cubría la ruta santander-madrid

Un maquinista de Renfe abandona el tren a mitad de trayecto: "Mi jornada ha terminado"

El suceso se enmarca dentro de una disputa laboral con Renfe en la que los trabajadores se quejan de la falta de personal y exceso de horas extra

Foto: Imagen de un tren de Renfe. (Foto de archivo)
Imagen de un tren de Renfe. (Foto de archivo)

Un maquinista de Renfe, que cubría la ruta Santander-Madrid, dejó a mitad del trayecto el tren de Alvia que conducía y que transportaba a 109 pasajeros porque su "jornada laboral había terminado y no quería arriesgarse a tener un accidente por exceso de horas", informó 'El Diario Montañés'. Los pasajeros, atónitos por lo acaecido, se bajaron del tren en Osorno, Palencia, y tuvieron que esperar durante dos horas en la estación a que Renfe habilitara dos autobuses y un taxi para que terminasen la ruta hasta Madrid.

El tren salió de Santander a las siete de la tarde y se detuvo pasadas las nueve de la noche en Osorno, alegando el maquinista "exceso de jornada de trabajo". En un comunicado, Renfe señala que "por razones de seguridad, la normativa impide superar los límites de conducción efectiva establecidos", pero no explican por qué no había un maquinista esperando en la estación para sustituir al trabajador.

Según la compañía ferroviaria, "este tipo de incidentes no son habituales en la red" y ha manifestado sus disculpas a los 109 pasajeros por el incidente. Lamenta "las molestias" que les provocó y ha destacado que a todos ellos se les comunicó la posibilidad de que recurran al "compromiso de puntualidad de Renfe" para que les sea reembolsado el 100% del importe del billete.

Fuentes de Renfe han asegurado a El Confidencial que se trata de un "hecho puntual" y que han "abierto una investigación interna para esclarecer cómo ha sucedido todo esto". En el comunicado, agregan además que "la empresa analizará toda la secuencia de las actuaciones como parte de la auditoría y para conocer qué sucedió y determinar responsabilidades, que podrían derivar en la apertura de expediente al o a los responsables de la incidencia". 

La versión del Sindicato de Maquinistas

Desde el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) aseguran a El Confidencial que el maquinista avisó a Renfe de que iba a terminar su jornada en la estación de Osorno. "Él, anticipadamente, llamó al centro de gestión, que son los que gestionan la circulación del grupo Renfe, y les informó de que a esa hora ya cumplía y no podía conducir más. Debían tener previsto un maquinista de relevo, pero no ocurrió", aseguran.

También insisten en que "es un tema de seguridad" y no un acto de protesta por parte del trabajador: "Los maquinistas del grupo Renfe tienen establecida, según la ley y por un tema de seguridad, la conducción continuada, que consiste en unos límites a partir de los cuales ya no pueden conducir más: cinco horas y media seguidas. En el caso de este maquinista, a las cinco horas y media de conducción se encontraba en la estación de Osorno, Palencia, y por eso tuvo que detener el tren", aseguran.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
123 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios