informe que fiscaliza el ejercicio 2015

La DGT recauda 407 millones en multas y el Tribunal de Cuentas denuncia: vulnera la ley

Critica que Tráfico "no ha acreditado el cumplimiento" de la norma que obliga a destinar el importe de las sanciones económicas a "seguridad vial, prevención de accidentes y víctimas"

Foto: Carretera de Extremadura (Madrid). (EFE)
Carretera de Extremadura (Madrid). (EFE)

La Dirección General de Tráfico (DGT) está vulnerando la ley. Así lo ha expresado el Tribunal de Cuentas, que ha elaborado un informe que fiscaliza la contabilidad de 2015 del organismo dependiente del Ministerio del Interior y revela un conjunto de irregularidades y deficiencias. El informe, al que ha tenido acceso El Confidencial, en concreto, pone de manifiesto que la DGT "no ha acreditado el cumplimiento" de la disposición tercera de la Ley 18/2009, que obliga a destinar el importe íntegro de las sanciones económicas obtenidas por infracciones (multas) a financiar "actuaciones y servicios de seguridad vial, prevención de accidentes y ayuda a las víctimas".

"Los datos genéricos aportados fueron insuficientes para aceptarlos como explicación válida y, por otra parte, el importe total de los gastos especificados por la DGT es inferior en 10 millones de euros al de la recaudación neta el ejercicio en concepto de multas", destaca el Tribunal de Cuentas, que apunta en el mismo informe a que Tráfico recaudó algo más de 407 millones de euros en concepto de multas tras las 4,8 millones de denuncias que tramitaron los agentes especializados.

El Tribunal de Cuentas señala asimismo que no cuadra la contabilidad de la gestión de expedientes. Explica que la DGT utiliza una aplicación (PSAN) para gestionar los expedientes sancionadores desde que se inician con la denuncia hasta que finalizan con alegaciones y recursos, que este sistema informático permite saber que la deuda pendiente de cobro en diciembre de 2014 ascendía a 545 millones de euros, que en el ejercicio analizado había más de siete millones de expedientes abiertos, cuya deuda se situaba en más de 1.226 millones de euros, y que al final de 2015 quedaban 2,2 millones de expedientes aún pendientes de cobro por importe de 524 millones.

"El tribunal no ha podido verificar los datos facilitados por la DGT sobre la gestión de expedientes, dado que no se ha aportado la base de datos con los listados de expedientes que soportaran la información global facilitada; del contraste de los datos de PSAN con la información contable resulta que la aplicación informática recogía un importe de multas recaudadas inferior en 15,6 millones al contabilizado", explica el informe del organismo fiscalizador, que añade que "la DGT no ha aportado la explicación solicitada por el tribunal acerca de las razones de dicha diferencia".

El Tribunal de Cuentas también destaca "importantes irregularidades" en la configuración jurídica de la DGT, como que el organismo "no fue creado por una ley" o que "carecía de estatutos que regulen sus órganos de dirección, competencias, patrimonio asignado y recursos que li financien, régimen presupuestario y económico financiero, de intervención, control financiero y contabilidad". Hoy por hoy, continúa, "se mantiene la irregular configuración de la Jefatura Central de Tráfico y la confusión entre sus competencias y las de la Dirección General de Tráfico".

Por otro lado, además de mediante las multas, la DGT también se ha financiado a través de las tasas y otros ingresos. En total, el ente obtuvo una recaudación neta en 2015 que superó los 918 millones de euros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios