Es noticia
Menú
Egoitz, el universitario que hacía de correo entre su padre Josu Ternera y los jefes de ETA
  1. España
operación antiterrorista

Egoitz, el universitario que hacía de correo entre su padre Josu Ternera y los jefes de ETA

El Ministerio del Interior considera al hijo del histórico dirigente etarra el sucesor de David Pla e Iratxe Sorzábal, máximos responsables de la banda detenidos el pasado 22 de septiembre

Foto: Fotografía de archivo de Josu Ternera (d) y su hijo. (EFE)
Fotografía de archivo de Josu Ternera (d) y su hijo. (EFE)

La posición de Egoitz Urrutikoetxea (Bayona, Francia, 1974) -alias 'Harpea'- en la estructura de la banda terrorista ETA es discutible. Algunos aseguran que el hijo de Josu Ternera llevaba años alejado de la dirección de la organización cuando fue detenido ayer por agentes de la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial francesa en colaboración con los Servicios de Información de la Policía Nacional española. Así se lo había recomendado su padre, Josu Urrutikoetxea Bengoetxea, que no tiene hoy por hoy poder ejecutivo en la banda tras su apuesta por la negociación, pero que mantiene prestigio como exdirigente.

Egoitz siguió la recomendación de su padre y limitó considerablemente sus contactos con los máximos responsables de la banda. Únicamente habría servido como correo puntual entre su progenitor y los dirigentes terroristas, entienden las mismas fuentes, que indican que el papel del hijo de Ternera se restringía precisamente a transmitir las 'cualificadas' opiniones del que fuera máximo responsable de la organización durante años a los actuales dirigentes.

Desde el Ministerio del Interior, sin embargo, aseguran que Egoitz es el "responsable del aparato político de ETA". Fuentes del Ministerio explican que el hijo de Ternera se hizo cargo de esta importante plaza después de sustituir hace escasos días a David Pla y a Iratxe Sorzabal -detenidos el pasado 22 de septiembre- al frente de la dirección política de la banda.

Las primeras fuentes consultadas admiten que el hijo de Ternera estuvo en la cúpula de la organización en 2006, cuando su padre estaba al frente de la banda, y que se mantuvo en el entorno de los dirigentes durante los siguientes años, hasta que pasó a situarse al margen de la organización por recomendación paterna.

Egoitz ha vivido toda su vida entre terroristas. De pequeño, sufrió el atentado que el Batallón Vasco Español perpetró contra su padre y esto marcó su trayectoria futura. Ingresó en el grupo juvenil Gazteriak, que posteriormente se fusionaría con Jarrai y se conocería como los cachorros de ETA. En 1997 fue detenido por primera vez durante un control policial. Un año después, las fuerzas de seguridad volvieron a atraparle por participar en ataques a viviendas de policías franceses perpetrados con cócteles molotov, delitos por los que le condenaron a tres años de prisión.

Su papel en Francia adquirió notable protagonismo en el entorno etarra. Dos años después, de hecho, le cayeron 10 meses de prisión más por agredir a un policía de los servicios antiterroristas durante una manifestación en Bayona el 25 de febrero de 2000. Poco antes, Urrutikoetxea trabajó como ayudante de Koldo Gorostiaga, europarlamentario de Euskal Herritarrok. En 2003, Harpea fue detenido por diversos ataques callejeros cometidos junto a otros miembros de Segi, asociación heredera de Jarrai. Tras salir de prisión ese mismo año, Egoitz pasó a la clandestinidad.

Un tribunal de París le condenó en 2007 en rebeldía a cuatro años de prisión por pertenecer a ETA, pero para entonces Egoitz ya había desaparecido. Dos años después, el Tribunal Corrección de París volvió a condenar al joven a otros cuatro años por pertenencia a banda armada.

Su detención ayer por agentes franceses y españoles es consecuencia de las órdenes de arresto emitidas por la jueza Laurence LeVert en 2007, después de que sus huellas aparecieran en varios pisos alquilados por los etarras Aitor Cortazar, Peio Eskisabel, Ramón Sagarzazu y Marisol Iparraguirre.

En el momento de su detención, Egoitz llevaba un año viviendo en París. Su arresto ha servido para que el Ministerio del Interior vuelva a sacar pecho después de la operación que el pasado 22 de septiembre desencadenó la puesta a disposición judicial de Pla y Sorzábal. El departamento dirigido por Jorge Fernández Díaz, de hecho, ha emitido un comunicado conjunto con el Ministerio del Interior francés, dirigido por Bernard Cazeneuve, con el fin de poner de relieve "la gran eficacia de la cooperación antiterrorista" entre ambos países.

La posición de Egoitz Urrutikoetxea (Bayona, Francia, 1974) -alias 'Harpea'- en la estructura de la banda terrorista ETA es discutible. Algunos aseguran que el hijo de Josu Ternera llevaba años alejado de la dirección de la organización cuando fue detenido ayer por agentes de la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial francesa en colaboración con los Servicios de Información de la Policía Nacional española. Así se lo había recomendado su padre, Josu Urrutikoetxea Bengoetxea, que no tiene hoy por hoy poder ejecutivo en la banda tras su apuesta por la negociación, pero que mantiene prestigio como exdirigente.

Josu Ternera Ministerio del Interior Terrorismo
El redactor recomienda