comprado entre el 25 de abril y el 5 de mayo

Sanidad alerta del atún fresco Garciden por intoxicación alimentaria

"No consumirlo bajo ninguna de sus formas de preparación", advierte el ministerio. La empresa ha comercializado un lote con histamina que está siendo retirado. Los síntomas: vómitos, picores...

Foto: Filete de atún. (iStock)
Filete de atún. (iStock)

Sanidad pide a los ciudadanos que hayan comprado atún fresco entre el 25 de abril y el 5 de mayo que se pongan en contacto con el establecimiento —en el teléfono 950 46 08 51— para informarse de si el producto es de la empresa Garciden, que comercializó un lote con histamina —sustancia química que se encuentra en nuestro cuerpo encargada de trasladar información a las células para que nuestro organismo funcione correctamente— que ha provocado 40 casos de intoxicación.

[¿Es malo comer panga? Las dudas sobre este polémico pescado, resueltas]

De ser así, "no consumirlo bajo ninguna de sus formas de preparación culinaria", ya que la histamina resiste procesos térmicos como los propios del cocinado, señala en una alerta la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) del Ministerio de Sanidad.


Como consecuencia del consumo de atún distribuido por dicha empresa, que tiene su sede en Almería, se han registrado 25 casos de intoxicación en Andalucía, 11 en la Comunidad de Madrid y cuatro en Murcia.

Distribuido en varias comunidades y países

El atún implicado en la aparición de los brotes ha sido comercializado en diferentes lotes por la empresa almeriense, que lo ha distribuido en Murcia, Comunidad Valenciana, Aragón, Andalucía, Castilla y León, País Vasco, Madrid y Cataluña, y en países europeos como Alemania, Italia y Portugal.

Como medida de precaución, las autoridades sanitarias de Andalucía mantienen la empresa cerrada y han ampliado la alerta a todos los lotes elaborados desde el 1 al 5 de mayo. Estos lotes están siendo retirados tanto por la propia empresa de manera voluntaria mediante notificación a sus clientes, como por las autoridades sanitarias andaluzas y nacionales a través de la red de alerta alimentaria.

Mala higiene y conservación

La aparición de la histamina está relacionada con una mala higiene en la manipulación de los alimentos y, sobre todo, con una mala conservación del pescado, habitualmente una elevada temperatura durante periodos de tiempo prolongado. Todos los afectados por esta intoxicación alimentaria han cursado episodios leves caracterizados por picor de garganta, rubor y sudor facial, náusea y vómitos, cefaleas y eritema cutáneo, pero en ninguno de los casos ha sido necesario el ingreso y todos han evolucionado favorablemente, ha señalado la Aecosan.

Sanidad aconseja que si pasados unos minutos y hasta tres horas después de haber ingerido atún, alguna persona nota alguno de esos síntomas, consulte a su médico.

"Tuve picores y se me aceleró el corazón"

El Confidencial ha conseguido contactar con una persona afectada por una intoxicación de este atún, quien ha explicado cómo notó que estaba sufriendo una intoxicación alimenticia. "Cené en un restaurante y no noté nada hasta que me monté en el coche para volver a casa. Me empezaron a picar mucho las manos, una sensación que empeoró cuando llegué a casa. Subía en el ascensor y noté que se me aceleraba el corazón, como si estuviera muy nerviosa", confiesa.

Después de pasar un tiempo en casa, empezó a tranquilizarse, aunque al irse a dormir descubrió que la reacción había ido a más. "Cuando me fui a poner el pijama, vi que tenía todo el cuello, el pecho, los brazos y la zona de las axilas con un sarpullido importante, así que me fui inmediatamente al hospital. Una vez allí, me inyectaron Polaramine y la reacción por fin cesó. En cuestión de horas, desaparecieron todos los síntomas", asegura esta madrileña afectada.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios