pacto con el fiscal horrach

Matas negocia un pacto para confesar sus delitos para evitar la cárcel

La Fiscalía ha anunciado que está estudiando el caso aunque no ha alcanzado ningún acuerdo

Foto: Imagen de archivo de Jaume Matas saliendo de la cárcel de Segovia. (EFE)
Imagen de archivo de Jaume Matas saliendo de la cárcel de Segovia. (EFE)

El expresidente balear, Jaume Matas, negocia para evitar ingresar de nuevo en la cárcel a cambio de confesar sus delitos. Según 'El Mundo', habría llegado a un acuerdo con la Justicia para no regresar a prisión, aunque la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, ha asegurado que todavía no se ha alcanzado ningún pacto con el expresidente balear. 

De acuerdo con 'El Mundo', Anticorrupción habría aceptado que el fiscal Horrach rebaje sus acusaciones si Matas testifica que recogió un sobre en la sede del PP con instrucciones para amañar la adjudicación del Hospital de Son Espases en Baleares, una afirmación que dejaría al partido en un escenario muy delicado. El caso en cuestión le estalló a Matas hace más de un año, cuando el juez Castro admitió a trámite una querrella de Anticorrupción por supuestos delitos de prevaricación continuada, falsedad documental y fraude a la Administración Pública en la adjudicación del centro médico de referencia en la comunidad.

Matas negocia un pacto para confesar sus delitos para evitar la cárcel

Aunque "la decisión no está tomada" según la Fiscalía, de concretarse el acuerdo no sería el primer gesto que Matas tiene con la Justicia, ya que a principios de este año puso a disposición de la Audiencia Provincial de Baleares el palacete que posee en el casco antiguo de Palma a fin de reparar el daño causado en el marco del caso Nóos. En esta otra causa, el exdirigente está implicado por un presunto desvío de 2,3 millones de euros públicos en dos foros sobre turismo y deporte organizados en la isla por el Instituto Nóos.

Nueve meses de cárcel

Con su testimonio Jaume Matas pretende evitar a todo costa verse de nuevo privado de su libertad, como ya le sucediera durante los casi nueve meses (del 28 de julio de 2014 al 20 de abril de 2015) en los que cumplió condena en Segovia por una de las piezas del caso Palma Arena, la de los pagos ilegales al redactor de sus discursos, Antonio Alemany.

En su tiempo en prisión Matas no fue un recluso más, ya que como contó El Confidencial, pasó la mayor parte del tiempo en el módulo de enfermería, una zona reservada en exclusiva a los presos con algún tipo de dolencia. Instituciones Penitenciarias permitió en un primer momento al exdirigente popular que durmiera en ese módulo de la cárcel para que se recuperara de una operación de oído a la que se había sometido solo unos días antes de ser encarcelado. En esta zona de prisión no solo logró disfrutar de una celda más amplia, con capacidad para cuatro personas en lugar de las dos que caben en las celdas de los módulos comunes, también se expuso a menos conflictos. La enfermería es el lugar más tranquilo de la ya de por sí pacífica cárcel de Segovia, reservada para los reclusos sin delitos de sangre o violentos.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios