El asesino de dos guardias y un ciudadano en Teruel estaba buscado por la Policía italiana
  1. España
sucesos

El asesino de dos guardias y un ciudadano en Teruel estaba buscado por la Policía italiana

Se trata de Norbert Feher, un exmilitar serbio experto en artes marciales y en el manejo de armas de fuego y blancas, que contaba con un largo historial de asesinatos a sus espaldas

placeholder Foto: Norbert Feher. (EFE)
Norbert Feher. (EFE)

La Guardia Civil detuvo esta pasada madrugada a Norbert Feher en el marco del operativo que desarrolló el instituto armado tras el tiroteo que acabó con la vida de dos agentes y un ciudadano durante la tarde de ayer en Teruel. El arrestado -conocido como Igor el Ruso y buscado por la Policía y los servicios secretos italianos desde que se fugó de ese país el pasado abril- está considerado el autor de los disparos que mataron a los dos guardias pertenecientes a los Equipos Roca de vigilancia de zonas rurales de Alcañiz -Víctor Jesús Caballero y Víctor Romero- y al vecino de Andorra José Luis Iranzo.

Feher estaba en busca y captura por las autoridades italianas por ser considerado el autor de otros tres asesinatos cometidos en ese país. Desde el pasado 5 de diciembre, además, también le buscaba la Guardia Civil por herir gravemente a dos personas en una casa de campo de Teruel. El enfrentamiento a tiros que tuvo lugar ayer en la provincia aragonesa se produjo, de hecho, después de que los agentes responsables de investigar los sucesos del 5 de diciembre le localizaran y trataran de detenerle. El homicida comenzó entonces a disparar y alcanzó a los dos funcionarios y al citado ciudadano.

Foto: El operativo desplegado por la Guardia Civil en Andorra (Teruel). (EFE)

La peligrosidad del individuo era conocida por los investigadores, dado que además de los asesinatos que llevaba a sus espaldas en Italia era sabido que manejaba con destreza las artes marciales y todo tipo de armas blancas y de fuego. No en vano había sido militar hace años y tenía tres identidades de tres países distintos. Dos coches oficiales de hecho fueron a cercar la casa en la que se encontraba encerrado el sospechoso.

Tras el tiroteo, el fallecimiento de los dos agentes y la posterior huida del exmilitar serbio, la Guardia Civil puso en marcha un enorme operativo que acabó con la detención de Feher alrededor de las 2.50 horas en el Maestrazgo, aun dentro de la provincia de Teruel pero muy cerca ya de Castellón, en el kilómetro 95,5 de la A226, en el término municipal de Cantavieja. De hecho, fueron los agentes de la comandancia de Castellón, que habían acudido a dar apoyo, quienes arrestaron al individuo, que portaba tres armas cortas, dos de ellas las que había robado a los funcionarios caídos.

placeholder Agentes de la Guardia Civil preparando el operativo de búsqueda del asesino de dos compañeros. (EFE)
Agentes de la Guardia Civil preparando el operativo de búsqueda del asesino de dos compañeros. (EFE)

Igor el Ruso ya había sido detenido en Italia una vez por un asesinato doble. Y de hecho cumplió una condena de ocho años de prisión. Pero salió y volvió a delinquir; en concreto a robar, a agredir sexualmente y a matar. Tras estas reincidencias, los vecinos de la zona de Emilia Romaña (en Italia), donde había cometido sus fechorías, entraron en una especie de psicosis colectiva, dado que el asesino estaba suelto por algún lugar y nadie sabía cuándo podría volver a actuar. El terror era tal que el ministro del Interior italiano, Marco Minniti, tuvo que salir a tranquilizar a la población y a anunciar que su departamento no descansaría hasta atraparlo.

El pasado 1 de abril, reapareció. El exmilitar entró en un bar de Riccardina di Budrio, en Bolonia, y robó la caja a punta de pistola. El propietario del establecimiento, sin embargo, se resistió, agarró el cañón y ambos forcejearon durante unos segundos antes de que el dueño del bar terminara quitándole el arma. Sin embargo, Igor el Ruso sacó otra pistola que tenía, disparó contra el hombre y huyó. Una semana después, cuando circulaba en un coche que había robado fue parado por una pareja de guardias forestales. Sin mediar palabra, se bajó del vehículo y disparó tres veces contra uno y una cuarta contra otro. Uno de ellos murió en ese mismo momento. El otro quedó herido grave. El asesino abandonó el vehículo y huyó a pie.

Foto: El operativo desplegado por la Guardia Civil en Andorra tras el asesinato de dos compañeros y un civil. (EFE)

El análisis de los restos biológicos encontrados en el coche y las pistas obtenidas en las diferentes escenas del crimen permitieron a la Policía italiana vincular al asesino con otros crímenes cometidos años antes, lo que hacía del fugitivo uno de los más peligrosos del país sin lugar a dudas.

Desde su actuación contra los guardias forestales, todas las fuerzas de seguridad de Italia e incluso los servicios secretos del país trataron de localizarle sin éxito. El Ministerio del Interior puso al servicio de este dispositivo de búsqueda todos los medios con que cuentan los diferentes cuerpos armados. Drones, unidades caninas, helicópteros y un sinfín de elementos y departamentos de las diferentes fuerzas de seguridad estuvieron tratando de localizar al peligroso homicida, que finalmente ha sido arrestado por la Guardia Civil.

Teruel Guardia Civil
El redactor recomienda