el futbolista insiste en que no cometió delito

Xabi Alonso pide el archivo de la causa abierta contra él y la Fiscalía guarda silencio

La Agencia Tributaria denunció que el futbolista había incurrido en un delito al ocultar al fisco los ingresos provenientes de sus derechos de imagen

Foto: Xabi Alonso, futbolista del Bayern de Múnich. (EFE)
Xabi Alonso, futbolista del Bayern de Múnich. (EFE)

El futbolista del Bayern de Múnich Xabi Alonso ha pedido el sobreseimiento de la causa que mantiene contra él el Juzgado número 40 de Madrid, que investiga al jugador por ocultar supuestamente al fisco los ingresos que cobraba de sus derechos de imagen. La reclamación la hizo la defensa del exmadridista después de que Alonso declarara en el juzgado el pasado julio.

El deportista negó reiteradamente durante su comparecencia -que se retrasó dos meses sobre la fecha prevista- que hubiera incurrido en ilícito alguno en la gestión de sus ingresos. Rechazaba de este modo también aceptar los cargos y llegar a un acuerdo con la Fiscalía como optó por hacer su antiguo compañero en el Liverpool Javier Mascherano, quien reconoció haber defraudado 1,5 millones de euros a Hacienda entre 2011 y 2012 por medio de un entramado de empresas con las que ocultaba el dinero procedente de sus derechos de imagen.

Hacienda entiende que el futbolista del Bayern de Múnich Xabi Alonso incurrió en un ilícito penal al vender sus derechos de imagen en 2009 a una sociedad localizada en Madeira denominada Kardzali que no registraba actividad y ocultar al fisco, por lo tanto, más de 120.000 euros, que es la cantidad a partir de la cual la ley considera que existe delito. Así lo denunció hace un año la propia Agencia Tributaria ante la Fiscalía de Madrid, que abrió diligencias de investigación para determinar si realmente el asunto podía tener consecuencias penales para el jugador. 

Alonso, durante la celebración de la última Bundesliga del Bayern de Múnich. (EFE)
Alonso, durante la celebración de la última Bundesliga del Bayern de Múnich. (EFE)

La posición de la Fiscalía en este caso, sin embargo, no está tan clara como la del denunciante. El Ministerio Público ha decidido, por ejemplo, no emitir su opinión sobre la petición de sobreseimiento reclamada por la defensa de Alonso y dejar que sea el Juzgado número 40 el que decida. Pero no es la única muestra de inseguridad que ha dado el departamento dirigido por José Javier Polo en este caso.

La Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid se mostró inicialmente contraria a acusar al futbolista por un motivo similar al que acabó en la condena a Mascherano porque localizó algunos matices que diferenciaban un asunto de otro. La Fiscalía Provincial, sin embargo, tras consultar con la fiscal general del estado, Consuelo Madrigal, salvó esas reticencias primarias y ordenó interponer una denuncia -que recayó en el Juzgado 40- contra el futbolista del Bayern de Múnich tras recibir el escrito de Hacienda.

Postura poco clara de la Fiscalía

Tras conocer la interposición de la denuncia, el jugador del Bayern volvió a insistir en público en que él no había cometido delito alguno y desveló las muestras de poca claridad sobre el caso que había ofrecido la Fiscalía desde el principio. En concreto, el 26 de febrero de 2016, justo después de que El Confidencial publicara que la Fiscalía había interpuesto una denuncia contra el jugador, éste emitió un comunicado en su cuenta de Facebook en el que afirmó "con absoluta rotundidad" que él siempre había "cumplido con todas y cada una de sus obligaciones fiscales"

Según el futbolista, quien señaló que él no tenía conocimiento de que se había iniciado proceso judicial alguno, el Ministerio Público le había dicho a su abogado que la causa estaba abocada al fracaso. "El 15 de diciembre de 2015 la Fiscalía se puso en contacto con la procuradora y con los asesores legales del jugador comunicándoles que había sido dictado decreto acordando el archivo de las actuaciones por entender que no existía ningún tipo de actuación irregular en el esquema de explotación de los derechos de imagen de Xabi Alonso, haciéndoles saber que de inmediato se procedería a su notificación", desveló el escrito publicado en la mencionada red social.

Javier Mascherano, en la Audiencia Provincial de Barcelona, donde aceptó un año de prisión por fraude fiscal. (EFE)
Javier Mascherano, en la Audiencia Provincial de Barcelona, donde aceptó un año de prisión por fraude fiscal. (EFE)

Desde esa fecha, añadió, sus asesores "permanecieron a la espera de la notificación", que no terminó de llegar. "Superado el plazo de seis meses legalmente previsto para el desarrollo de las diligencias de investigación, los asesores legales presentaron el 5 de febrero de 2016 un escrito" en el que solicitaban la notificación del decreto anunciado, relataba el exjugador del Real Madrid en su Facebook. "Sin mayor explicación nos comunicaron que por orden de la Fiscalía General (...) habían decidido judicializar el expediente", admitió en el comunicado, que se quejaba también de la contradicción entre el departamento dirigido por Consuelo Madrigal y la fiscalía especializada.

Fuentes jurídicas explican que los cambios de criterio dentro de la Fiscalía han provocado cierto malestar en Hacienda, que -al contrario del Ministerio Público- sí veía muy similares los casos de Mascherano y Alonso. Otras fuentes, sin embargo, matizan que se trata un caso algo más complejo que el del futbolista del Barcelona. Al final, el Ministerio Público ha decidido seguir adelante en esta causa, que está únicamente a expensas de que el Juzgado 40 dicte auto de transformación de las diligencias en procedimiento abreviado, lo que conllevaría que el jugador guipuzcoano se viera abocado a sentarse en el banquillo de los acusados.

La Audiencia de Barcelona condenó el pasado enero a Mascherano -quien aceptó los cargos- a 800.000 euros de multa, a devolver el dinero defraudado (1,5 millones de euros) y a un año de prisión que el futbolista no cumplirá por carecer de antecedentes penales. Según la resolución, el jugador del Fútbol Club Barcelona "simuló la cesión de sus derechos de imagen -que recibía de Nike- a una sociedad puramente instrumental radicada en la zona franca de Madeira", lugar que estuvo exento de impuestos hasta 2011 y que, desde ese año, exigió tan solo el 4%, muy por debajo del impuesto de sociedades de España, situado en el 25%. Sus ingresos por este concepto, continuó la resolución judicial, "no generaban obligación tributaria alguna" en España. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios