se prevé que se extienda hasta junio

Comienza el juicio del año: la Infanta y Urdangarin, ante el tribunal del caso Nóos

Serios, sin saludar y sin hacer ningún tipo de declaración. La hermana y el cuñado del Rey han llegado juntos a las 8:10 de esta mañana al polígono de Palma donde se celebra la vista

Foto: La infanta Cristina, en el banquillo de los acusados. (EFE)
La infanta Cristina, en el banquillo de los acusados. (EFE)

Serios, sin saludar y sin hacer ningún tipo de declaración. Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina han llegado a las 8:10 de esta mañana a la Escuela Balear de Administración Pública, situada en el polígono Son Rossinyol, a las afueras de Palma, para asistir a la primera sesión del juicio del año, el caso Nóos, en el que se investiga la trama de corrupción presuntamente organizada por el cuñado del Rey y su exsocio Diego Torres para lucrarse de distintas administraciones públicas a través de una fundación sin ánimo de lucro. La hermana y el cuñado del Rey han llegado en una berlina Skoda negra y han entrado juntos a la sala. Ambos vestidos con pantalón gris y chaqueta negra.

[Álbum: arranca el juicio más esperado de los últimos años]

A ambos lados de la entrada al edificio se agolpaban las decenas de reporteros gráficos acreditados para cubrir el juicio del año, el primero en el que un miembro de la familia real se sienta en el banquillo. Los periodistas han sido citados a las seis y media de la mañana para acceder a dos recintos vallados desde los que cubrir la entrada de los 18 acusados y los abogados de las defensas y las acusaciones. Su entrada se ha producido entre enormes medidas de seguridad. El contingente de Policía Nacional que se encarga de garantizarla ha revisado bolsa por bolsa a cada uno de los periodistas.

Comienza el juicio del año: la Infanta y Urdangarin, ante el tribunal del caso Nóos

Durante la jornada de hoy, el tribunal escuchará las cuestiones previas de todas las partes personadas. Se espera que el fiscal anticorrupción Pedro Horrach y el defensor de la Infanta, Miquel Roca Junyent, pidan la aplicación de la doctrina Botín, lo que, de admitirse por el tribunal en las próximas semanas, supondría el archivo del caso respecto a ella y su salida del juicio. Esa doctrina, establecida por el Supremo en 2007 en el caso de las cesiones de crédito contra el expresidente del Santander, establece que la acusación popular no puede abrir juicio contra un acusado si el fiscal y el perjudicado por el delito no lo piden.

[Estas son las tres magistradas que juzgarán el caso Nóos]

El fiscal acusa a Urdangarin de prevaricación, malversación de fondos públicos, fraude, tráfico de influencias, dos delitos contra la Hacienda Pública, falsedad, estafa, falsificación y blanqueo de capitales, y pide para él 16 años de cárcel. A su esposa, sin embargo, solo la acusa la acción popular de Manos Limpias como cooperadora necesaria de los dos delitos fiscales de su marido, y solicita para ella ocho años. El Ministerio Público se ha opuesto expresamente a que se abra juicio contra ella. La Abogacía del Estado, que representa a Hacienda, la perjudicada por el delito, no lo ha hecho, pero tampoco la acusa de ninguna infracción.

Distribución del interior de la sala del juicio. (EFE)
Distribución del interior de la sala del juicio. (EFE)

El primero en llegar al recinto, a las 7:30, ha sido el abogado de Urdangarin, Mario Pascual Vives. El letrado ha entrado tranquilo, caminando por la acera, mientras respondía a las preguntas de algunos periodistas. Un cuarto de hora más tarde han aparecido los letrados de la Infanta, Miquel Roca y Jesús María Silva, que llegaron hasta la puerta del edificio en un taxi.

Urdangarin y su exsocio Torres han ocupado asientos contiguos en el banquillo. Ayer, durante una entrevista en La Sexta, Torres aseguró que su relación con el cuñado del Rey, tan estrecha durante muchos años, se había roto a raíz del proceso abierto contra ambos. Sin embargo, en los instantes previos al juicio, que ha comenzado a las 9:15, se les ha visto departir amigablemente frente al tribunal.

A las 6:30 de la mañana, había tres personas en la cola para acceder a la sala de vistas como público. Entre ellos se encontraba un estudiante de segundo de Derecho que esperaba preparado con un cuaderno y un bolígrafo. "Es el juicio más importante del año. Varios de los acusados son personas muy conocidas y entre quienes los defienden, se encuentran algunos de los abogados más importantes de España. No me lo podía perder", ha manifestado el joven.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios