Rajoy, en Barcelona: "Mientras sea presidente no va a celebrarse el referéndum"
  1. España
acto del círculo de economía

Rajoy, en Barcelona: "Mientras sea presidente no va a celebrarse el referéndum"

El presidente del Gobierno ha mantenido el tono contundente contra la desconexión que pretende el independentismo en el cierre de la reunión del Círculo de Economía de Sitges

Foto: Rajoy, en Barcelona: "Mientras sea presidente no va a celebrarse el referéndum"
Rajoy, en Barcelona: "Mientras sea presidente no va a celebrarse el referéndum"

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dio hoy carpetazo definitivo al referéndum catalán. Lo hizo en el transcurso de su discurso de clausura de la 33ª reunión anual que el Círculo de Economía ha organizado en la localidad barcelonesa de Sitges. “Siendo yo presidente del Gobierno, eso no se va a producir. Pueden decir que no quiero. Pero no solo no quiero, sino que no puedo. No puedo autorizar ese referéndum. Lo podría autorizar el Parlamento, porque la soberanía radica en el pueblo español”, zanjó Rajoy ante las preguntas de los asistentes.

Criticó especialmente el que los independentistas le presenten un ‘trágala’. “Se me dice desde aquí que negocie un referéndum y no me dan más margen. Y quieren que solo negocie si el referéndum es tal día o tal otro. O que negocie el porcentaje de votos con el que surtiría efecto. Pero no puedo negociarlo. Además, se me dice que, si no lo acepto, me presentarán una Ley de Transitoriedad Jurídica. Y esa ley se pretende aprobar en un solo día, porque se ha reformado el reglamento del Parlamento para que se haga en un solo día. O sea, que alguien pretende liquidar en un día la Constitución española, liquidar el Estatuto, liquidar la unidad nacional, liquidar la soberanía nacional y sacar a Cataluña de Europa. Y todo eso en un día. Señoras y señores, por sorprendente y paradójico que parezca, esto es exactamente así. ¿Sinceramente creen que es normal? ¿A qué grado de radicalismo vamos a llegar? ¿Cómo es que dejan esto en manos de unos extremistas como los de la CUP? ¿Les parece sensato y razonable?”.

Para Rajoy, “el derecho a la autodeterminación no existe. Y el derecho a decidir es el derecho a decidir de todos sobre lo que quieren que sea su país”. Sin embargo, no fue más allá ni desveló qué hará el Gobierno español para hacer frente al desafío.

“Cuando se trata de nuestro país es un tema que no es solo del presidente del Gobierno, sino que es también un tema de todos los que crean en su país”

No obstante, fiel a su trayectoria de los últimos seis años, se quitó presión de encima y repartió responsabilidades: “He escuchado aquí que esto requiere una solución política, pero cuando se trata de nuestro país es un tema que no es solo del presidente del Gobierno, sino que es también un tema de los diputados y de todos los que crean en su país”. Minutos antes, el presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, le había advertido que “hay vías alternativas a la dualidad de blanco o negro. Resulta indiscutible que el llamado conflicto catalán es de raíz política y que solo se resolverá a través de la política”. Le animó también a encontrar una solución desde esa vía política. Claro que también le pidió un compromiso claro contra la corrupción y Rajoy se dolió de que “hemos cambiado la presunción de inocencia por la presunción de culpabilidad”.

Consecuencias traumáticas

A partir de ahí, el presidente español lanzó una diatriba contra los brindis al sol que se lanzan desde Cataluña ocultando las consecuencias de una secesión. “Les recuerdo lo que pasó con el Brexit. Decían que era una cosa normal, pero en estos momentos estamos hablando ya de los derechos de los británicos en España y los derechos de los españoles en el Reino Unido. Y hablamos de la ubicación de organismos europeos fuera del Reino Unido. Por eso, conviene saber exactamente las consecuencias que habrá si se hacen planteamientos como estos”, ya que puede haber “consecuencias traumáticas” para los catalanes.

Rajoy aseguró que su Gobierno “quiere llegar a acuerdos en materia de financiación autonómica, pero hay quien no viene a las reuniones”, dijo criticando veladamente la ausencia de Carles Puigdemont de las reuniones de presidentes autonómicos. Y subrayó que “no se pueden cambiar las reglas del juego porque a alguien le convienen o no le convienen”.

Rechazó, asimismo, las críticas independentistas a la actitud del Gobierno español y al pretendido ‘expolio’ que los más radicales cifran en 16.000 millones anuales (cifra que ya es ampliamente rechazada porque no recoge el gasto del Estado en pensiones, paro o servicios que presta en Cataluña). “Vean los depósitos y los créditos que se conceden en todas y cada una de las comunidades autónomas. Miren las cotizaciones a la Seguridad Social y las pensiones que se pagan… No podemos construir un país diciendo que a mí me tratan mal y a los otros les tratan mejor. No puede ser. No es justo”.

Pero justamente cuando daba por zanjada la cuestión del referéndum, la ‘sociedad civil’ catalana se reunió en Barcelona para dar una respuesta conjunta. Fue una ‘cumbre’ urgente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI). “Ganaremos el referéndum con el voto mayoritario de la gente y, si hace falta, con una movilización popular sin precedentes, para que todo el mundo vea que el referéndum es una realidad innegable”, afirmó Jordi Sánchez, presidente de la ANC. Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, señaló al término de la ‘cumpbre’ que “ahora es la hora de la fecha y la pregunta. No podemos esperar más”. Esta petición fue secundada por Neus Lloveras, para quien “la posibilidad del referéndum pactado ha sido abortada definitivamente. Ahora toca definir la pregunta y poner una fecha, aunque no pondremos límite (a Puigdemont)”. Los tres estuvieron de acuerdo en que se dejarán “la piel” en el referéndum.

El presidente español, por otro lado, también pronosticó que “la economía de Europa va a ir bien. Draghi compareció ante el Consejo Europeo y anunció tres años seguidos de crecimiento económico. Y hay dos datos muy positivos: el triunfo en Francia de partido que defiende posiciones europeas y también en Holanda. Como dato negativo, tenemos el Brexit”. Para Rajoy, “Europa tiene que hacer dos cosas: ocuparse más de los problemas reales de la gente y fijar un horizonte en el proceso de integración. Las prioridades de los europeos en estos momentos son el problema de los refugiados, la lucha contra el terrorismo y el mantenimiento del estado de bienestar. En cuanto a integración, vamos a hacer esfuerzo por integrar Defensa y Exteriores, y en el plano económico sería positivo cerrar un fondo de garantías de depósitos europeos y la armonización fiscal con una figura similar al ministro europeo de Hacienda y con eurobonus, es decir, un Tesoro. De todos modos, hemos de reconocer que no es fácil llegar, porque hay que exigirle estándares de competitividad a los diferentes Estados para que unos países no perjudiquen a otros”.

Independencia de Cataluña Sitges Brexit Círculo de Empresarios
El redactor recomienda