Treinta muertos en carreteras desde el inicio de la Operación Salida de Semana Santa
  1. España
RETENCIONES en las principales carreteras

Treinta muertos en carreteras desde el inicio de la Operación Salida de Semana Santa

Cuatro fallecidos en las carreteras españolas durante el inicio de la segunda fase de la operación especial de Semana Santa elevan la cifra de víctimas a 30 desde que arrancó

Foto: Vista aérea de la Operación Salida. (EFE)
Vista aérea de la Operación Salida. (EFE)

Cuatro fallecidos en las carreteras españolas durante el inicio de la segunda fase de la operación especial de Semana Santa elevan la cifra de víctimas a 30 desde que arrancó la misma el pasado viernes, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Desde las 15.00 horas de este miércoles hasta las 20.00 del Jueves Santo ocurrieron cuatro accidentes mortales, dos de ellos este jueves con dos muertos.

Uno fue en Palencia en la P-110 y el otro en Pamplona, un motorista que falleció en la NA-2310, a su paso por el municipio Valle de Egüés, después de salirse de la vía con su ciclomotor. Este miércoles hubo otros dos fallecidos, uno tras una colisión por alcance que sucedió en Santiago de Compostela en la AP-9 y un atropello mortal en Baleares en la M-19, suceso ocurrido sobre las 22.00 horas. De esta manera, la cifra de fallecidos en las carreteras se eleva a 30 desde el pasado viernes 18, cuando comenzó el operativo especial de Semana Santa.

Los atascos en las salidas de Madrid y Barcelona, así como en las vías de acceso a zonas costeras como Almería, Cádiz o Santander, marcaron la jornada del Jueves Santo, tal y como informa la Dirección General de Tráfico. A lo largo de la mañana, se registraron retenciones de hasta diez kilómetros en las carreteras de salida de Madrid, especialmente en la carretera de Valencia, A-3, a su paso por Villarejo de Salvanés, Fuentidueña de Tajo, Tarancón, Villarubio y Saelices.

La circulación también fue lenta y con paradas para abandonar la capital española por la carretera de Andalucía, A-4, a su paso por Seseña, Aranjuez, Manzanares y Valdepeñas, así como por la autovía de Extremadura, A-5, a la altura de Móstoles, Navalcarnero, Valmojado y Maqueda.

También hubo dificultades para dejar Madrid por la carretera de A Coruña, A-6, en Majadohonda, Las Matas y Torrelodones, además de la autovía del norte, A-1, entre San Sebastián de los Reyes y San Agustín de Guadalix. A partir de las 14.00 horas, comenzaron las retenciones, con paradas de varios kilómetros, en las rondas de Barcelona, donde el Jueves Santo fue laborable.

Por la tarde, los mayores problemas de tránsito se produjeron en dirección a distintas zonas de la costa como Alicante, Murcia, Cádiz y Cantabria. En concreto, entre Alicante y Murcia hubo más de diez kilómetros de atasco en la A-7, en sentido Almería, por un accidente. La circulación también fue lenta, con paradas de diez kilómetros, en la AP-4 en Sevilla, desde Utrera hasta Los Palacios y Villafranca, en sentido Cádiz, por otro accidente.

En Cantabria, también hubo tramos de casi diez kilómetros de retenciones en la autovía del Cantábrico, A-8, a su paso por Castro Urdiales y a la altura de Laredo, en ambos casos hacia Santander. Un portavoz de la Dirección General de Tráfico constató que se cumplieron sus previsiones, dado que las mayores complicaciones en la circulación se han registrado entre las 08.00 y las 14.00 horas, con la única excepción de Cataluña, donde la mayor afluencia de vehículos está prevista el Jueves Santo por la tarde y el Viernes Santo por la mañana.

Estos días se incrementarán los controles preventivos de alcohol y drogas a cualquier hora a lo largo de la geografía española


Durante la segunda fase de la operación especial de tráfico -que comenzó este miércoles y se prolongará hasta el domingo-, se espera que se produzcan 8,7 millones de desplazamientos de los 14,5 millones estimados para toda la Semana Santa. Hasta doce helicópteros de la DGT sobrevolarán las carreteras, especialmente las secundarias -las más peligrosas- para controlar los excesos de velocidad.

Ocho de estas aeronaves contarán con el radar Pegasus, que consiste en una cámara dotada con un teleobjetivo que permite leer la matrícula del coche y detectar velocidades de hasta 360 kilómetros por hora. Tráfico avisa además que quienes sean detenidos por exceso de velocidad podrían ser obligados por los agentes a someterse a la prueba de alcoholemia o drogas y comprobar la documentación, un punto éste en que se incidirá estos días con comprobaciones del seguro del coche y la ITV en regla.

Semana Santa Atasco Tráfico Clásico Real Madrid - Barcelona Madrid
El redactor recomienda