Urdangarin se presentó en Ávila y hubo que ponerle una cama en el módulo de Roldán
  1. España
no tendrá contacto con ninguna reclusa

Urdangarin se presentó en Ávila y hubo que ponerle una cama en el módulo de Roldán

En Brieva aseguran que no le esperaban. La dirección del centro aprovechó el papeleo de ingreso para adecentar una celda del pequeño módulo de hombres que lleva años desocupado

placeholder Foto: Medios de comunicación, agolpados en la entrada de la prisión de Brieva. (EFE)
Medios de comunicación, agolpados en la entrada de la prisión de Brieva. (EFE)

Iñaki Urdangarin ha elegido la prisión de Brieva, en la provincia de Ávila, para cumplir la condena de cinco años y 10 meses impuesta por el Tribunal Supremo. A pesar de que la mejor opción parecía 'a priori' la prisión de Zaballa (en Álava), tal y como había dejado entrever su abogado, el cuñado del Rey se presentó pasadas las ocho de la mañana en Brieva, donde actualmente solo están recluidas mujeres, para iniciar el cumplimiento de su pena. La verdad es que no le esperaban, según han señalado varias fuentes. De hecho, mientras se cumplimentaba todo el papeleo de ingreso, el personal de la cárcel tuvo que adecentarle una de las cinco celdas que hay en el llamado 'módulo de hombres', que lleva años vacío.

Urdangarin ha preferido el aislamiento y la intimidad antes de relacionarse con otros presos en cualquier otro centro penitenciario. La intención del Ministerio del Interior era tratarle como a un recluso más y no preveía habilitar ningún módulo aislado solo para él, parecido a lo que en su día se hizo con Luis Roldán precisamente en Ávila. Pero Urdangarin ha elegido Brieva, donde ocupará una de las cinco celdas del pequeño módulo de hombres que el Gobierno socialista creó en 1995 para que el exdirector de la Guardia Civil cumpliera su condena. Hoy, un módulo que lleva años vacío y sin usar.

placeholder Iñaki Urdangarin. (Reuters)
Iñaki Urdangarin. (Reuters)

Fuentes penitenciarias señalan que con esta elección está claro que Urdangarin busca evitar filtraciones (ya sean vídeos o fotografías) sobre su estancia en prisión. No tendrá contacto con ninguna de las 99 reclusas que hay actualmente en Brieva. No coincidirá con ellas ni en el patio, ni en las comidas ni en los talleres. Por eso, si se produce alguna filtración, las sospechas apuntarán a los pocos funcionarios que van a tratarle. El exduque de Palma se evita así también cualquier tipo de incidente con compañeros de módulo, lo que facilita su seguridad personal. Por contra, el peaje que tendrá que pagar será el de la soledad, que según las mismas fuentes se va convirtiendo en una dura losa según pasan las semanas de internamiento.

Urdangarin comerá solo y hará ejercicio solo en un pequeño patio de 25 metros de largo por siete de ancho anexo al módulo de hombres. También dispondrá para él solo de una pequeña sala donde hay algunas máquinas de gimnasio y una sala de televisión, por lo que no hará falta ni siquiera que se compre una tele para su celda. La dirección de Brieva ha tenido que ordenar la adecuación de una de las celdas (limpieza y cama) para poder acoger a su nuevo ilustre recluso. Y es que Brieva es una prisión de mujeres. Acepta presos varones (lo exige la ley) cuando algunos condenados se han presentado allí voluntariamente para cumplir sus penas, pero no pasan allí más de 72 horas, generalmente el tiempo que tarda Instituciones Penitenciarias es trasladarlos a otros centros como el de Valladolid y Segovia.

Iñaki Urdangarín ingresa en la cárcel de Brieva (Ávila)

Ahora habrá que ver si Interior convierte a Urdangarin en excepción y le permite continuar en Brieva. Instituciones Penitenciarias dispone ahora de un plazo de dos meses para decidir su ubicación definitiva (en Ávila u otro centro) y el grado en que se le clasifica. Lo más positivo de su estancia en Ávila es que, al estar solo en el módulo de hombres, es prácticamente imposible que sea increpado por algún otro recluso. Es decir, para su seguridad, es la mejor opción. Otra de las ventajas de la cárcel es que está muy bien comunicada, a 105 kilómetros de Madrid, lo que facilita las visitas de su mujer, la infanta cristina, y sus hijos. El reglamento penitenciario establece que todo preso tiene derecho a recibir, como mínimo, dos comunicaciones orales a la semana con familiares y amigos.

También podrá mantener una "comunicación íntima" al mes y, si lo pide, "visitas de convivencia" con su esposa e hijos menores de 10 años. También podrá tener cinco comunicaciones telefónicas a la semana.​ El capítulo de cartas es ilimitado: podrá recibir y enviar todas las que quiera. Las que reciba tendrán que ser inspeccionadas. Hay otro factor a tener en cuenta. La elección de Brieva permitirá organizar discretamente las visitas de su familia, que no tendrá que coincidir físicamente con los familiares de las presas allí recluidas.

placeholder La cárcel de Brieva. (EFE)
La cárcel de Brieva. (EFE)

La verdad es que se podría definir la nueva etapa que ha iniciado Urdangarin como una especie de retiro espiritual: sin contacto con nadie (excepto funcionarios y familiares), apenas podrá realizar actividades dentro de la cárcel: deporte, lectura y televisión. Construida en 1989 y con 162 celdas (además de las 18 de enfermería), desde que Luis Roldán inaugurara este módulo especial de aislamiento (estuvo entre 1995 y 2006), la cárcel de Ávila ha servido para reubicar a reclusos que por sus condiciones especiales necesitaban no tener contacto con otros presos: arrepentidos de grandes operaciones contra el narcotráfico y miembros de ETA que han colaborado con la Justicia. Desde hace más de cuatro años, nadie ha vivido entre sus paredes.

Iñaki Urdangarin Prisiones
El redactor recomienda