PROPONEN UN FONDO DE COHESIÓN TERRITORIAL

Nace el ‘lobby’ de la España vacía: ocho autonomías exigen un nuevo reparto fiscal

Una macro región que supone el 62% del territorio y el 25% de la población está tomando forma para exigir medidas urgentes contra la crisis demográfica al nuevo Gobierno y a la UE

Foto: Un agricultor trabaja el campo en solitario en Antequera. (REUTERS/Jon Nazca)
Un agricultor trabaja el campo en solitario en Antequera. (REUTERS/Jon Nazca)

Media España se está descolgando del resto para conformar el 'lobby' territorial más grande que haya visto el país en su historia reciente. Ocho comunidades autónomas que dejan a un lado su color político (lo que de por sí ya es novedoso) con un doble objetivo: persuadir al nuevo Gobierno de que necesitan más dinero en el reparto autonómico y convencer a la Unión Europea de que no cierre el grifo de los fondos estructurales. De lo contrario, aseguran, la crisis demográfica se las llevará por delante en cuestión de pocas décadas. 

Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia y La Rioja son las integrantes de esta incipiente macro región, que suma el 62% del territorio pero solamente un 25% de la población. Es la llamada ‘España vacía’, célebre por tener las tasas de despoblación y envejecimiento más altas de toda Europa. Su inesperado altavoz es el Foro de Regiones Españolas con Desafíos Demográficos (FREDD). Se inauguró en 2013 con la intención de ser un foro bienal, pero la sintonía es tal que este año ya llevan tres ediciones, la última la sexta hace una semana en Cuenca. En este último encuentro, los ocho gobiernos autonómicos han aprobado un documento que, por primera vez, pone negro sobre blanco sus reclamaciones, entre las que destaca la creación de un órgano de financiación especial que han llamado Fondo de Cohesión Territorial.

Las ocho autonomías que forman el FREDD reclaman un Fondo de Cohesión Territorial para paliar el agujero de gasto que supone la crisis demográfica

"La demografía debe ser tenida en cuenta en el próximo sistema de financiación autonómica. Eso conllevaría una dotación específica para hacer frente a los retos demográficos de las comunidades autónomas que pertenecemos al foro", adelante Rosa Balas, directora general de Acción Exterior de la Junta de Extremadura. "Con la creación de este instrumento financiero se estimularía la economía y las infraestructuras sanitarias y educativas de estas comunidades. Es algo en lo que ya hemos comenzado a trabajar internamente para proponer al nuevo Gobierno, junto con el resto de iniciativas. Queremos tener lista una hoja de ruta consolidada cuanto antes", continúa Balas.

Los representantes de las ocho autonomías y del Parlamento Europeo en el IV Foro de Cuenca. (JCCM)
Los representantes de las ocho autonomías y del Parlamento Europeo en el IV Foro de Cuenca. (JCCM)

En concreto, este fondo deberá "definir un catálogo de intervenciones" en materia de estímulo económico y creación de empleo, además de compensar el "coste de envejecimiento poblacional que tiene que atender cada Comunidad Autónoma, el coste de las políticas de apoyo a la natalidad, fijar población e impulsar la repoblación". En este punto, el enorme coste de gestionar e impulsar esas poblaciones dispersas y envejecidas que de por sí generan poca riqueza y consumen muchos recursos, radica el agravio de la 'España vacía'.

El pozo de la financiación autonómica

¿Será capaz este ‘lobby’ macro autonómico de abrir el melón de la finanación para pedir, concretamente, que las comunidades que más reciben perciban todavía un poco más? ¿Cómo convencer de ello a Cataluña, Madrid, Baleares y la Comunidad Valenciana, sobre el papel las grandes agraviadas del actual modelo de reparto autonómico? Ese es el gran reto al que se enfrentan estos ocho gobiernos regionales. Su principal argumento, adelantan, es la solidaridad hacia el mundo rural, que para poder gozar de los mismos servicios del entorno urbano necesita cada vez más inversión debido a la dispersión territorial y el envejecimiento. 

"Va a ser un debate muy complicado y está claro que habrá que hacer pedagogía para que se entiendan estas reclamaciones", apunta Sergio Gutiérrez, secretario general de la delegación socialista española en el Parlamento Europeo y participante en la última edición del foro. "Pero se trata de algo tan básico como garantizar la igualdad de oportunidades. El mundo rural se quedó al margen cuando se pasó del modelo agrícola al industrial, y ahora vuelve a estar en riesgo de quedarse atrás en la era digital. Es algo que exige visión de Estado, las comunidades autónomas deben entender que la crisis demográfica es un problema que nos afecta a todos como país, no solo a unas regiones concretas, y que dotar a los más desfavorecidos de acceso a servicios básicos y competitividad en la economía digital y el comercio electrónico nos beneficia a todos". 

Un agricultor sostiene una paca de heno en Antequera. (REUTERS/Jon Nazca)
Un agricultor sostiene una paca de heno en Antequera. (REUTERS/Jon Nazca)
Varias regiones de España registran las tasas de envejecimiento más altas de Europa. (EFE)
Varias regiones de España registran las tasas de envejecimiento más altas de Europa. (EFE)

Los expertos ven muy complicado crear ese Fondo de Cohesión para paliar la crisis demográfica. El problema no es el concepto, sino el momento. "La demografía es un asunto grave, pero hubiera sido más fácil incluirla en la negociación autonómica hace diez años, cuando no había problemas presupuestarios", considera Valentí Pich, presidente del Consejo General de Economistas. "Las comunidades del Mediterráneo son las que objetivamente tienen peor financiación, y aunque este ‘lobby’ tenga buenas razones, en época de restricciones hay otras variables que se terminan imponiendo en un presupuesto. Debemos enfrentarnos al problema de las pensiones, a que el país ha pasado desde 2008 de una deuda pública del 30% al 100% del PIB, y que a pesar de crecer espectacularmente este año cerraremos con un 4% de déficit. Así que está bien que se ponga en valor y se explique el coste que supone dar servicios a una población dispersa, pero en el sistema actual yo no me haría demasiadas ilusiones".

"Aunque este 'lobby' tenga buenas razones, en época de restricciones hay otras variables que se imponen en un presupuesto", advierte Valentí Pich

Desde el FREDD, sin embargo, destacan que la batalla no es sólo con Cristóbal Montoro, sino transversal en todos los ministerios. "Nuestra propuesta es mucho más que revisar el modelo de financiación autonómica. Es la estrategia de empleo, el punto de vista con que se diseñan las políticas sociales y los servicios educativos, que las familias y los jóvenes en los entornos rurales se sientan apoyados”, afirma Carlos Fernández-Carriedo, consejero de Empleo de la Junta de Castilla y León.

"Europa cada vez es más sensible a este problema, así que no estamos solos. Otros países con problemas de dispersión demográfica como Suecia o Finlandia llevan tiempo desarrollando políticas específicas que van más allá de los incentivos fiscales, y es el momento de que en España comencemos a seguir ese camino, ya que somos uno de los países más afectados. Hay que actuar ya", prosigue Fernández-Carriedo, y lanza una reflexión: “Entre los grandes problemas del CIS rara vez aparece la demografía, pero es un asunto fundamental por las implicaciones sociales y financieras que tiene. Debemos sensibilizar a la gente de su importancia igual que se ha hecho con el cambio climático".

La gran ameneza es Europa

Si el primer frente de batalla del ‘lobby’ de la España vacía se encuentra en el Congreso y el Senado, el segundo traspasa fronteras para instalarse en Bruselas. El objetivo, de nuevo, vuelve a ser ambicioso y delicado: convencer a la Comisión Europea de que España debe seguir recibiendo cuantiosos fondos estructurales. Para el presente sexenio (2014-2020) hay comprometidos 36.000 millones de euros, pero los expertos señalan que el próximo Marco Financiero Plurianual de 2020-2026 penalizará fuertemente a España, ya que los países de Europa del Este tienen un PIB mucho más bajo. Incluso Extremadura podría quedarse sin gran parte de fondos comunitarios. 

El Brexit, la alerta de seguridad y la crisis de los refugiados podría hacer perder a España parte de los actuales fondos de cohesión y de la PAC

"La clave es conseguir que el reparto de los fondos estructurales no se base exclusivamente en el criterio de PIB, sino que se incluya el criterio demográfico. En esa propuesta no estamos solos, hay varios países trabajando en la misma línea", confirma Gutiérrez. Y señala: "Más allá de trabajar para 2020-2026, el principal reto es mantener los fondos actuales hasta 2020. Las nuevas políticas de la Unión Europea, como las de seguridad y defensa, inmigración o la crisis de los refugiados se están financiando no con nuevas partidas, sino a costa de las políticas de cohesión, del fondo social y de la PAC. Y ese es un riesgo inmimente para España". 

Visión general del hemiciclo del Parlamento Europeo en Bruselas. (Yves Herman)
Visión general del hemiciclo del Parlamento Europeo en Bruselas. (Yves Herman)

La directora general de Acción Exterior de Extremadura considera "esencial" que Bruselas incluya la demografía en sus criterios de reparto del dinero. Si no lo hace, media España podría pasar una década muy complicada. No hay más que ver el revuelo que se armó entre ganaderos y agricultores por el retraso en el pago de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) a mediados de este año para imaginar el mazazo que supondría para el sector primario español quedarse sin la mitad de ese presupuesto.

 Como resume el europarlamentario socialista, "la PAC ha permitido modernizar el mundo rural con un retorno de la inversión es muy alto. Es un programa de ayudas fundamental y habrá que luchar muy duro para mantener tanto este como el resto de fondos estructurales en el futuro". En el mismo sentido, Balas califica de "fundamental" la PAC para el "apoyo a los agricultores y ganaderos jóvenes y la creación de una economía verde".

Molinos en el Campo de Criptana (Castilla-La Mancha), uno de los activos turísticos rurales de la región. (REUTERS/Victor Fraile)
Molinos en el Campo de Criptana (Castilla-La Mancha), uno de los activos turísticos rurales de la región. (REUTERS/Victor Fraile)

Tampoco ayuda al éxito de este ‘lobby’ autonómico el fenómeno Brexit, ya que la salida de Reino Unido supone en primer lugar menos recursos para el presupuesto comunitario y, en segundo, un cambio en los métodos de cálculo en la redistribución del dinero, en el que España, sin haber cambiado un ápice su delicado equilibrio socioeconómico, pasa a escalar varios peldaños en la media de riqueza europea. En previsión de estas dificultades para obtener más recursos, los ocho gobiernos autonómicos se comprometieron en Cuenca a "potenciar proyectos de cooperación interregional" y "promocionar proyectos agregados entre comunidades autónomas para su financiación con fondos e instrumentos financieros de la UE". 

Y todo al mismo tiempo que el Instituto Nacional de Estadística hurga en la herida: según sus previsiones más recientes, España perderá 552.245 habitantes en los próximos 15 años, y dentro de 50 años una de cada tres personas será mayor de 64 años. Casualmente, son exactamente las ocho comunidades autónomas que forman el FREED las que más habitantes perderán y las que aglutinarán las tasas de envejecimiento mayores. Un "desafío enorme" al que, aseguran, "no le estamos dando la importancia que merece".

 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios