puigdemont pide reunirse "hoy mismo"

ERC reitera en el Congreso la voluntad de negociar con Rajoy a tres semanas del 1-O

El Govern se está centrando en fijar la idea de que busca una negociación, y con algunos sectores que no descartan de plano desconvocar el reférendum si se abre una mesa de diálogo

Foto: El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando (izq.), conversa con el diputado de ERC Joan Tardá (d.) en presencia de la popular Alicia Sánchez Camacho, el pasado mes de agosto. (EFE)
El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando (izq.), conversa con el diputado de ERC Joan Tardá (d.) en presencia de la popular Alicia Sánchez Camacho, el pasado mes de agosto. (EFE)

El 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, lanzó un mensaje de diálogo al Gobierno tras la celebración de la Diada, y este martes ha sido el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, el encargado de reiterar esta voluntad negociadora. A la suspensión de la ley del referéndum por parte del TC se ha sumado la negativa de los alcaldes de tres de las cuatro capitales de provincia, incluida Barcelona, a facilitar la apertura de los colegios electorales, lo que, unido a las incógnitas sobre el censo electoral, las urnas o las papeletas, sitúa el 1-O en una situación más cercana a la consulta del 9-N que a un referéndum vinculante, carente de legitimidad o garantías.

En este contexto, el Govern se está centrando en fijar la idea de que busca una negociación, a menos de tres semanas del 1-O, y con algunos sectores que no descartan de plano la desconvocatoria del reférendum si se abre una mesa de diálogo. "En nuestro ADN está el pacto, siempre con voluntad de negociar", aseguraba esta mañana el portavoz de los republicanos, quien convocaba una rueda de prensa en la Cámara Baja para trasladar estas intenciones a la prensa. Algo comienza a preocupar en la Generalitat que ahora sitúa el balón en el tejado de Moncloa, a modo de descarga de responsabilidades.

La "propuesta y prioridad" de Puigdemont recalcada horas antes en una entrevista en RAC1 es precisamente reunirse "hoy mismo" con Mariano Rajoy para buscar una salida para Cataluña. "Queremos negociar las condiciones del referéndum, en 2017 o cuando sea", reconocía el 'president'. Al mismo tiempo, lamentaba que "desde enero" no ha mantenido ni una sola reunión o conversación sobre Cataluña con el presidente del Gobierno y ha revelado que tanto él como su Govern le han ofrecido "hablar muchas veces".

La voluntad negociadora anunciada por los máximos responsables de PDeCAT y ERC durante las últimas horas, tanto en Cataluña como en Madrid, llega solo una semana después de la tramitación de las leyes de ruptura en el Parlament y la posterior judicialización del proceso. La hoja de ruta independentista, como ya se demostró tras las elecciones plebiscitarias en las que se prometió la declaración unilateral de independencia en 18 meses, no parece inamovible y ha demostrado estar cargada de improvisación.

Ante la posibilidad de toparse con una negativa del Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy, Tardà acompañaba su oferta de una amenaza, asegurando que su voluntad de negociar es "tan cierta como que tenemos las herramientas para celebrar el referéndum, que se ha convocado y se va a celebrar". Eso sí, apelaba a que en estos momentos "se requiere inteligencia y coraje", además de "no caer en provocaciones ni trampas" para seguir desarrollando el 'procés' "a la catalana", esto es, según sus palabras, "cívicamente y pacíficamente".

Colegios electorales de Barcelona

El portavoz de ERC en el Congreso restaba importancia a la negativa de la acaldesa de Barcelona, Ada Colau, a facilitar la apertura de los colegios electorales sin garantías de proteger a los funcionarios municipales, porque el aAyuntamiento solo controlaría "el 30% de estas dependencias". En manos de la Generalitat estaría el otro 70%, que correspondería a todos aquellos colegios que no son ni de educación infantil o primaria. Se trataría simplemente, según Tardà, de una pequeña "molestia para los ciudadanos a quienes les tocara ir a otro sitio".

Junto a Barcelona, las localidades gobernadas por alcaldes socialistas, entre ellas Tarragona, Lleida o varias del denominado cinturón rojo, tampoco han facilitado la apertura de colegios. Una tesitura ante la que el portavoz de los republicanos en la Cámara Baja ha afirmado que "es posible que en ciertas ciudades tengan que abrirse otras dependencias". Más motivos para poner en duda la legitimidad de un referéndum que comienza a abrirse a la negociación, aunque queda en el aire si la voluntad es que esta se produzca antes del 1-O, como pretendería Pugidemont, o 'a posteriori'.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios