negocios en costa rica, argentina, eeuu

Madera, soja, pavimentos, arte, la bolsa... Así justifica Bárcenas su fortuna en Suiza

El extesorero del PP ha intentado convencer a la Fiscalía de que sus ingresos proceden de operaciones empresariales lícitas en el extranjero. Casi siempre cobraba en efectivo

Foto: Declaración de Luis Bárcenas. Detrás, su mujer, Rosalía Iglesias.
Declaración de Luis Bárcenas. Detrás, su mujer, Rosalía Iglesias.

"No me gustaba dejar el dinero ocioso en la cuenta corriente, lo invertía rápidamente". Luis Bárcenas era un as de los negocios. Es el rol que ha querido vender este martes en la segunda sesión de su declaración para intentar convencer a la Fiscalía de que todos los ingresos en sus cuentas suizas proceden de actividades lícitas, de sus "operaciones comerciales en el exterior". No hay que olvidar que más de la mitad de la pena (42 años y seis meses de prisión) que solicita el ministerio público persigue el delito fiscal. Hoy Bárcenas libraba su principal batalla, y ha repetido hasta la saciedad que ha cumplido con el fisco español. "Me he dado cuenta de que he tributado por más de lo que debía al regularizar", señaló.

Madera, soja, pavimentos, arte, la bolsa... Así justifica Bárcenas su fortuna en Suiza

"Simplemente quería tener el dinero fuera porque los fondos procedían de mis actividades empresariales en el extranjero. Era como un fondo de pensiones en el extranjero", ha señalado Bárcenas. Lo dicho, todo un as para acumular en sus cuentas suizas la cifra nada desdeñable de 48,2 millones en el año 2007. Toda una fortuna, que el extesorero ha intentado destripar para dibujar un retrato de hombre de negocios cabal, serio, riguroso, con sentido común, y con muchos amigos que le ofrecían gangas y oportunidades. Un periodo boyante de inversiones y ganancias que simultaneó (por un tiempo) con su cargo público de senador y durante muchos años con la exigencia que le suponía ser primero gerente (nombrado en 1999) y después tesorero del Partido Popular.

Nada de comisiones de la trama Gürtel, nada de sobres por intermediar presuntamente en obras públicas amañadas. No, nada de eso. La lista de los negocios del extesorero del PP es amplia. Y cuanto menos, curiosa. Desde que salió de prisión (en enero de 2015) el extesorero asegura que ha tenido tiempo y fuerzas para elaborar una especie de cuadro contable (al que lamentablemente acompaña muy poca información documental que lo soporte) donde ha descrito todos los ingresos que ha tenido desde que en 1998 abriera su primera cuenta corriente en el Private Bank de Suiza.

Venta de madera en Costa Rica, importantes plusvalías en el mercado de las obras de arte, agente inmobiliario en la venta de una finca en Argentina, la comercialización de harina de soja, comisionista por inversiones bursátiles para terceros, su buen ojo en la bolsa española, socio en una patente en un producto pionero que alisaba viales… No había negocio que se le resistiera, incluso cuando le prestó 150.000 euros a su amigo Luis Fraga (sobrino del fundador de Alianza Popular), "era como mi hermano", ganó dinero, ya que el préstamo personal generó intereses que acabó cobrando con el paso del tiempo.

Luis Bárcenas, a su salida de la Audiencia. (EFE)
Luis Bárcenas, a su salida de la Audiencia. (EFE)

La Fiscalía ha realizado un interrogatorio exhaustivo para intentar que Bárcenas cayera en más de un renuncio, ya que algunas de sus explicaciones han sido bastante inverosímiles. El extesorero sacó un listado y enumeró cantidades (con céntimos incluidos) para comunicar sus actividades y los ingresos que recibió por ellas. Por ejemplo, con su amigo Francisco Yáñez, ya fallecido, ganó 928.000 euros por un negocio en un aserradero de maderas en Costa Rica. "El roble se demandaba entonces mucho en EEUU, para hacer las duelas de los barriles de las bodegas. Exportábamos a los estados de Virginia y Kentucky", señaló Bárcenas.

Habló también de una empresa llamada Zentenari, que le pagó 942.840 euros entre 2003 y 2004. Se dedicaba a actividades agropecuarias, "por la venta de harina de soja en Perú". Los beneficios se los entregaban en mano en Suiza, y él los ingresaba en sus cuentas. "¿Tiene documentación que lo soporte?", le preguntó una sorprendida fiscal. "No, fue un contrato verbal, ya que era relación de confianza", sentenció serio Luis Bárcenas. Por ser socio financiero de Rosendo Naseiro, otro extesorero del PP, ganó 1,84 millones de euros entre diciembre de 2002 y septiembre de 2004, todo por vender y comprar obras de arte. Unos 500.000 euros los recibió por transferencia bancaria. "El resto son cantidades en efectivo que se me dan en la ciudad suiza de Lugano".

La opa de Endesa

Bárcenas asegura que también ganó 200.000 euros por intermediar en la venta de una finca de soja en la ciudad de Santa Fe (Argentina). "Me puso en contacto con el comprador un amigo austriaco. Me desplacé incluso a Argentina". En 2007, el comprador, también austriaco, le transfirió los 200.000 euros desde una cuenta abierta en el paraíso fiscal de Nassau por el éxito de la operación. "¿Alguna factura o documento?", volvió a preguntar la fiscal. Lamentablemente, no. Un grupo de empresarios de Liechtenstein, que tenían la patente de un producto que estabilizaba viales en fincas y en pequeñas pistas de aterrizaje, "aunque hubiese lluvias fuertes", también le pagaron 621.515 euros por su trabajo de intermediación. "Me pagaban en Suiza, o en efectivo o ingresaban el dinero en mi cuenta".

Siempre en Suiza. "Nunca he viajado con dinero desde España a Suiza. Siempre me han pagado en Suiza", recalcó Bárcenas. Su mejer jugada fue en la bolsa. Solo por vender sus acciones de Endesa tras la segunda opa, la del grupo italiano Enel, ganó siete millones de euros. "Tuve información, percepciones y sentido común", señaló Bárcenas, que aseguró que tenía acciones de Endesa dese hace años —las adquirió en 1999— que compró muy baratas, "por ocho y nueve euros", que acabaría vendiendo años después por 40 y 42 euros. Todo un pelotazo, que quiso compartir con un amigo.

Bárcenas ganó otros 733.000 euros por el 20% de la plusvalía que un amigo suizo obtuvo también tras vender las acciones de Endesa. Bárcenas le asesoró, le dijo cuándo comprar y cuándo vender. "No tengo ningún documento, solo las transferencias que me hicieron en 2007 y 2008". Lo que está claro es que Bárcenas debía ser un reputado bróker fuera de nuestras fronteras (además de tesorero de un partido político), porque mucha gente confiaba en él a la hora de asociarse en diversos proyectos.

Por ejemplo, unos 10 inversores uruguayos le dieron tres millones de euros entre 2003 y 2005, siempre en efectivo, para que los metiera en su cuenta bancaria personal y jugara con ese dinero en su cartera de valores. Lo hizo bien, ya que les generó una rentabilidad que alcanzó el 32%. "Yo cobraba una comisión del 2,8%, que ascendió a unos 655.610 euros", señaló Bárcenas, que asegura que les devolvió la inversión, los tres millones, en el año 2009, cuando ya se había destapado el caso. La Fiscalía quiso saber más de estos movimientos. ¿Cómo le daban el dinero? Unos supuestos enviados de los uruguayos le entregan el efectivo en cafeterías de Suiza, que luego él ingresaba en su cuenta. Sin más. Bárcenas enumeró las fechas de las entregas en el cuadro mágico que ha elaborado.

El préstamo a un amigo

Bárcenas ingresó otros 174.000 euros tras la devolución de un préstamo que le hizo Luis Fraga, exsenador, el amigo con el que entró a trabajar en Alianza Popular. Un crédito de 150.000 euros para comprar un casa que le dio "en el año 93 o 94" y que recuperó 10 años después, en un importe superior por los intereses generados en esa década. Lo que está claro es que Bárcenas recibió muchos de sus honorarios por sus "actividades profesionales" en efectivo. Llegados a este punto, quiso desvincular a su esposa, Rosalía Iglesias (también procesada).

"Mi esposa me acompañó al banco suizo en un par de ocasiones o tres. Mi mujer pensaba que eran reuniones de trabajo. Ella nunca me vio entregar dinero en efectivo, se quedaba en una salita esperándome mientras yo mantenía reuniones con los gestores bancarios. Jamás entró en una reunión. Los bancos nunca han tenido ninguna duda sobre la licitud del origen de los fondos. Jamás los bancos pusieron pegas", explicó el extesorero. Significativa fue entonces la pregunta de la fiscal. "¿No declaró los ingresos en efectivo?, ¿no sabía que tenía que declararlos o lo sabía y no los declaró?".

"Simplemente no los declaré", respondió lacónicamente Bárcenas.

Rosalía Iglesias, la esposa de Luis Bárcenas. (EFE)
Rosalía Iglesias, la esposa de Luis Bárcenas. (EFE)

Bárcenas también ha explicado que llegó a Suiza en 1988 con 100 millones de pesetas, cuando abrió su primera cuenta en el Private Bank. Un año después, al comprar un grupo turco esta entidad, el extesorero pasa sus fondos al Dresdner Bank. En 1990 vuelve a mover parte del dinero, ya que el gestor de su cuenta en el Dresdner se va a la Banca della Svizzera Italiana. Allí traslada el 50% de su fortuna suiza.

Pero los gastos bancarios en Italia son elevados. "Luego, conozco a un vicepresidente de Lombard Odier, Frederic Mentha, y traspaso todos los fondos a este banco. Entre 1988 y 2005, la cuenta siempre ha estado a mi nombre personal". Bárcenas solo ha dado datos de sus operaciones a partir del año 2003, "que es cuando estoy acusado de fraude fiscal". Pero antes también realizó con éxito numerosos negocios en el extranjero. Por ejemplo, trabajó como intermediario para la firma Nebulan, participando en la venta del banco de Puerto Rico Eurobank o en la venta de fincas agrícolas en Paraguay.

Su fundación

Es Lombard quien le recomienda poner sus cuentas a nombre de una fundación, ya que en esas cuentas recibirá los ingresos en efectivo de los inversores uruguayos. "Y sobre todo teniendo en cuenta que era senador y persona expuesta políticamente". Nace así la fundación Sinequanom, cuyo administrador es la sociedad Favona, propiedad 100% del banco Lombard Odier. "Es una sociedad que hemos visto a lo largo de otros procedimientos. Era una sociedad que era totalmente del banco, que la utilizaba una parte de la familia real española y determinadas fortunas españolas importantes", señaló Bárcenas. El dinero de la fundación pasó en 2009 a una sociedad uruguaya, de nombre Tesedul.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios