volvían de marruecos

El trágico fin de vacaciones de los Dejean, la familia francesa del accidente en Pancorbo

Las investigaciones del accidente han concluido que el conductor del vehículo se quedó dormido mientras iba al volante. Solo él ha sobrevivido al accidente

Foto: Estado en el que ha quedado el turismo tras el accidente en la N-1. (EFE)
Estado en el que ha quedado el turismo tras el accidente en la N-1. (EFE)

Son las siete y media de la mañana. El cabeza de familia de los Dejean circula con su coche a la altura de Pancorbo por la N-1, en Burgos. Echa un vistazo por el retrovisor al asiento trasero de su vehículo. Su esposa y sus tres hijos duermen plácidamente tapados con unas mantas. A su lado, su suegra también duerme. A todos les ha vencido el sueño tras un largo viaje desde Marruecos, donde han pasado las vacaciones para visitar a la familia de su esposa, de origen marroquí. Todavía quedan muchas horas hasta St. Dennis, la comuna de París donde viven, y el sueño comienza a poder también con él.

El accidente ocurre en cuestión de segundos. Se le cierran los ojos, comienza a pegar bandazos por la carretera e invade el carril contrario, un camionero toca la bocina y le da las luces. Dejean reacciona y da un volantazo. Colisión frontal con el camión y después contra las piedras de la pared del desfiladero. El vehículo, un Peugeot 607, ha quedado totalmente destrozado. Sus hijos, una niña de nueve años y dos pequeños de siete y tres, su esposa, de 32, y su suegra, de 60, han perdido la vida. Solo él ha sobrevivido.

Tres niños, su madre y su abuela fallecen en un accidente en Burgos

En la parte de atrás del coche, ni su mujer ni sus tres hijos llevaban los cinturones de seguridad, tampoco los sistemas de retención obligatorios para niños de su edad. Tampoco habrían cabido en los asientos ni habría habido suficientes cinturones de seguridad para todos. Eran cuatro ocupantes los que viajaban en la parte de atrás, cuando son tres los que marca la ley. En los asientos de delante, él y su suegra sí llevaban abrochados los cinturones, pero solo a él le ha servido para salvar la vida.

El anuncio del trágico suceso lo ha hecho Gregorio Serrano, director general de Tráfico, en su cuenta de Twitter: "Fallecimiento de cinco ciudadanos franceses (tres menores) en accidente de tráfico. Todos de la misma familia".

Hasta el lugar del siniestro se han desplazado efectivos de la Guardia Civil de Tráfico y bomberos de Miranda de Ebro, pues los ocupantes del turismo habían quedado atrapados en su interior. También se han enviado al lugar una UVI móvil, dos ambulancias de soporte vital básico y personal facultativo de Atención Primaria del centro de salud de Briviesca.

Estado en que quedó el camión contra el que ha chocado el turismo. (EFE)
Estado en que quedó el camión contra el que ha chocado el turismo. (EFE)

Él ha sido trasladado inmediatamente al Hospital Santiago Apóstol de Miranda de Ebro, donde ha sido atendido por las heridas y el estado de 'shock' en el que se encontraba. El conductor del camión cisterna contra el que también se ha golpeado lateralmente ha sido atendido también por sufrir "altos niveles de nerviosismo". Allí, a ambos se les han realizado pruebas de alcohol y drogas, que han dado resultados negativos.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Burgos han explicado a El Confidencial que hasta el lugar se ha trasladado un equipo de reconstrucción de accidentes de tráfico (ERAT) de la Guardia Civil, para esclarecer lo ocurrido, y han concluido que la causa del accidente en una zona de alta concentración de accidentes fue la "somnolencia del conductor".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios