cree que es absurdo que hagan conseller a un encarcelado

Rajoy: “El proceso era una gran estafa y ahora empiezan a decir que han engañado”

"No sólo no estaban preparados, es que era imposible", ha añadido el jefe del Gobierno, quien ha recordado que entre sus mentiras estaba que el proceso no iba a afectar a la economía

Foto: Mariano Rajoy durante la entrevista. (EFE)
Mariano Rajoy durante la entrevista. (EFE)

El presidente del Gobierno está muy orgulloso de su decisión de aplicar el artículo 155 de la Constitución a la Generalitat de Cataluña y ve a los independentistas en una nueva fase de reconocimiento de la realidad: la inviabilidad de su proyecto. “Lo que están diciendo ahora es que han engañado, que el proceso estaba basado en grandes mentiras, que además de no estar preparados el objetivo era imposible”. En esos términos ha comentado Mariano Rajoy las últimas maniobras y mensajes de Carles Puigdemont y sus exconsejeros al reconocer que su república independiente no estaba lista o que caben fórmulas intermedias o previas a la secesión.

Entrevistado por Carlos Herrera en la cadena Cope, el jefe del Ejecutivo se ha defendido de la acusación de ser “timorato” frente al desafío separatista en Cataluña: “Yo no he hecho una sola transferencia, he cesado a todo el gobierno de la Generalitat y he aplicado el artículo 155, cosa que no ha ocurrido nunca en toda la UE; si eso es ser timorato…”.

Rajoy ha insistido en que si no dio antes ese paso que ha supuesto la restitución del orden constitucional y legal en Cataluña fue porque primero quiso “cargarse de razones” y después convencer al PSOE y a Ciudadanos de que le apoyaran en la medida. Según el presidente del Gobierno, la aplicación del precepto constitucional cumple los objetivos requeridos, al recuperarse la “normalidad” en la Administración, tanto en los servicios a los ciudadanos como en la tarea ordinaria de todos los funcionarios.

Sobre la posibilidad de que de las elecciones del 21-D salga otra mayoría independentista en la Cámara autonómica catalana, el presidente del Gobierno ha recordado que el artículo 155 está previsto que sea aplicado hasta la formación de un nuevo ejecutivo autonómico pero que “de todos modos” los independentistas serán obligados a cumplir la ley en cualquier caso.

Preguntado por los próximos pasos que pueda dar el expresidente autonómico, Rajoy exclamó que ya estaba bien de que se dedique a “hacer tonterías”

El grueso del mensaje de Rajoy estuvo dedicado a apuntarse el mérito de haber impulsado la intervención de la Generalitat y en resaltar “la gran estafa” del proceso independentista para sus propios seguidores además de los efectos que puede tener sobre el crecimiento económico y la creación de empleo. “Todo era mentira, como que les iban a apoyar en la UE, o que las empresas no se iban a ir”, reiteró.

Rajoy: “El proceso era una gran estafa y ahora empiezan a decir que han engañado”

El jefe del Ejecutivo destacó que con la aplicación del artículo 155 los españoles saben que el Estado “se defiende” de quienes van contra la soberanía nacional y que por mucho que Puigdemont insista en cultivar el victimismo después de su destitución y huida de la Justicia, tiene ya una situación “muy complicada”, y no sólo de horizonte penal. Preguntado por los próximos pasos que pueda dar el expresidente autonómico una vez metido en campaña, Rajoy exclamó que igual ya estaba bien de que se dedique a “hacer tonterías”. También dio por inhabilitados en el terreno político tanto a Puigdemont como a Junqueras por mucho que puedan presentarse a las elecciones.

Sobre los fallos en el dispositivo policial para impedir el 1-O (la existencia de urnas), la libertad de los piquetes para cortar carreteras en Cataluña o el hecho de dejar que TV3 siga al servicio de Puigdemont, Rajoy despejó las correspondientes preguntas con su conocida habilidad y sin dejar sin margen para la repregunta. Se limitó a defender que las fuerzas de seguridad lo hacen lo mejor que pueden y achacar a los mandos policiales la decisión de no intervenir contra los independentistas el día del “paro de país”. Sobre la televisión autonómica comentó que la libertad de expresión era muy importante y que “otros grupos políticos” (por el PSOE) prefirieron dejar a los medios de la Generalitat al margen del 155.

Al final, muy a la gallega y en los mismos términos empleados en los últimos meses, Rajoy dijo que estaba con fuerzas para presentarse a las próximas elecciones generales. “Estoy en un buen momento de mi vida y sólo tengo un año más que usted”, le soltó a Carlos Herrera cuando el presentador intentaba arrancarle (inútilmente) un titular claro. “Me encuentro bien” y habrá que ver “lo que opina mi partido” fue lo más concreto que dijo el presidente del Gobierno. Como Herrera está pendiente de renovación en la Cope, el jefe del Ejecutivo aprovechó para recomendar a la emisora que prorrogara su contrato.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios