Es noticia
Menú
Ramón Cerdá, condenado a 14 años de cárcel por un nuevo caso de fraude fiscal
  1. España
SENTENCIA

Ramón Cerdá, condenado a 14 años de cárcel por un nuevo caso de fraude fiscal

La sentencia se conoce a la espera de que la Audiencia Nacional juzgue a Cerdá en otras tres piezas separadas, las relativas a Infinity System, Elite Tecnology y United Electronic

Foto: Sede de la Audiencia Nacional. (EFE)
Sede de la Audiencia Nacional. (EFE)

La Audiencia Nacional ha condenado al abogado Ramón Cerdá Sanjuan a 14 años de cárcel por su vinculación en una nueva trama de fraude que se servía de sociedades pantalla creadas por él para eludir el pago del impuesto del IVA y obtener así beneficios fiscales. Se trata de la segunda condena en apenas un mes para el testaferro de Urdangarín, después de que el pasado marzo el tribunal acordarse para él 13 años de prisión por idénticos delitos fiscales, de falsedad documental y falsedad en documento mercantil en un caso de fraude al IVA que ascendía a los 3,2 millones de euros.

En cuanto al resto del entramado, la sección cuarta de la sala de lo Penal aplica la atenuante de confesión y colaboración a los doce acusados que reconocieron los hechos descritos tanto por la Abogacía del Estado como del Ministerio Fiscal. Una conducta por la que los magistrados han impuesto penas no superiores a los dos años de cárcel, algunas conmutables por multas de cuantía variable en función de la implicación de cada uno de ellos, quienes explicaron cómo manejaban las mercantiles investigadas, vinculadas a la compraventa de aparatos de telefonía móvil.

La sala considera que el reconocimiento de los hechos por parte de los acusados ha sido avalado por la "abundantísima" prueba documental

De este modo, y al menos de 2004, expone el escrito, la red se sirvió "consciente y deliberadamente" de un mecanismo defraudatorio a través de la sociedad Wireless Phone que le facilitó un "sólido sostén económico" y "enorme competitividad" en ese mercado, especialmente en Málaga. La sala considera que el reconocimiento de los hechos por parte de los acusados ha sido avalado por la "abundantísima" prueba documental proporcionada por la Agencia Tributaria, así como por las inspecciones de los funcionarios que detectaron la existencia de ingresos extraordinarios y transferencias cuantiosas.

La sentencia incide en que los ahora condenados eran conscientes del empleo de sociedades pantalla que Cerdá, para quien la Fiscalía solicitaba 14 años de cárcel y una multa superior a los 30 millones por el fraude, creaba "a la carta" y ponía a disposición de los compradores para que éstos pudieran utilizarlas y eludir el pago de IVA; después, las entregaba a administradores simulados o pagados. Así lo admitió durante una de las sesiones un antiguo testaferro a quien Cerdá contactó en un centro de inserción para personas sin hogar para ofrecerle un empleo como albañil aunque, en realidad, acabó por encargarle otras gestiones como el registro notarial o la apertura de cuentas en sucursales bancarias.

Cerdá contactó en un centro de inserción para personas sin hogar para ofrecerle empleo de albañil aunque acabó por encargarle otras gestiones


El tribunal, que absuelve, en cambio, a otras dos personas, también recoge la conversación en la que el principal acusado de esta red manifestaba su "inquietud" después de que uno de los testaferros recibiera una citación de Hacienda. "Mañana tiene que ir a la policía y está jodiendo la marrana", relataba Cerdá a su interlocutor, el auténtico propietario de la sociedad objeto de sospecha. "Me acaba de llamar una persona que se compromete a pararle los pies antes de tirar más palante (sic) y que nos tire tierra a todos por el medio", prosigue.

De la conversación infieren los jueces la conducta delictiva del abogado valenciano, a quien también atribuyen un delito de falsedad documental por "suplantar la identidad de personas que adquirieron, a presencia notarial, diversas sociedades, aceptando el cargo de administradores únicos y llevando a cabo cambios de objeto social".

La sentencia se conoce a la espera de que la Audiencia Nacional juzgue a Cerdá en otras tres piezas separadas, las relativas a Infinity System, Elite Tecnology y United Electronic.

La Audiencia Nacional ha condenado al abogado Ramón Cerdá Sanjuan a 14 años de cárcel por su vinculación en una nueva trama de fraude que se servía de sociedades pantalla creadas por él para eludir el pago del impuesto del IVA y obtener así beneficios fiscales. Se trata de la segunda condena en apenas un mes para el testaferro de Urdangarín, después de que el pasado marzo el tribunal acordarse para él 13 años de prisión por idénticos delitos fiscales, de falsedad documental y falsedad en documento mercantil en un caso de fraude al IVA que ascendía a los 3,2 millones de euros.

En cuanto al resto del entramado, la sección cuarta de la sala de lo Penal aplica la atenuante de confesión y colaboración a los doce acusados que reconocieron los hechos descritos tanto por la Abogacía del Estado como del Ministerio Fiscal. Una conducta por la que los magistrados han impuesto penas no superiores a los dos años de cárcel, algunas conmutables por multas de cuantía variable en función de la implicación de cada uno de ellos, quienes explicaron cómo manejaban las mercantiles investigadas, vinculadas a la compraventa de aparatos de telefonía móvil.

IVA
El redactor recomienda