abuso laboral en los restaurantes michelin

CCOO denuncia a Azurmendi por la 'cueva' de becarios y por "explotación laboral"

Comisiones Obreras registrará hoy ante la Inspección de Trabajo una denuncia contra Azurmendi, el restaurante más sostenible del mundo, a raíz de la noticia de El Confidencial

Foto: Una de las tres habitaciones para empleados y estudiantes en el sótano de Azurmendi.
Una de las tres habitaciones para empleados y estudiantes en el sótano de Azurmendi.

Comisiones Obreras (CCOO) ha anunciado que dará un paso al frente y denunciará hoy al restaurante Azurmendi (tres estrellas Michelin) ante la Inspección de Trabajo. El sindicato toma el artículo publicado por El Confidencial, en el que varios exbecarios relatan su experiencia personal y laboral en Azurmendi, como prueba de un probable delito de abuso laboral e incumplimiento del convenio de prácticas. El sindicato considera que el sótano en el que pernoctan los aprendices (conocido por ellos como 'la cueva') y la realización de jornadas laborales de hasta 17 horas, en las que no se dedica un solo segundo a taras formativas, incumplen la legalidad.

"No es la primera vez que CCOO tiene que denunciar la explotación laboral de los becarios que hacen sus prácticas en los restaurantes de lujo, galardonados con estrellas Michelin y regentados por famosos chefs. Prácticas laborales de semiesclavitud, que incumplen las normativas laborales de trabajadores en prácticas, ya que hacen todo tipo de trabajo menos el que tienen que hacer por ley y no cumplen sus horarios", afirma el sindicato en un comunicado. "Aparte de la normativa laboral, inclumplen la Ley de Prevención de Riesgos Laborales” mediante "falsos contratos formativos" destinados a “ahorrarse el salario de un trabajador de cualquier categoría”.

"CCOO, tras conocer los hechos tan graves que denuncian los becarios de Azurmendi, va a interponer una denuncia ante la Inspección de Trabajo contra esta empresa y espera que se efectúe una investigación y se sancione al restaurante por la no aplicación de la normativa de los contratos en prácticas y de salud laboral, obligando a este a ajustarse a derecho", zanja el sindicato, que defiende los contratos en prácticas "legalmente realizadas" como "una excelente forma de adquirir experiencia".

Consultado por este diario, CCOO admite que "tenía constancia" de prácticas abusivas en Azurmendi relatadas por familiares de aprendices que pasaron por el restaurante de Eneko Atxa, pero que "el miedo a denunciar y truncar su carrera laboral" les hizo desistir de llevar el asunto más allá.

Aprendices de cocina en el restaurante Azurmendi.
Aprendices de cocina en el restaurante Azurmendi.


El ejemplo de Francia

"El problema es que la figura del 'stagier' no tiene una regulación específica en España. Existen prácticas que se firman entre la empresa y el trabajador y contratos de formación que firman las escuelas de hostelería con las empresas, pero la figura de 'stagier' es alegal y por eso se convierte muchas veces en ilegal", apunta José Ignacio Macías, portavoz de Marbella All Stars, una asociación que trabaja por la regulación laboral y la profesionalización de la alta gastronomía.

Macías aboga por importar el modelo francés, en el que existe un convenio específico de 'stagier' que recoge punto por punto los derechos y obligaciones de los aprendices en restaurantes Michelin. "En Francia, el 'stage' no puede durar más de seis meses, los aprendices tienen derecho a un salario del 15% de la base reguladora, con tareas perfectamente delimitadas y aprobadas por la escuela de hotelería. El número de aprendices se limita a tres en una cocina de hasta 20 empleados, y a partir de ahí se marca un máximo del 15% de la plantilla. No se pueden encadenar contratos formativos, está prohibido que cubran puestos de trabajo estructural y no pueden trabajar más de 35 horas semanales", resume el portavoz de Marbella All Stars.

El caso de Azurmendi es el último de una serie de episodios de probable abuso laboral por parte de los restaurantes más prestigiosos de España con sus aprendices, donde no solo las condiciones personales son muy precarias sino también las laborales, ya que los becarios no suelen recibir ninguna formación por parte del restaurante y completan sus cuatro o seis meses de prácticas haciendo tareas de limpieza y mantenimiento del restaurante.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios