POR LO SUCEDIDO EN LA FINCA 'LA JARILLA'

Diego Cañamero planta al Supremo, que tramitará el suplicatorio contra él

El diputado de Unidos Podemos no se ha presentado a su cita este martes para declarar por un delito de coacción sobre el derecho de huelga y otro de daños

Foto: Diego Cañamero muestra un cartel en el que pide la libertad para Andrés Bódalo. (EFE)
Diego Cañamero muestra un cartel en el que pide la libertad para Andrés Bódalo. (EFE)

El diputado de Podemos Diego Cañamero no acudió ante el Supremo este mediodía para su declaración voluntaria como investigado por dos delitos, por lo que el tribunal, ante su incomparecencia, tramitará el suplicatorio para actuar contra él e incluso poder detenerle. El Supremo había citado al diputado de Unidos Podemos a las 13:00 horas de este martes como investigado por un delito de coacción sobre el derecho de huelga y otro de daños, pero el político y exlíder sindical no acudió a su citación, tal y como había anunciado que haría.

En esta fase del procedimiento el tribunal no puede obligarle a presentarse, pero sí puede, y lo hará con toda probabilidad, según fuentes del Supremo, tramitar el suplicatorio para incriminarle. A partir de ahí, todo se sucederá como ocurriría en cualquier otro procedimiento, con una nueva citación, esta obligatoria. En ese contexto, una nueva incomparecencia podría incluso incluir la detención o, en todo caso, podría acelerar su procesamiento y apertura de juicio contra él.

Los hechos en los que está implicado sucedieron en el término municipal de La Rinconada (Sevilla) en noviembre de 2011. El auto del Supremo recuerda que, "según el escrito de calificación provisional formulado en su día por el Fiscal ante el Juzgado de Instrucción de Sevilla, los días 25, 26 y 27 de noviembre de 2011, Diego Cañamero Valle, en unión de otras personas y actuando en grupo y conjuntamente, con la finalidad de presionar a los trabajadores de la finca para que iniciaran o continuaran una huelga, se personaron en la finca La Jarilla".

La finca está dedicada a la explotación de árboles frutales y es propiedad de la Sociedad Anónima de Transformación nº 5800 Alia. Una vez en el lugar -siempre según el relato del fiscal- insultaron a los trabajadores y a los empresarios, llamándolos entre otros epítetos "sinvergüenzas, fascistas e hijos de puta". Además, causaron diversos destrozos, como partir candados, inutilizar cerraduras o desinflar las ruedas de un tractor, todo ello para impedir el desarrollo de la producción y que los trabajadores que deseaban trabajar esos días no pudieran hacerlo. Los daños causados en la finca se tasaron en 1.797,97 euros, siempre según el fiscal.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios