LA PRESIDENTA RECORDARÁ EL REGLAMENTO

Pastor invita a Puigdemont a exponer su proyecto en el Congreso, pero se "votará"

Recordará al dirigente independentista el contenido del reglamento del Congreso que en los artículos 126 y 127 fija el procedimiento que deben seguir las proposiciones de ley

Foto: Imagen de archivo del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que irá a la Cámara a explicar la convocatoria de referéndum. (EFE)
Imagen de archivo del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que irá a la Cámara a explicar la convocatoria de referéndum. (EFE)

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, contestará inmediatamente a la carta enviada por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la que este solicitaba acudir a la Cámara para explicar su convocatoria de referéndum independentista en Cataluña, y lo hará en los términos que fija el reglamento del Congreso. Según fuentes parlamentarias, el contenido de esa respuesta será la obvia: a la sede de la soberanía nacional no se va a dar conferencias, se debate sobre asuntos concretos y se vota después.

Pastor recordará al dirigente independentista el contenido del reglamento del Congreso que en los artículos 126 y 127 fija el procedimiento que deben seguir las proposiciones de ley para su defensa y debate en la Cámara. Como lo que pretende el jefe del ejecutivo autonómico es saltarse la Constitución y arrogarse competencias del Ejecutivo central, sería de aplicación la normativa sobre “iniciativas de las Comunidades autónomas”.

En las proposiciones de ley procedentes de cámaras de ámbito autonómico el reglamento establece que su defensa corresponderá a “la delegación de aquella”. Puigdemont tendría que acudir como jefe de esa delegación del parlamento catalán y explicar su proyecto. Todos los grupos parlamentarios podrían participar en el posterior debate para fijar su posición. Además, se daría lectura a la opinión del Gobierno sobre el asunto.

El artículo 126 del reglamento establece además que la consiguiente proposición de ley con la que el presidente de la Generalitat tendría que acudir a la Cámara requeriría su remisión al Gobierno para que manifestase su criterio sobre su toma en consideración, “así como su conformidad o no a la tramitación si implicara aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios”.

Como es obvio, después de ese primer debate el pleno de Congreso votaría sobre la toma en consideración o no de la proposición de ley defendida por la delegación de la Cámara autonómica catalana. Son los pasos legales y parlamentarios que siguió Juan José Ibarretxe en su día con su pretensión de aprobar un estatuto de autonomía para el País Vasco que acababa con la unidad nacional y la Constitución. La iniciativa fue rechazada e Ibarretxe apartado por su propio partido después de perder el poder en las siguientes elecciones autonómicas.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios