“yo llevo la pistola, no quiero mamoneos"

Los presuntos violadores: "Hay que buscar cloroformo; luego queremos violar todos"

Los cinco procesados intercambiaban wasaps donde hablan con total normalidad sobre llevar burundanga y pistola a las fiestas de San Fermín en Pamplona

Foto: Concentración contra la violencia de género en septiembre, en Pamplona. (EFE)
Concentración contra la violencia de género en septiembre, en Pamplona. (EFE)

Llevan tres meses en prisión provisional, pero aún siguen saliendo nuevos datos. La investigación sobre la violación de una joven en los últimos Sanfermines ha revelado algunos de los wasaps que intercambiaban los presuntos violadores. En el chat —que se llamaba 'La manada'—, los cinco varones implicados en el caso hablan sin tapujos sobre sus futuras acciones: “¿Llevamos burundanga? Tengo reinoles tiraditas de precio. Para las violaciones”.

Continúa el diálogo sin que ninguno de ellos se sorprenda o alarme ante afirmaciones de este tipo: “Hay que empezar a buscar el cloroformo, los reinoles, las cuerdas… para no cogernos los dedos, porque después queremos violar todos”. El juez ya ha concluido la instrucción del caso de la presunta violación a una joven durante el pasado mes de julio, al considerar que estaban practicadas todas las diligencias pertinentes.

["Se animaban entre sí" y pedían turno: así fue la violación de una joven en Sanfermines]

Son cinco delitos de agresión sexual y un delito de robo con violencia —por la sustracción del teléfono móvil de la víctima— los que finalmente atribuye el magistrado a los procesados, J. A. P. M., J. E. D., A. J. C. E., A. M. G. E. y A. B. F. Entre ellos, se desarrolla una conversación en la que también pueden leerse afirmaciones del tipo “estas vacaciones son la prueba de fuego para ser un lobo” o “yo llevo la pistola, no quiero mamoneos, cuando estemos borrachos, se saca la pistola”.

“Os van a meter presos, chavales”

La Policía continúa investigando toda la información extraída de los teléfonos móviles de los procesados y los archivos compartidos con otros amigos de la pandilla. Tras estos exhaustivos análisis, los agentes han localizado otro vídeo sexual con otra chica como protagonista que también fue compartido a través de WhatsApp. “Madre mía, os van a meter presos, chavales”, escribe uno de los receptores del archivo tras ver la grabación.

[Los mensajes de la violación de San Fermín: "Follándonos a una entre los cinco"]

La mujer del vídeo es una conocida de uno de los guardias civiles que forman parte del grupo 'La manada'. Acudió con él y otros amigos a las fiestas de Torrecampo —pueblo próximo a Pozoblanco, en Córdoba, donde estaba destinado el guardia civil— y, a la mañana siguiente, apareció completamente desnuda y sin recordar nada en el asiento trasero de un coche. La joven no interpuso denuncia porque no recordaba nada, pero ahora se ha enterado de que los presuntos violadores de los Sanfermines la habían grabado mientras mantenían relaciones con ella

Esta agresión anima a la Policía a pensar que las dos violaciones —la de Torrecampo y la de Pamplona— están relacionadas. La presencia de tóxicos inhibidores de la voluntad y la difusión de los vídeos grabados durante los encuentros supondrían un hábito casi rutinario en la repetición de estos delitos. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios