SESIÓN DE CONTROL AL GOBIERNO

El 8-M vuelve al Congreso con críticas a Rajoy: "Lleve usted el lazo morado al BOE"

El presidente se sacudió los reproches de la oposición afirmando que su Gobierno seguirá luchando contra la desigualdad. PSOE y Unidos Podemos piden cambios legislativos ya

Foto: La vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la sesión de control al Gobierno. (EFE)
La vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la sesión de control al Gobierno. (EFE)

Las históricas movilizaciones del pasado 8 de marzo fueron objeto de discusión en la sesión de control al Gobierno de este miércoles. En concreto, tres preguntas —dos lanzadas desde la bancada socialista y una desde Unidos Podemos— provocaron una nueva valoración por parte del Ejecutivo, en busca de que el presidente, la vicepresidenta y la ministra de Empleo se retrataran y reconocieran si estudian avances legislativos a tenor de la reivindicación feminista. Pero Mariano Rajoy no hizo sino sacudirse las críticas de la oposición, reiterando a la portavoz del grupo socialista, Margarita Robles, que si algo hicieron las movilizaciones fue "reafirmarle" en "un objetivo central" de su Gobierno: "Seguir trabajando contra cualquier desigualdad, y la que existe especialmente entre hombres y mujeres".

El jefe del Ejecutivo aseguró que la motivación surgida del 8-M no es otra que la de "seguir trabajando contra todas y cada una de las brechas", aunque aseguró que en estos momentos "se transita el buen camino" por mucho trabajo que quede por delante. Una respuesta que no convenció en absoluto a Robles, que reprochó al presidente "estar engañando a las mujeres" por haberse puesto el lazo morado el día 8, pero después no hacer nada. "Lleve usted el lazo morado al BOE y entonces será creíble", espetó la portavoz.

Rajoy volvió a tomar la palabra para afear a la exjueza sus palabras: "Haga lo que haga, diga lo que diga, le dé la razón o no, me ponga el lazo o no, usted no dejará de criticarme". Además, el presidente no desperdició la ocasión para decirle a Robles que "con toda franqueza, no puedo entender que a mi, que tengo una actitud responsable, me den ninguna clase de lección de igualdad entre hombres y mujeres". En esa linea, el jefe del Gobierno lanzó una retahíla de datos en un intento por defender las políticas del PP frente a las del PSOE, como la pérdida de 1,4 millones de empleos de mujeres en los gobiernos socialistas y hoy recuperados o el aumento de 100.000 mujeres emprendedoras en el último año.

También la diputada Adriana Lastra insistió a la vicepresidenta del Gobierno si tenían en mente un nuevo programa legislativo a la vista del resultado de las movilizaciones del 8-M y aprovechó para lanzar fuertes críticas hacia el PP su conjunto: "Siempre que las mujeres hemos salido a la calle, ustedes se han colocado enfrente de nosotras". Afirmaciones que no gustaron a Saénz de Santamaría que concluyó su intervención reprochando al PSOE no haber apoyado las iniciativas legislativas puestas en marcha durante esta legislatura, como el complemento salarial de hasta el 15% en función del número de hijos, del que se benefician en torno a 350.000 mujeres desde hace dos años. La vicepresidenta no dejó pasar la oportunidad para reivindicar su postura y la de muchas entre sus filas: "Nosotras igual también sabemos de mujeres, porque somos mujeres".

Sobre el 8 de marzo preguntó la parlamentaria de Unidos Podemos, Sofía Fernández Castañón, a la titular de Empleo. Fátima Báñez también se sacudió las críticas enumerando los pactos alcanzados en estos dos primeros años "por los jóvenes, los autónomos, los parados de larga duración" y, el que debe llegar, dijo, sobre las mujeres. Para ello, tanto Rajoy como Báñez aseguraron a la oposición que tienen abiertas conversaciones con sindicatos y empresarios, "porque necesitamos aliados", aunque la ministra reconoció que hay que seguir trabajando por la igualdad salarial.

Afirmaciones que no convencieron a la diputada morada, que reconoció el mayor número de empleadas "estadísticamente", pero no en términos absolutos de trabajo, ya que esa realidad, afirmó, "está muy marcada por la temporalidad y la parcialidad, y la situación precaria de muchas mujeres". Fernández Castañón echó en cara a Báñez el "estilo rajoyesco" de su intervención y aseguró que al Gobierno "le han pillado con el paso cambiado" porque no esperaban el movimiento del 8 de marzo. Y concluyó recordando al Ejecutivo una de las frases más sonadas el pasado jueves, Día Internacional de la Mujer: "Menos lacitos y más dineritos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios