de la menor cinco años. También ha asegurado que se instalaron en una amplia vivienda en Fígols i Alinyà (Lleida) porque buscaban un sitio donde su hija "fuera feliz" y pudiera tener una vida "digna".

Por otra parte, Blanco ha afirmado ante las preguntas del ministerio fiscal que en 2012 se llevó a cabo una campaña para recaudar 50.000 euros y poder operar a Nadia en Houston (EEUU). El fiscal ha preguntado a Blanco si en enero de 2013, cuando se tendría que haber llevado a cabo la intervención de la menor, él y su esposa disfrutaban de unos días de vacaciones en un hotel de Mallorca. Blanco, ante dicha pregunta, se ha limitado a decir que no sabía responder al respecto, aunque sí que ha asegurado haber estado en Houston sin concretar fecha.

De igual forma, Blanco no ha sabido responder al ministerio fiscal si con los 50.000 euros recaudados para la operación de Houston el matrimonio se compró un coche valorado en unos 20.000 euros.

Rifirrafe entre abogado y juez

El juicio ha comenzado con un rifirrafe entre el juez y el abogado del padre, tal y como se puede ver en el vídeo que se incluye en esta noticia. El magistrado, absorto ante las peticiones del abogado de Fernando Blanco, ha dicho que "no ha lugar" a que el padre de Nadia pueda alojarse en un hotel durante los días de las sesiones.

El acusado se encuentra en prisión provisional desde hace dos años y, por este motivo, el juez ha denegado la petición. "No sé como calificar una petición como ésta, que se pide que el acusado pueda alojarse en un establecimiento hotelero con control policial, ante la extrañeza que producen este tipo de peticiones y vista la situación de prisión provisinal en la que se encuentra, pues no da lugar", ha espetado el juez.

Además, el abogado del padre de Nadia ha pedido que su defendido pueda sentarse a su lado durante las sesiones plenarias, alegación que también ha denegado el juez. "Consiga que nosotros podamos saber qué es lo que pide, llevamos más de diez minutos con esta alegación y no sabemos qué nos pide", le ha reprendido el juez. El juez ha pedido además a la defensa que no hagan uso del móvil en la sala: "Creo que es una deferencia de cara a todos nosotros y puede dar lugar a equívocos", ha concluido.

La Fiscalía pide seis años de cárcel

La Fiscalía pide una condena de seis años de cárcel para cada uno de los dos miembros de la pareja, a los que el juez retiró en diciembre de 2016 la custodia de la menor, al destaparse la estafa que presuntamente habían perpetrado a través de la Asociación Nadia Nerea que crearon para recaudar los donativos. Fernando Blanco ha llegado a la Audiencia de Lleida desde la prisión en la que está desde su detención, en diciembre de 2016, mientras que su esposa se encuentra en libertad provisional por orden del juez, que tras su arresto le impidió hacerse cargo de la menor.

El ministerio público acusa a la pareja de haber estafado presuntamente durante siete años a más de un centenar de personas que hicieron donativos a las cuentas que abrieron en 2009, tras crear la Asociación Nadia Nerea para la Tricotiodistrofia y Enfermedades Raras de Baleares. Entre los años 2010 y 2012, mantiene el Ministerio Público, los padres de la menor recorrieron numerosos platós de televisión con su hija para pedir fondos con los que pagar los costosos tratamientos médicos e intervenciones quirúrgicas en Estados Unidos que la niña requería para curarse, asegurando que corría un riesgo inminente de muerte.

Foto: La pequeña Nadia Nerea, junto a sus padres Fernando Blanco y Marga Grau.

Las pruebas practicadas a lo largo de la instrucción del caso confirmaron que la menor sufre tricotiodistrofia, una enfermedad de origen genético que consiste en alteraciones cutáneas, oftalmológicas y trastorno del desarrollo del lenguaje, pero descartaron que esa dolencia suponga un riesgo para su vida. Según concluyó el juez de instructor, de los 1.111.317 euros recaudados a través de la Asociación -a los que se suman los donativos en metálico que centenares de personas depositaron en huchas instaladas en colegios o entregaron en subastas-, la pareja sólo destinó a gastos médicos de la niña un total de 2.707 euros.

El grueso del dinero recogido, sostiene la Fiscalía, lo destinaron a "su propio enriquecimiento personal, costeando su alto nivel de vida y la compra de artículos de lujo", ya que desde el año 2007 no han tenido ninguna actividad laboral ni consta que la tienda de vinos que abrieron -y cuyas cuotas de alquiler se pagaban con los donativos- generara suficientes beneficios.

En el registro de la vivienda de los acusados, los agentes se incautaron de dinero en efectivo y de una colección de relojes valorada en 60.000 euros, así como de otros artículos de lujo. Además de la pena de prisión, el ministerio público solicita que los acusados sean condenados a pagar 9.720 euros de multa y a devolver a los donantes el dinero que recaudaron a través de la cuenta de la Asociación para la Tricotiodisfrotia y Enfermedades Raras.

Fernando Blanco, acusado junto a su mujer, Margarita Garau, de quedarse 1,1 millón de euros en donativos para tratar a su hija Nadia de una enfermedad rara ha asegurado hoy en la primera sesión del juicio celebrado en la Audiencia de Lleida que la niña corre aún un "riesgo inminente de muerte".

Caso Nadia
El redactor recomienda