el doctor eduardo vela, ante el juez

Primer juicio por un caso de bebé robado: "No le he dado ninguna niña a nadie"

Hoy arranca en la Audiencia Provincial de Madrid el primer juicio por el robo de un bebé en España, Inés Madrigal. El doctor Eduardo Vela, de 85 años, se enfrenta a 11 años de cárcel

Foto: Víctimas de la supuesta trama de bebés robados se concentran este martes a la entrada de la Audiencia Provincial de Madrid. (EFE)
Víctimas de la supuesta trama de bebés robados se concentran este martes a la entrada de la Audiencia Provincial de Madrid. (EFE)

Este martes ha arrancado en la Audiencia Provincial de Madrid el primer juicio por el robo de un bebé en España, Inés Madrigal. El doctor Eduardo Vela, exdirector de la clínica San Ramón de Madrid, se ha sentado en el banquillo a sus 85 años acusado de varios delitos, entre ellos sustracción de un menor, tras entregar presuntamente un bebé a una pareja en 1969 -Inés Pérez y su marido-.

En su declaración, Eduardo Vela ha asegurado que no ha dado "ninguna niña a nadie" y que solo se encargaba del tema médico en la clínica San Román de Madrid y que eran las matronas y las asistentes sociales quienes se encargaban de registrar a los bebés. "¿Recuerda a Inés Pérez? ¿Le suena este nombre?. ¿Recuerda que se hizo un careo en el juzgado con esta señora, que le decía que usted le había dado a la niña?", le ha insistido la fiscal, que pide para él 11 años de cárcel por participar en el robo de un recién nacido para dárselo a un matrimonio de forma ilegal. La respuesta del ginecologo ha sido tajante: "Nunca le he dado una niña a nadie". También ha negado que falseara los partes de nacimiento, que se encargara de su registro y ha señalado a "alguna monja" como la posible persona que entregaba a los bebés.

Primer juicio por un caso de bebé robado: "No le he dado ninguna niña a nadie"

Vela había intentado en varias ocasiones suspender su declaración por su estado de salud y avanzada edad. Sin embargo, el forense ha determinado que sí lo puede hacer. El doctor ha llegado al juzgado en silla de ruedas y ha respondido a las preguntas con voz débil.

Quién es quién

  • Inés Madrigal

Es la denunciante del primer caso de robo de bebés que llega a juicio. Al cumplir 18 años supo que era adoptada y en 2010 al leer información en los medios sobre el robo de bebés empezó a sospechar sobre cuáles eran sus orígenes y si su madre era en realidad su madre biológica. Tras preguntarle, se confirmaron sus sospechas: era un niña robada. Y su madre hasta ese momento se ofreció a colaborar para descubrur la identidad de sus padres biológicos.

Desde entonces, ha emprendido una lucha en los tribunales que llegó hasta el Congreso de los Diputados en 2017, cuando compareció en la Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia a petición de varios diputados de Podemos.

Madrigal ha encontrado a su familia biológica, procedente de Sevilla. Sin embargo, sus padres ya han fallecido pero tiene cinco hermanos. Está a la espera de la confirmación de las pruebas de ADN.

Inés Madrigal, que nació en 1969 y fue sustraída de su madre biológica. (EFE)
Inés Madrigal, que nació en 1969 y fue sustraída de su madre biológica. (EFE)

  • Eduardo Vela

Acusado de un delito de sustracción de un menor, otro de suposición de parto y otro de falsedad en documento oficial, el ginecólogo Eduardo Vela entregó un bebé robado a una pareja estéril. El encuentro fue el 5 de junio de 1969, fecha en la que el doctor les comunicó que les haría entrega de un recién nacido "al margen de la legalidad". Entre los tres acordaron ocultar la identidad real del bebé robado mediante la inscripción en el Registro Civil como hijo biológico de matrimonio.

El médico, además, instó a la pareja a que mientras se resolvía el tema fingiesen un embarazo "colocándose (la mujer) un cojín en el abdomen, debiendo simular en presencia de conocidos y vecinos los síntomas propios a la gestación como las náuseas". Al final todo ello no fue necesario porque pocas horas después del encuentro Vela tuvo acceso a la entrega de una niña recién nacida. Así que un día después convocó de nuevo a la pareja en su despacho para entregarles, sin el consentimiento de sus padres biológicos, un "regalo" que, en realidad, era una niña de pocos días.

Vela ya declaró como imputado en diciembre de 2013 en relación con la denuncia del robo de Inés Madrigal, aunque se desvinculó de esa supuesta trama y negó su participación en los hechos, pues aunque reconoció su firma en el certificado de nacimiento de Inés Madrigal dijo que "firmaba cosas sin mirarlas".

Fiscalía pide para él 11 años de cárcel y la acusación particular eleva la pena a 13 además de una indemnización de 350.000 euros.

  • Inés Pérez

Tenía 46 años y llevaba 19 casada. Y durante ese tiempo los hijos no llegaron durante el matrimonio. Según ella misma relató en una entrevista en 'El País', comenzó a perder la esperanza y empezó a trabajar como voluntaria en un convento donde se encargaba del cuidado de niños a los que los padres no podían cuidar. Llegó a tener a acogidos a dos niños en su casa, Paquito y Óscar, pero en 1969 recibió una sorpresa. Un doctor se acercó a ella y le dijo: "Tengo una niña para ti". Ese doctor era Eduardo Vela. Todos los papeles ya estaba firmados sin estar ella embarazada. Era estéril.

Imputada, murió en 2016 pero antes reconoció a Eduardo Vela como el doctor que le entregó a Inés.

  • Sor María Gómez Valbuena

Esta religiosa trabajó codo con codo con el doctor Vela en la clínica San Ramón de Madrid. Fue la primera persona a la que se abrió diligencias en España por un caso de niños robados. Aunque fue imputada en 2013, alegó motivos de salud para no declar. Cuatro días después murió.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios